La siguió con el GPS, la encontró en un hotel y acabó preso


Un colombiano le siguió el rastro a su novia con el sistema de rastreo satelital y la encontró en un hotel alojamiento con un superior. A la salida, les robó sus pertenencias, pero la policía lo encontró y lo detuvo.

Un colombiano que siguió el rastro de su novia con el sistema GPS del teléfono móvil la descubrió con el jefe en un motel para parejas y en venganza decidió robarles sus pertenencias, por lo que acabó preso, informaron fuentes policiales.

Este particular caso de infidelidad y hurto ocurrió en Bucaramanga, al noreste de Colombia, según explicó a periodistas el subcomandante de la Policía Metropolitana de esa ciudad, coronel Reynaldo Rojas.

Al parecer, el hombre engañado, cuya identidad no fue revelada, sospechaba de una posible infidelidad de su compañera sentimental, por lo que le regaló un teléfono móvil con el GPS activado.

El pasado martes, el hombre extrañó a su novia y se percató de que la señal del sistema la ubicaba en la salida de Bucaramanga hacia el aeropuerto de Palonegro, una zona de moteles frecuentados por parejas para tener encuentros sexuales, donde la descubrió con el jefe de la chica.

“Él se fue hasta el lugar con un amigo y tras sorprender a su pareja saliendo del motel (con el jefe) hubo una discusión y allí le hurtan al señor sus celulares, una cadena avaluada en 20 millones de pesos (unos 10.314 dólares), un arma y dinero”, explicó Rojas.

Pero la venganza no llegó a consumarse, pues la víctima del robo denunció los hechos a la Policía, que después localizó a los responsables en las cercanías del motel y ahora los custodia en prisión preventiva tras acusarlos de los delitos de porte de armas de fuego y hurto.EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios