Entre Bs. 500 mil y un millón cobran los extorsionadores en Zulia


Luego de las extorsiones y los tres ataques a diferentes locales comerciales en Maracaibo, las autoridades policiales mantienen activas las averiguaciones para determinar el tipo de banda actuante y determinar cómo frenar el delito en la ciudad.

“Son actos de terrorismo, en los que participan varias bandas vinculadas a la extorsión para amedrentar a las víctimas”, aseguró el jefe de la región zuliana del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario Juan Pereira.

La Ferretería Chicho, el edificio Las Carolinas, donde funciona el Imau, un medio de comunicación, el Palacio de Justicia y el reciente caso del galpón de productos de limpieza, ubicado en Sabaneta, son el eje en el que giran las investigaciones que ejecuta el cuerpo detectivesco en conjunto con el Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes).

El comisario detalló que “estamos ante la presencia de la participación de varias bandas implicadas con diferentes modus operandi. Hay muchos grupos delictivos y estamos haciendo el descarte”.

Estos hampones inician la extorsión captando a sus víctimas a través de las redes sociales, luego comienzan a amedrentarlas, solicitándoles altas suman de dinero, cuya cantidad oscila entre los Bs. 500 mil y un millón. “Si la víctima se niega a pagar, tirotean las casas e incluso incendian sus establecimientos comerciales”, señaló el jefe policial.

Las denuncias inclinan las investigaciones hacia la parte penal. Sin embargo, el comisario Pereira refirió que “el camino de las pesquisas aún está en una fase media, si tiene vínculo con los reclusos de los centros penales se tomarán las medidas concernientes con el Ministerio Público para anular de manera radical estas conexiones delictivas con la parte externa”.

La autoridad policial añadió que “somos organizaciones dirigidas a atacar y prevenir este flagelo y el trabajo va a ser en conjunto para dar con la raíz de los delincuentes responsables”.

Las redes sociales resultan agravantes para los empresarios, por lo que el comisario acotó que “estas personas deben mantener en reserva sus negocios para evitar ser seleccionados por los extorsionadores”.

No todas las bandas actúan de igual forma. Esto lleva a las autoridades a enfocarse en los hechos más recientes y en el intercambio de información que con todos los cuerpos policiales para atacar el problema.

“El trabajo se está realizando. Estamos tras la pista de varios delincuentes implicados en este delito que es uno de los más delicados, aparte del secuestro.

Las investigaciones se están encaminando y a través del descarte siguiendo las pistas de los criminales daremos con el paradero de los autores intelectuales y materiales de todo este flagelo”, aseguró el comisario.

Fuente: Panorama

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal