Chamanes colombianos se reúnen para revisar cómo la humanidad puede vivir mejor


Una docena de chamanes indígenas colombianos se reunieron este martes en Bogotá para revisar cómo la humanidad puede "vivir mejor, estar en paz, tranquila y feliz", bajo la supervisión del taita (líder indígena de edad) Orlando Gaitán, premio Nobel Alternativo. Congregados en una maloka, una vivienda comunitaria de los indígenas amazónicos, ubicada en el Jardín Botánico José Celestino Mutis de la capital colombiana, los chamanes se prepararon también para celebrar una ceremonia de sanación colectiva. Gaitán, líder espiritual de la etnia carare, recordó que hasta el 30 de agosto se celebra en la ciudad colombiana de Pasto, al suroeste, un Encuentro Internacional de Culturas Andinas que se concentra en la medicina tradicional indígena.

"En este momento en Pasto hay una congregación de 'abuelos y abuelas ancestrales' que representa a unos pueblos indígenas en este pensamiento", dijo a Efe el chamán, quien precisó que la convocatoria se extiende "a toda la humanidad".

El taita explicó que el espíritu "se congrega en la visión de lo que está pasando en la humanidad", pero en el aspecto positivo, porque "lo malo ya pasó".

Según los demás "abuelos ancestrales", la maldad y el desorden de la "revuelta" humanidad responden al gobierno de una ley "que el hombre acomodó a la ilusión de lo vano" y que se aleja de la "ley de origen" que rige el camino de los pueblos.

"Estamos buscando cómo encontrar las llaves del pensamiento ancestral, llaves que se guardaron por miles de años y se están revelando a través de las plantas e himnos sagrados y del linaje de los abuelos, y muestran qué hacer ahora, cómo vivir mejor, cómo estar en paz, tranquilo y feliz", comentó Gaitán.

Un 3 por ciento de la población colombiana corresponde a grupos indígenas, quienes no superan el millón de habitantes distribuidos en 102 pueblos, 34 de los cuales están en riesgo de extinción.

Las etnias más numerosas de Colombia son la nasa, la senú y la embera, además de unos ochenta grupos más entre los que figuran los awá, los carare, los wounaan, los kamëntsá o los yanacona. EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios