Gobierno de Filipinas abre puertas del Palacio Presidencial para dar refugio a los damnificados


La cifra de muertos en Filipinas por el paso de la tormenta tropical Ketsana se elevó a 240 personas mientras se acentúan las críticas al gobierno por su "lenta respuesta" frente al desastre y se abren las puertas del Palacio Presidencial de Malacañang para dar refugio a los damnificados. En un comunicado, la presidenta Gloria Arroyo informó que "los evacuados serán albergados en las partes disponibles de los edificios del palacio Malacañang y en las carpas que serán instaladas". Arroyo explicó que "si es necesario, nuestros empleados dejarán sus lugares de trabajo para liberar el espacio".

Así el Palacio Presidencial se une a la lista de sitios de acogida, que incluye escuelas, gimnasios y otros lugares en los que se da alojamiento temporal y se suministran víveres y alimentos.

La demanda de asistencia de emergencia es enorme ya que el gobierno estima que 380.000 personas siguen viviendo en centros de evacuación, informó el corresponsal de la BBC en Manila, Alastair Leithead.

Mientras los críticos del gobierno dicen que la respuesta ante el desastre ha sido "inadecuada" y "tardía", Arroyo definió la tormenta como "un suceso extremo que ha tensado nuestras capacidades al límite" y reclamó la ayuda internacional.

Estado de catástrofe Filipinas 3

La capital, Manila, y sus alrededores, está afectada por las peores inundaciones de los últimos 40 años que han provocado destrozos a una gran cantidad de viviendas.

Las autoridades locales temen que el balance de muertos se incremente con el correr de las horas, a medida que la retirada de las aguas permita el acceso de los socorristas a las zonas más castigadas.

En algunos lugares de la capital, el nivel de las aguas alcanzó hasta los seis metros de altura.

Manila, con 12 millones de habitantes, fue declarada en estado de catástrofe.

En tanto, miles de pasajeros quedaron varados por el cierre de los aeropuertos.

Al norte Filipinas 4

Las autoridades han dicho que nuevas inundaciones pueden golpear el norte del país pues la tormenta tropical -conocida también como Ondoy- se está moviendo a través del archipiélago.

Ante el avance de la tormenta y como medida de previsión, en Vietnam las autoridades han evacuado a unas 170.000 personas.

El Servicio de Meteorología ha advertido que en los próximos días la tormenta se puede convertir en tifón.

Ketsana llegó a Filipinas en la madrugada del sábado con vientos de más de cien kilómetros por hora.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/internacional/2009/09/090929_0505_filipinas_m...

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios