Huracanes en el Océano Atlántico son ahora más frecuentes


Los huracanes en el Océano Atlántico son ahora más frecuentes que en cualquier otro periodo de los últimos 1.000 años, según una investigación publicada en la revista Nature. Para este estudio, los científicos examinaron los sedimentos depositados a lo largo de los siglos en lagos y pantanos por huracanes que atravesaron la costa este de Norteamérica y el Caribe.

Los registros sugieren que la actividad de los huracanes en la actualidad es inusual, aunque podría haber sido similar o incluso mayor hace unos 1.000 años.

El director de la investigación, Michael Mann, de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos, cree que pese a que esta no proporciona una respuesta definitiva sobre influencia del cambio climático en la frecuencia de los huracanes, ofrece información importante.

Los huracanes golpean las costas con vientos que alcanzan los 300 kilómetros por hora, lo suficientemente fuertes como para transportar tierra adentro arena y otros restos de la costa que se depositan en lagos y pantanos.

Los investigadores han estudiado ocho de esas lagunas en costas en las que los huracanes regularmente tocan tierra, siete de ellas en EE.UU. y una en Puerto Rico.

El equipo del doctor Mann cree que el número de huracanes que toca tierra en esos lugares debe ser proporcional al número total de huracanes formados, por lo que estas zonas proporcionan un registro fiable sobre el cambio en la frecuencia de los huracanes a lo largo de los siglos.

Anomalía climática

En la última década se han producido anualmente una media de 17 huracanes y tormentas tropicales en el Atlántico, el doble de los registrados a principios del siglo XX.

Pero los niveles actuales fueron igualados o incluso superados hace unos 1.000 años, durante el llamado Periodo Cálido Medieval, una época en la Edad Media en el que se produjo una anomalía climática.

"Creo una de las conclusiones destacables de este estudio es que el alto número de tormentas que hemos registrado en los últimos 10 o 15 años pudo haber sido igualado o superado en periodos anteriores", le dijo a la BBC Julian Heming, especialista en tormentas tropicales de la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

"Así que vale la pena alimentar el debate sobre si lo que estamos experimentando ahora es excepcional o está relacionado con la variabilidad de varias décadas o incluso siglos", señaló Heming.

El equipo del doctor Mann utilizó un modelo computacional preexistente de generación de huracanes para calcular la actividad de los huracanes en un periodo de 1.500 años.

El modelo incluye tres factores que se cree son importantes para determinar la formación de los huracanes: la temperatura de la superficie del agua en el Océano Atlántico tropical, el ciclo de El Niño y La Niña en el Pacífico Oriental y la Oscilación del Antártico Norte, otro ciclo climático natural.

Circunstancias diferentes

Este análisis sugiere, según el doctor Mann, que el pico de huracanes de hace 1.000 años y la actual actividad no están producidos por el mismo conjunto de circunstancias.

Mann también afirma que en la Edad Media, un largo periodo de condiciones de La Niña en el Pacífico, que contribuyen a la formación de huracanes, coincidió con condiciones relativamente cálidas en el Atlántico.

En la actualidad, el alto numero de huracanes que se producen tiene su origen en un aumento de la temperatura de las aguas del Atlántico, que se espera continúe en las próximas décadas.

"Aunque los niveles de actividad son similares, los factores tras lo sucedido hace 1.000 años y en la actualidad son diferentes", asegura el científico.

Fuente: BBC Mundo

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios