"Alerta sanitaria" por contaminación en Puerto Cabello


El Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud) en voz de su presidente, Dr. Luis Leonardi, se declaró en "alerta sanitaria" ante la contaminación que ha provocado en Puerto Cabello unas 1.600 toneladas de alimentos descompuestos de la red Pdval, que estarían almacenados en 39 contenedores en el puerto de dicho municipio desde hace algunos meses.

Según lo informado por Leonardi, esos alimentos han provocado desagradables olores en toda esa zona, lo cual ha propiciado que unas 20 personas entre niños, jóvenes y adultos, padezcan estados febriles, náuseas, afecciones respiratorios, problemas digestivos, y hayan tenido que ingresar a los diferentes ambulatorios y centros hospitalarios de esa localidad como el hospital Prince Lara. "Queremos hacer una alerta por la situación que está sucediendo en Puerto Cabello, pues desde el domingo se ha presentando una situación irregular, pues desde ese día se han atendido en la red hospitalaria del lugar entre 20 niños, jóvenes y adultos, afectados por malos olores, por eso quiero recalcar que estamos en alerta".

Explicó que producto de una inspección realizada el 23 de marzo de este año, determinaron que los alimentos se encuentran en 39 contenedores, que pertenecen a dos empresas que trabajan para la red Pdval. La primera de nombre Siahoc con un total 29 contenedores, de los cuales 17 están cargados de pollo y 6 de carne, no aptos para el consumo, mientras que se desconoce el contenido de los otros 6. Y la empresa Colonial con 10 contenedores, 6 de pollo, 2 de harina y 2 de carne. "La duda es que no sabemos dónde están siendo trasladados esos alimentos, pues debieron ser enviados al relleno sanitario de La Paragöita en Morón, pero no fueron enviados allí, aparentemente fueron movilizados a Las Tejerías, en Aragua, ese es el motivo de la alerta, no sabemos a dónde han sido trasladados".

Por eso, temen que la población pueda ingerir esos alimentos dañados, y se corra el riesgo de una intoxicación masiva.

En ese sentido, la Dra. Carmen García, vicepresidenta médica de Insalud, manifestó que el problema radica en que los dueños de esos contenedores no tienen los permisos sanitarios para trasladarlos a los rellenos sanitarios. "El alerta es ante el destino final de unos alimentos descompuestos, pues la contraloría sanitaria no les dio los permisos, pues querían llevarlos a Las Tejerías".

Dijo que hay riesgo de intoxicaciones masivas, por las bacterias que pueden estar produciendo la descomposición de esos alimentos alrededor de las almacenadoras. "Hemos recibido unas 20 denuncias de olores nauseabundos en esas localidades, incluso hoy (ayer)". Manifestó que están realizando inspecciones continuas a todas las almacenadoras, mediante un equipo de trabajo de Contraloría sanitaria.

Fuente:
Notitarde

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios