5 mil funcionarios intervienen cárcel El Rodeo I y II para restituir orden interno


En la madrugada de este viernes más de cinco mil funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo intervinieron los centros penitenciarios El Rodeo I y el Rodeo II, en el estado Miranda, en una operación para desarmar a los reclusos. El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, informó en un contacto telefónico con Venezolana de Televisión que el operativo tiene como objetivo fundamental garantizar el respeto y el resguardo de la vida de cada uno de los ciudadanos recluidos en los dos centros.

"El procedimiento se está desarrollando hasta este momento sin ningún tipo de situación irregular. Estamos en estricto apego al marco constitucional y al respeto absoluto de los derechos humanos de la población privada de libertad", explicó El Aissami.

La medida de intervención se toma para normalizar la situación a lo interno de El Rodeo, debido a que en los últimos días se suscitaron hechos irregulares en los que se registraron 22 fallecidos.

Detalló que está previsto luego el traslado de privados de libertad a otros centros de retención. También se realizarán jornadas de asistencia médica y jurídica para el beneficio de las personas que se encuentran recluidas.

"La fuerza es proporcional a la resistencia" en Rodeo I y II

El viceministro de Prevención y Seguridad, Néstor Reverol, dijo que a cuatro horas de la intervención en Rodeo 1 y 2, unos 1400 reos están bajo control. La vocera de la Dirección de Derechos Fundamentales, dijo que vigila que "el uso de la fuerza sea proporcional a la resistencia". Tres guardias han resultado heridos de bala.

El anexo del Rodeo 1 está plenamente controlado y alberga a 1.400 reos de un total de 4 mil que hay en ese complejo. Falta ingresar al área conocida como La Torre. "Nuestro único interés es garantizar los derechos humanos y el orden. Los familiares están preocupados, como es normal, pero llamamos a la calma. Todos los funcionarios están supervisando esta operación".

"Este es un procedimiento normal para restablecer el orden interno con una requisa extraordinaria por los hechos que han venido ocurriendo. Hacemos un llamado a los internos a que depongan sus actitud y bajen a hacerse su chequeo médico para la asistencia humanitaria con todo el equipo que está aquí desplegado para atender la situación interna", dijo Reverol.

Entretanto María Mercedes Berthe, directora de Protección de DDHH del MO, dijo que están vigilantes a que el uso de la fuerza sea proporcional a la resistencia que demustran los internos. "Hay unos que se resisten a bajar para normalizar la medida. Les hago un llamado como madre y como mujer para que ellos piensen en sus familiares que están sumanente preocupados y quieren que todo vuelva a la normalidad".

Fuente: AVN / Unión Radio

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios