Escándalos por violencia policial en nuestro país apuntalan la Policía Bolivariana


Los escándalos denunciados esta semana por la brutalidad de las policías locales en el país vuelven a dejar en entredicho la estructuración de la seguridad en el país y apuntalan la aún incipiente Policía Nacional Bolivariana, que en su certificado de nacimiento promete una actuación profesional. Denuncias del oficialismo contra la Policía Municipal de Chacao de Caracas por supuestos abusos de detenidos, y de la oposición contra la de Barinas por los presuntos golpes a Lorent Saleh, un joven dirigente contrario al Gobierno de Hugo Chávez, han vuelto a poner en el ojo del huracán el proceder policial.

La inseguridad es identificada en todas las encuestas del país como el principal problema de todos los venezolanos.

A pesar del "cargadísimo contenido político e ideológico, en mi opinión es una buena intención" la del Gobierno al crear la Policía Nacional Bolivariana, admitió a Efe el alcalde de Chacao, el opositor Emilio Graterón.

"Si hubiese una verdadera disposición a acabar con el delito y mejorar la seguridad de los ciudadanos, este (nuevo cuerpo policial) podría ser un buen instrumento, porque además plantea mecanismos de coordinación con las policías municipales y regionales", indicó.

La diputada oficialista Cilia Flores tildó el martes a Grateron de "fascista" y de formar parte de un "plan macabro" tras presentar en el Parlamento un vídeo en el que se aprecian agresiones de agentes de la Policía de Chacao a detenidos en prácticas, dijo la legisladora, que "no tienen nada que envidiar a lo que ocurre con los acusados por EE.UU. de terrorismo".

Graterón defendió el proceder de la Alcaldía y reiteró a Efe que fue él quien denunció el caso a la Fiscalía hace más de un año y que esos agentes están a la espera de recibir su castigo.

El alcalde subrayó que "no es casual que se ataque a la Policía de Chacao, siendo el cuerpo policial más eficiente del país, con el más alto índice de efectividad", lo que deja en entredicho la instrumentalización de los ataques contra los cuerpos de Policía con fines políticos.

Desde este miércoles la Policía de Chacao está sometida a una "asistencia técnica" por el Gobierno, lo que Graterón achacó a una intención de "tapar otros escándalos que sí son graves y que pueden generar unas responsabilidades importantes de altos personeros" del Ejecutivo de Chávez.

Con ello aludió a denuncias contra Adán Chávez, hermano del presidente y gobernador del estado Barinas (oeste), a quien la oposición acusa de ordenar a la Policía bajo su mando una golpiza esta misma semana al joven opositor.

"En ese reino del abuso, donde la familia Chávez ha construido su Falcon Crest, Adán, el gobernador, soltó a sus perros de presa policiales y éstos han reprimido con saña a los estudiantes y en particular a uno de sus dirigentes, Lorent Saleh", escribió hoy el líder opositor Teodoro Petkoff, en el diario Tal Cual que dirige.

Petkoff indicó que a Saleh, que encabezó a principios de año una huelga de hambre ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas, "le rompieron la cara a fuerza de golpes".

La secretaría ejecutiva del Consejo General de Policía, Soraya El Achkar, dijo a Efe que la creación de la nueva Policía "no obedece a una voluntad" del Gobierno sino de la Constituyente que redactó la nueva Constitución del país aprobada en referendo al inicio del Gobierno de Chávez.

"Fue voluntad popular" la existencia de la Policía Nacional Bolivariana y el Gobierno solo "está obedeciendo dicho mandato", insistió El Achkar.

De los 4.500 agentes que ahora integren el nuevo cuerpo policial "se aspira a tener 17.000 funcionarios a finales del año entrante", agregó El Achkar, quien destacó que para entonces esta Policía, además de Caracas, operará en 9 de los 27 estados del país.

"Se están conformando núcleos de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), cuya creación comenzó con la formación policial, pero está previsto que abarque otras áreas como la formación de otros profesionales vinculados a la seguridad, como bomberos, custodios penitenciarios e investigadores criminalísticos", explicó.

Además de Cuba, el Gobierno logró que también participaran en la creación de la nueva Policía funcionarios de Brasil, Nicaragua, Francia, España, Irlanda del Norte, Suiza y México, reveló El Achkar.

"En cada caso vamos tomando lo mejor y lo que más se ajusta a la idiosincrasia venezolana, ya que el modelo policial está siendo desarrollado en Venezuela en respuesta a la demanda de los ciudadanos del país", sostuvo. EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios