El embalse de Guri se encuentra 9 metros por debajo de su nivel normal


La fuerte sequía que ha afectado al territorio venezolano ha ocasionado que en los actuales momentos el embalse de Guri, que represa las aguas del río Caroní en el estado Bolívar para alimentar a las centrales hidroeléctricas Simón Bolívar (Guri), Francisco de Miranda (Caruachi) y Antonio José de Sucre (Macagua), se encuentre 9 metros por debajo de su cota normal. Así lo señaló el gerente de la División de Planta Guri de la empresa estatal Electrificación del Caroní (Edelca), Francois Morillo, quien explicó que a la presente fecha el nivel de este embalse se ubica en 261,11 metros, lo que representa 9 metros por debajo de lo que debería tener para enero, que normalmente se ubica en 270 metros.

Acotó que esta situación obedece en primer lugar al efecto del fenómeno climatológico 'El Niño' que prácticamente redujo a su mínima expresión las lluvias sobre la zona norte de Sudamérica en el último período de invierno.

En el caso de Venezuela, agregó, esta carencia de lluvias ha afectado notablemente a los afluentes del río Caroní y por consiguiente, redujo en más de un 80 por ciento el aporte de caudal al Embalse de Guri, cuya extensión de 4 mil 600 kilómetros cuadrados lo convierte en el mayor lago artificial del país.

Además, apuntó, también se presenta un problema de alto consumo eléctrico en las zonas comerciales, industriales y residenciales de todo el país, lo que ha obligado a Edelca a destinar mayor cantidad de agua de este embalse para movilizar las gigantescas turbinas de las tres centrales hidroeléctricas.

'Actualmente el embalse desciende a un ritmo de 9 centímetros diarios, lo que nos obliga a pedir a la población a concientizarse sobre la necesidad de unirse a la campaña de ahorro de energía eléctrica que impulsa el Gobierno Nacional a través de la Corporación Eléctrica Nacional', apuntó.

Explicó que la Central Simón Bolívar, antiguamente conocida como Central Guri, se ubica en el municipio Angostura del estado Bolívar, 100 kilómetros aguas arriba de la confluencia del río Caroní con el río Orinoco.

Esta es la mayor central generadora del país, ubicada al oriente del territorio nacional, con 20 unidades movidas por agua capaces de generar 10 mil megavatios/hora anuales de energía.

Por su parte, la central Francisco de Miranda (Caruachi), se encuentra 16 kilómetros río abajo de Guri, y finalmente, la central Antonio José de Guri (Macagua) se ubica a solo 3 kilómetros de la unión de ambos ríos y está integrada prácticamente insertada dentro del urbanismo de la zona centro-sur de Ciudad Guayana.

Ambas centrales tienen una capacidad de generación de 2 mil 600 megavatios/hora por año, la misma capacidad que tendrá la central Tocoma, actualmente en construcción en una zona del río ubicada entre las centrales Guri y Caruachi.

Una vez culminada Tocoma, el río Caroní se convertiría en el único a nivel mundial en soportar a cuatro gigantescas centrales hidroeléctricas a lo largo de su recorrido.

El funcionario recordó que estas centrales producen actualmente el 73 por ciento de la electricidad que consume el país, por lo que la afectación de los niveles del embalse tiene consecuencias directas sobre la disponibilidad de energía en todos los rincones del país.

Al respecto, exhortó a la población a hacer uso adecuado de los aparatos eléctricos, aires acondicionados, luces y otros dispositivos en sus hogares y trabajos.

Igualmente, recordó que el Gobierno Nacional inició una campaña para reducir en un 20 por ciento el consumo de energía en las empresas públicas de todo el país.

Parte de este plan contempla un reajuste en los horarios de los grandes centros comerciales y comercios, así como un ahorro de más de 500 megavatios en el consumo global de energía en las grandes empresas productoras de hierro, acero y aluminio que funcionan en el estado Bolívar, entre otras acciones. ABN

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios