Inundaciones en el estado Táchira dejaron en la calle a 243 familias


128 viviendas afectadas y 186 familias damnificadas, con 441 ancianos y 243 niños, es el balance que la Gobernación del Táchira dio a conocer sobre los daños causados por el desbordamiento del río Torbes en el sector La Playa de la ciudad de San Cristóbal. En rueda de prensa, el gobernador César Pérez Vivas dijo que en el lugar tienen maquinaria de alta potencia trabajando para encauzar el río, al igual que maquinaria del Ministerio del Ambiente, cuatro camiones de la Gobernación y otros cuatro de la Alcaldía.

Pérez Vivas aseguró que la peligrosidad ha disminuido en las últimas horas por cuanto se ha logrado recuperar parte de la calzada que el río tumbó, "pero eso no quiere decir que la situación está controlada porque aún en el cerro hay agua acumulada y los técnicos están tratando de trabajar para drenarla".

Explicó el mandatario regional que el Gobierno del estado, de manera coordinada con funcionarios del municipio San Cristóbal, ha estado durante los últimos cuatro días atendiendo a la comunidad ofreciéndole servicios médicos, al igual que medicinas y entrega de agua potable, comida y productos lácteos para los niños. Funcionarios de la Corporación de Salud realizan jornadas de vacunación y fumigan el lugar para evitar brotes infecciosos.

A oscuras y con vientos Los vecinos del sector están sin el servicio de energía eléctrica y desde el domingo la situación se agravó por cuanto un cable de alta tensión cayó sobre una vivienda. Pese a que llamaron a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), ayer en horas de la mañana todavía no habían atendido la situación.

El pasado domingo hubo una emergencia en algunos sitios de San Cristóbal debido a las fuertes lluvias, acompañadas de ráfagas de viento. Protección Civil reportó daños en varios sectores como Barrio Obrero y avenidas Ferrero Tamayo y España.

El jefe de comunicaciones de la institución, Antonio Sánchez, precisó que según el registro aportado por la torre de control del aeropuerto de Paramillo, ubicado en San Cristóbal, las ráfagas de viento estuvieron dentro de los 45 nudos, equivalente a 83,34 kilómetros por hora.

En los municipios San Cristóbal, Cárdenas y Andrés Bello se reportaron daños en algunas estructuras, líneas eléctricas, árboles caídos, vallas derrumbadas y vehículos afectados.

Un trabajador del polideportivo de Pueblo Nuevo resultó herido, luego de que una valla lo impactara en el cráneo.

Fuente: Entornointeligente

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios