Conmoción en Valles del Tuy... Tras asalto a buseta asesinan a maestra y policía


Una maestra y un funcionario de la Policía Metropolitana murieron en medio de un atraco que pretendían cometer dos asaltantes de busetas, en horas de la mañana de ayer, a la altura del sector La Damatera en la carretera La Raisa de Santa Teresa del Tuy, municipio Independencia. Un tercer pasajero resultó herido.

Los fallecidos fueron identificados como Eneida Josefina Gómez Vegas de 42 años de edad, quien era licenciada en educación y desde hace dos años fungía como subdirectora de la Escuela Estadal “Cartanal I”, ubicada en el sector El Cartanal Viejo de Santa Teresa del Tuy, municipio Independencia, y el Cabo I de la PM, José Arnaldo Piñate de 36 años de edad, quien enfrentó a los dos hampones. El lesionado fue identificado como Deivis Rojas de 20 años de edad, quien recibió un balazo en el muslo derecho. El mismo permanece recluido en un centro asistencial siendo su estado de salud estable.

“Esto es un atraco”…

Los hechos se registraron cerca de las 5:45 minutos de la mañana de ayer en la carretera nacional La Raisa, a la altura de la estación de servicios Móvil de Santa Teresa del Tuy, en el interior de la unidad marca Encava, color azul, placa AN-960X, perteneciente a la Asociación Cooperativa Mixta-Internacional de los Valles del Tuy, cuando uno de los pasajeros, en voz alta, dijo: “Esto es un atraco, bajen la cabeza y entreguen todo lo que tengan”. El delincuente, quien había abordado el bus, al igual que el resto de los usuarios, en el terminal de Ciudad Lozada, estaba ubicado en uno de los primeros puestos del colectivo y con un arma apuntó a todos los viajeros.

Al parecer el efectivo Piñate, quien se encontraba sentado en el asiento del medio de los últimos puestos, desenfundó su pistola Glock, con la cual enfrentó al atracador sin imaginar que a su lado viajaba un cómplice del ladrón, quien le disparó en dos oportunidades en su brazo izquierdo, mientras que el pillo que tenía enfrente, también le efectuó varios balazos. Los tiros de este sujeto dieron blanco en la humanidad del Cabo I y en su arma de reglamento, la cual se partió en varios pedazos.

En medio de la balacera los delincuentes forcejearon con Piñate y se escucharon otras detonaciones, recibiendo un impacto de bala en la cabeza, con salida en la región frontal, la educadora Eneida Josefina, quien cayó en los brazos de su hermana con quien viajaba con destino a la ciudad de Caracas.

Los delincuentes se bajaron del colectivo, a la altura del sector Chaparral de La Damatera, y lo único que se llevaron fue el arma del funcionario, mientras que el conductor del Encava se trasladó al hospital de Santa Teresa pero ya la docente y el policía estaban muertos en el pasillo de la unidad, la cual quedó aparcada frente al centro de salud. Los cadáveres fueron levantados por el Cicpc del Tuy.

Dolor e impotencia

Familiares, vecinos y compañeros de labores de la docente Eneida Josefina se concentraron en las afueras del hospitalito donde escenificaron escenas de dolor e impotencia por la muerte de la docente, a quien catalogaron de excelente profesional y de inimitable calidad humana. Se supo que Gómez Vegas vivía en la calle principal del sector El Rosario de Soapire, en Santa Lucía. La misma era casada y madre de dos hijas de 10 y 12 años de edad.

Es importante destacar que la educadora, ampliamente apreciada y conocida en los municipios Paz Castillo e Independencia, dictaba además cátedra de Sociales en el liceo de Cajigal de Santa Lucía. En medio de su tristeza, parientes de Gómez Vegas señalaron que ésta viajaba con destino a la ciudad de Caracas, en compañía de su hermana, ya que iba a ser sometida a una operación de la vista en el Centro Oftalmológico de Altamira.

Soñó con su muerte…

El seno del hogar del efectivo Piñate también se llenó de desconsuelo con su muerte. La humilde vivienda del efectivo, la cual compartía con su esposa y sus dos hijas de 12 y 15 años de edad, en el sector El Hoyito de Ciudad Lozada en Santa Teresa, fue colmada de vecinos y familiares, quienes no daban crédito a lo sucedido. La viuda de Piñate narró a La Voz que éste tenía 17 años de servicios ininterrumpidos en la policía capitalina y en la actualidad estaba adscrito al Centro de Coordinación Policial de la parroquia Sucre. Piñate iría en la mañana de ayer a recibir su respectiva guardia. “Él, tuvo un sueño hace tres días donde le daban un tiro en la cabeza, por ello se despertó sobresaltado y no fue a trabajar esa guardia pero ayer debió cumplir con sus funciones y encontró la muerte”, dijo entre lágrimas y dolor la mujer.

En Cicpc barajan nombres de los presuntos homicidas

Le corresponderá a los efectivos del Cicpc de la zona indagar y esclarecer este doble homicidio que ha conmocionado a la colectividad tuyera. Los sabuesos manejan varias hipótesis sobre este hecho: una señala que los presuntos responsables del lamentable suceso serían dos de los integrantes de la banda “Los Roba Pollo”, aunque no se descarta la posible actuación de “David Flaquito” del Hoyito, quien al parecer se la había jurado al efectivo luego que un hermano suyo sostuviera un impasse con el PM. En la tarde de ayer, el Cicpc planificaba realizar varios allanamientos en la parroquia Cartanal en busca de los homicidas.

Transportista del Tuy decretaron “Hora 0” por doble homicidio

Paros escalonados que comenzarían el próximo lunes, anuncian transportistas de los Valles del Tuy, en demanda de la aplicación de medidas urgentes e inmediatas de seguridad por parte del Ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, ante el asesinato de una docente y un funcionario de la Policía Metropolitana, durante el asalto a una buseta en el municipio Independencia. La medida de los conductores se acordó en la mañana de ayer, durante una asamblea de choferes que congregó a los presidentes de las líneas urbanas y sub-urbanas de la región tuyera, voceros de los consejos comunales, representantes del Cutac y directores municipales de transporte, la cual se realizó en la sede de la línea Indepasib, ubicada en la urbanización Las Flores de Santa Teresa del Tuy.

Las acciones en demanda de seguridad arrancaron desde ayer, con la pinta en los parabrisas de las unidades con la “Hora 0”, en espera de una respuesta de seguridad inmediata. “De no tener ningún pronunciamiento oficial, como el incremento de patrullajes y la intervención de funcionarios de la Guardia Nacional, iniciaremos los paros escalonados desde las 8:00 a.m. hasta las 12 del mediodía. Daremos otra tregua en caso tal que tampoco hayamos recibido respuesta alguna y el miércoles, el paro será de 6:00 a.m. a 12 del mediodía y si no somos escuchados, lamentablemente se paralizará el transporte en los Valles del Tuy el día viernes y tomaremos La Peñita en Charallave”, apuntó Henry García, director del Bloque Urbano de Transporte del municipio Independencia.

Manifestó que “realmente no son las medidas que nos gustarían aplicar, por cuanto vamos a afectar a la gran cantidad de usuarios del transporte público que a diario viaja a Caracas y otros municipios del Tuy a laborar, estudiar o realizar cualquier diligencia, pero necesitamos resguardar la vida de nuestros pasajeros, choferes y colectores, porque a diario somos víctimas de delincuentes”. Refirió García que lamentablemente los cuerpos de seguridad de la región, “están incapacitados para afrontar la inseguridad que nos golpea a diario por la falta de funcionarios, unidades y equipos, o por lo menos es lo que nos dicen cuando solicitamos se incrementen los operativos de vigilancia”.

Cutac pide Policía Nacional

Por su parte el Presidente del Comité de Usuarios del Transporte Público Mario Iriarte, solicitó la intervención inmediata de la Policía Nacional, además que se reactiven los operativos del Dibise a cargo de efectivos militares, patrullajes continuos y otras medidas de seguridad, como una alternativa para frenar la ola de atracos, asaltos y homicidios que a diario se comete en la región tuyera. Destacó Iriarte, que lamentablemente hasta los momentos los organismos policiales de la zona, resultan insuficientes y no están cumpliendo las normativas de seguridad, para combatir la delincuencia en la región, incrementándose el índice delictivo, en diferentes modalidades, en particular el homicidio.

“No estamos de acuerdo con los paros anunciados por los transportistas, pero reconocemos que de alguna manera tienen que hacerse sentir y es por ello que este organismo solicita al Ministerio de Interior y Justicia se pronuncie cuanto antes y ofrezca mayor seguridad a los habitantes tuyeros, respetando los derechos fundamentales de la gran mayoría de trabajadores que vive en los Valles del Tuy”. Asimismo solicitó al Ministro Tareck El Aissami, aplicar mecanismos que permitan a los usuarios denunciar con tranquilidad a quienes los agreden, “porque precisamente la fuga de información de los cuerpos policiales y el cobro por las libertades de los presos, es lo que ha frenado la denuncia de delincuentes”.

Falló la supervisión

Telmo Vadell, Jefe de la Unidad de Planificación, Terminales y Conexos de la Alcaldía de Independencia y Secretario General del Cutac, manifestó que se debe retomar la revisión de los pasajeros, a la hora de abordar las unidades, como se venía haciendo, por parte de los funcionarios policiales. “Prácticamente se dejó de revisar porque muchos usuarios y conductores se opusieron a ser chequeados, como también cuestionaron el cierre del terminal de Ciudad Lozada y otros mecanismos que se habían implementado para proteger la vida y bienes de los pasajeros, choferes y colectores”, apuntó Vadell. Recomendó a los transportistas no tomar pasajeros en la vía, “porque en la mayoría de los casos son estas personas las que atracan los colectivos”. Asimismo señaló que se requiere con urgencia la implementación de operativos.

Educadores piden seguridad

Representantes del magisterio también se unieron al clamor de los conductores y exigieron a las autoridades que se haga justicia en el doble crimen y se garantice la seguridad de las personas. Muchos docentes que se reunieron ayer a las afueras del hospitalito de Santa Teresa, donde el caos reinó por varias horas, toda vez que los dos cadáveres permanecían allí dentro del colectivo, contaron lo difícil que se les ha hecho trabajar en los últimos meses, ya que los planteles prácticamente se encuentran a merced del hampa.

“Nos roban hasta dentro de los salones y nadie hace nada por controlar esta situación”, dijo una educadora, al narrar que en días pasados, cuando salía del plantel donde labora en la urbanización Dos Lagunas, un delincuente la despojó de su cartera. Esta situación se vive en todos los planteles educativos de los Valles del Tuy, cuyo personal pide a gritos que se refuercen los operativos policiales en las adyacencias de los mismos.

Fuente: http://www.diariolavoz.net/seccion.asp?pid=18&sid=431&notid=355495

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios