El antes y después de "la mujer vampiro" (Fotos)


María José Cristerna se ha tatuado todo el cuerpo y se ha afilado los colmillos. La mexicana ha cambiado mucho desde 1998. Como se puede ver en las imágenes, en esa fecha era una mujer normal, con algún tatuaje, y con un marido que la maltrataba.

Ahora, tiene todo el cuerpo tatuado, piercings e incluso cuernos en la cabeza, y vive feliz con sus cuatro hijos y un nuevo marido, el padre que siempre había querido para ellos. Aunque la llaman ‘la mujer vampiro’, ella prefiere ‘mujer jaguar’.

Maria José se hizo su primer tatuaje a los 14 años. Su pareja anterior, con la que ha sido madre, la empezó a maltratar un año después de conocerse, a sus 17 años. Una vez tuvo su cuarto hijo, le abandonó.

“Me casé porque me sentí sola; mis padres tenían año y medio de haberse separado, y cuando alguien te hace reír te enamora", explica. María José tiene claro que Silvana, Samantha, Guillermo e Ismael son la razón de su vida. En el día a día es una madre más y acompaña a sus hijos al parque y les ayuda con los deberes.

“Me hice los colmillos porque amaba a los vampiros de pequeña y cambié el color de mis ojos para que tuvieran el color que quería”. Su transformación, eso sí, aún no ha terminado, ya que pretende modificar su cuerpo aún más implantándose cuernos detrás de la cabeza.

Image

Image

Image

Image

Image

Fuente: Telecinco

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios