Asesinato de modelo y su novio se ordenó desde el retén de Cabimas


A las 4.00 de la mañana se cumplió la orden. Veinte impactos de bala, como abejas de hierro, estremecieron el cuerpo de Hugo Morales, de 42 años. Los dos sicarios liquidaron al objetivo principal y a la mujer de su vida, la persona que más amaba. A ella le pegaron los seis primeros balazos. A primera hora de la mañana la morgue era un hervidero. Familiares y allegados del joyero ritense tenían plomo en la mirada. Estaban tensos y con los ojos rojos, llenos de rabia e impotencia.

Los seres queridos de Karen Virginia, por su parte, tenían una estampa más común. Alzaban los brazos, se abrazaban entre sí, gemían desconsoladamente. “¡Ella me amaba!, ¿porqué diosito, porqué?”, gritaba incontrolable un hermano de la muchacha. Se lamentaban porque la modelo había llegado a Maracaibo llena de vida hacía apenas horas, proveniente de Aruba.

En los despachos de la Policía Científica, la Secretaria de Defensa y Seguridad Ciudadana y el Cuerpo de Policía del Estado Zulia (CPEZ) se manejaban varias hipótesis desde temprano. El apodo “Yovannito” retumbaba en los pasillos. Surgió el nombre de Raúl Enrique Morales y una muerte similar en Cabimas el pasado 19 de agosto. Se habló de venganza y atentados, de lío de faldas. Un investigador policial fue contundente: “Lo mandaron a matar desde el pabellón C del retén de Cabimas”.

Yovanni Enrique Carmona Polanco está preso en ese centro de arrestos, en el citado pabellón. Un tribunal lo imputó, junto con Carlos Alfredo Añez Meléndez, alias “El Cachi”, por el asesinato de Raúl Enrique Morales, hermano menor de Hugo, quien recibió 26 balazos. Un lío de faldas entre “Yovannito” y Raúl desencadenó el crimen.

Se maneja que hubo amenazas de muerte entre ambos. Un jefe policial no descarta nada. También se habla de una guerra de mafias. Se investigan las llamadas telefónicas realizadas antenoche desde el retén de Cabimas. De allí habría salido la orden del doble crimen, aseguraron.

Se maneja que entre el asesino de Raúl Enrique Morales y su hermano Hugo Morales había una guerra a muerte declarada. El primero, apodado “Yovannito”, purga condena en el centro de arrestos de Cabimas.

¿Vinculado al narcotráfico?

Ante el comunicado emitido por la agencia antinarcóticos de los Estados Unidos de Norteamérica (DEA) y publicado por el diario Excelsior de México el 17 de agosto de 2010, en el que aparece el nombre de Hugo Morales entre los supuestos miembros de una red de narcotráfico que operaba en el Aeropuerto de Miami, el comisario Luis Monrroy, jefe de la subdelegación Maracaibo de la Policía científica, dijo que no sabía si la víctima masculina del crimen era la misma persona citada por el documento.

Monrroy fue claro: “El empresario fallecido no registra antecedentes. Sobre ese documento no poseo información”.

La red estaba integrada, según el informe de la DEA, por Nelson Albarracín (52), Ángel Reyes (41), Renzo Oberto (31), Josué Rubio (39), James Peña (49), Yunier Pérez Cruz (37), Reginald Ríchard (37), Alfredo Barreto (49) y Balbino Armando Ramos (49).

También participaban José Alfonso Medina (34), Róbert Márquez (29), Michael Boveda (29), Hasiel González Rodríguez (32), Lázaro Núñez (43), Elio Sánchez (37), Carlos Ramones (32), Hugo Morales (41), Luis (30) y José Neda, (37) y Francisco González (47).

En el caso también imputados Rolando Rubio (47) Carlos Antonio Jorges Méndez (59) Alexánder Suárez (26), Francisco José Sotelo (64), Milton Humberto Félix (46), Jorge Luis Rodríguez (38) y Alexánder Valdés (39).

A los arrestados los acusaron de importación, posesión y distribución de cocaína y heroína en las calles de Miami.

En la investigación, iniciada en 2007, participaron también agentes de la agencia estadounidense antidrogas (DEA) y la Policía del Condado Miami-Dade.

El fiscal estatal del sur de Florida, Wifredo Ferrer, afirmó al Excelsior que cualquier tipo de contrabando a través del aeropuerto es "una amenaza para la seguridad nacional".

El amor corto de Karen y Hugo

Se conocieron en un vuelo desde Panamá a principios de año. Karen Blanco compró perfumes, ropa y accesorios para vender en Venezuela. Hugo Morales estaba en Centroamérica por motivos desconocidos. De una conversación nació la empatía y el amor.

Amigos de la pareja aseguran que en su relación no había problemas. "Estaban comenzando el noviazgo". Cuentan que Karen sostuvo una relación tormentosa con Luis, su pareja anterior. Los celos del joven provocaron la ruptura hace menos de un año. "Ella estaba centrada en su carrera y Hugo la protegía por sobre todas las cosas".

Salto a la fama

Antes de que le dispararan seis veces, Karen Virginia Blanco Camargo (24) tenía una fuerte preocupación: la posibilidad de dejar a su familia. Era alta y blanca como un armiño. Sus ojos claros resaltaban por el negro azabache de su largo cabello y su lunar sobre el labio le adornaba la sonrisa.

Pero era el futuro que había abonado, desde 2002, cuando salió de su Machiques natal para participar en el castín de la elección de la reina ferial de La Chinita. Tenía apenas 15 años cuando descubrió que su belleza resaltaba entre las de sus contemporáneas.

Se presentó por tres años consecutivos al castín de las candidatas del Miss Venezuela, pero siempre la rechazaron.

Isidro Linares, su estilista, cree que a Karen la vetó la Presidencia del certamen. "Era extremadamente bella. Una mujer perfecta. Le gustaban las cosas bien hechas y estaba pendiente de mejorar cada día".

La constancia le sonrió por primera vez en 2007, cuando resultó primera finalista del Miss Venezuela Turismo y representó al país en Malasia en el concurso internacional.

Su rostro ya era conocido entre los portales de moda. Su nariz perfilada seducía los flashes en las fiestas públicas y su voluptuoso cuerpo atrapaba las miradas en las calles.

El año pasado visitó Estados Unidos con la intención de formar parte de Nuestra Belleza Latina. La descartaron una vez más, pero recibió un contrato por parte de Univisión. Querían que fuera modelo del canal.

A la joven le encantaba el comercio. De sus viajes traía perfumes, ropa y chocolates para vender. El mes pasado viajó a Aruba con unas amigas a divertirse y pensar la decisión. "Estaba en ese trance de si dejar o no a su familia para irse a vivir a Estados Unidos".

El éxito le sonrió en el extranjero después de los rechazos nacionales. Ahora se debatía entre la soledad de la fama y la tranquilidad familiar. No sabía qué hacer. Ayer la mataron.

Temores de un año

A Hugo Enrique Morales Jade (42) lo perseguía la fortuna y la desdicha a la vez. Sus años de juventud los pasó con sus padres y sus tres hermanos en Puerto Escondido, municipio Santa Rita. La prosperidad los llevó a mudarse a Cabimas, donde cada miembro formó su familia. Sus padres tienen negocios en Maracaibo y la Costa Oriental.

El año pasado fue uno de los peores para ellos. El 19 de agosto dos hombres asesinaron de 26 tiros a Raúl Enrique, el menor de los hermanos, en el sector Amparito de Cabimas.

El Juzgado Cuarto en Primera Instancia en lo Penal imputó a Yovanni Enrique Carmona Polanco, "Yovanito", y Carlos Alfredo Áñez Meléndez, alias el "Cachi", por homicidio calificado.

Las averiguaciones aseguran que el motivo del enfrentamiento tiene nombre y apellido: Lisett Carelis Eugenio Guedez, la "Colombianita". La dama, al parecer, le era infiel a "Yovanito" con Raúl.

La Policía informó para entonces que Raúl fue investigado por la violación y homicidio de Yoxara Carolina Louver López (12), registrado en 1997.

Dos días antes del homicidio el Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado anunciando el desmantelamiento de una red de narcotráfico integrada por latinos que operaba en Miami. Llevaba heroína y cocaína desde Suramérica hasta el aeropuerto internacional de Florida.

De los 27 involucrados detuvieron a 19. A los ocho evadidos les prohibieron la entrada al país y les prometieron cárcel. Entre ellos, figuró el nombre de Hugo Enrique Morales, para entonces con 41 años.

Cuando regresó a Venezuela denunció ante la Fiscalía del Ministerio Público que "Yovanito", detenido en el retén de Cabimas, lo amenazó de muerte. Allegados aseguran que siempre estuvo alerta, al igual que sus familiares, de algún atentado en su contra. Ayer le dieron 20 tiros antes de abordar su camioneta blindada.

Fuente: http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=60867
Foto: http://www.panorama.com.ve/01-06-2011/avances/modelo-muerta.html

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal