Escándalo estudiantil: La 'examinadora sexual' de la Universidad de Duke


La comunidad universitaria estadounidense está indignada. Una estudiante de la Universidad Duke, una de las instituciones privadas más prestigiosas del país, ha presentado como proyecto fin de carrera una lista de los chicos con los que ha mantenido relaciones sexuales en sus años de estudiante. En el trabajo explica con todo tipo de detalle cada uno de los 13 'polvos' que ha tenido con otros estudiantes de Duke, a los que presenta con nombre y apellido y fotografías. Cada uno de los 13 chicos es clasificado por el tamaño de su pene, su habilidad en la cama o las peticiones sexuales que demandó a la autora. Al final del capítulo que dedica a cada chico concluye con los 'pros' y 'contras' de haberse acostado con ellos.

Aunque en principio, Karen Owen, autora del proyecto, sólo envió su trabajo a tres 'amigos', poco a poco su 'Fuck list' (Lista de polvos) se extendió como la pólvora por internet cuando un amigo se lo envió a otro amigo y éste perdió el control de los emails que había enviado. Las redes sociales hicieron el resto y en apenas tres días todo el país ha leído los detalles sexuales de los 14 estudiantes implicados. Al parecer, los 13 chicos eran lo suficientemente populares como para que el proyecto se haya convertido en uno de los virales más potentes que se recuerdan en Internet.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría en la Universidad de Duke, donde han estudiado, entre otros, Richard Nixon o el ex presidente chileno Ricardo Lagos. Sus responsables no pueden creer que se haya ensuciado de este modo el nombre de una universidad, que suele aparecer en el 'top 10' de las más prestigiosas y que sólo acepta al 14% de los estudiantes que solicitan entrar.

Karen Owen, que sin duda pasará a la historia por haber escrito la tesis más polémica de la historia de su universidad, ya se ha arrepentido del tema que eligió para el proyecto. "Me arrepiento con toda mi alma. Nunca traté de herir intencionalmente a ninguna de las personas que nombro en el trabajo", aseguró en la que hasta ahora ha sido su única entrevista con la revista Jezebel. Poco después cerró sus cuentas en Facebook, Twitter y toda red social en la que participaba y desapareció de la faz de la tierra.

Es común que los estudiantes elaboren listas en las que puntúan sus experiencias sexuales. Sin embargo, éstas no suelen salir de la habitación de una residencia universitaria. Los estudiantes han mostrado que están muy molestos porque se hayan publicado los nombres y fotos de los chicos 'víctimas' de este extraño proyecto. La mayoría de ellos son conocidos atletas de los equipos de la Universidad.

Por ahora, lo único que se sabe de la 'estudiante más odiada' de Duke es que ha recibido una oferta para escribir un libro por parte de un editor de Nueva York, que considera que su trabajo "es muy entretenido y excitante".

Fuente: http://www.elmundo.es/america/2010/10/04/estados_unidos/1286224433.html

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios