Una joven logra escapar de su situación de esclavitud

Fueron acogidos y ayudados por la Cruz Roja, luego deambularon por toda España. A los nueve años, y afincada con su familia en Barcelona, comenzó a robar, como ya habían hecho anteriormente sus hermanos.

"Si tú por ejemplo vas a robar y no tienes ni idea, la Policía te pilla muy fácilmente, y entonces la cagas porque supuestamente si tú das ese palo o robas esa cosa, tienes que saber perfectamente cómo lo vas a hacer y cómo lo vas a coger" , explica Mirela.

La joven fue detenida en incontables ocasiones. A los 11 años, el padre la casó obligatoriamente. Sus suegros la compraron por 15.000 euros.

"Realmente el precio en la compra de esa niña como nuera es en función de lo que ella podría sacar al día. Por ejemplo, unos 7.000 euros se recuperan en menos de un mes" , asegura Daniela Radu, vocal de F.E.D.R.O.M.

"Cuando volvía de robar, tenía que hacer la comida, planchar, arreglar la ropa, ir a recoger a mi cuñada. Era como ser una esclava" , nos dice la joven rumana. Cuando cumplió los 14 años ingresó en un centro de menores en la Comunidad de Madrid, y empezó a ver la luz, pero tuvo que superar varios obstáculos.

"Un paso muy duro que además la ha condicionado por dos reglas tremendas, que son el miedo y la falta de autoestima", cuenta Carmen Balzagón, directora de un centro de menores de la Comunidad de Madrid.

Gracias a todo esto, Mirela ha podido romper con su familia. Desde entonces vive en riesgo de un secuestro.

Fuente: http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/sociedad/Una-joven-ruma...

Y.U.

Categoria: