Liceístas graban peleas entre chicas que disputan "el amor" de algún joven


Superado el "boom" de las escenas de contenido sexual que circulaban a través de los teléfonos celulares, ahora las autoridades deben lidiar con una nueva "moda". Nada más romántico que una película de amor en la cual dos hombres se enfrenten y midan para ver quien logra conquistar el corazón de su amada, esa mujer con la que desean compartir el resto de sus vidas.

Esa escena idílica ha venido siendo desvirtuada por adolescentes de diferentes liceos del país, donde diariamente canchas y baños, así como espacios vacíos adyacentes a las unidades educativas, fungen como ring de boxeo, cuyas protagonistas son adolescentes de sexo femenino, que a puño limpio se disputan el "amor" de algún compañero de clases; mientras el resto de los alumnos hacen la llamada "olla" y aúpan a su "competidora", mientras graban con teléfonos celulares las imágenes que no sólo vuelan a la velocidad de la luz entre los estudiantes, sino que a la vez son colgadas en la web, pudiendo ser encontradas en páginas como YouTube; e incluso en el Facebook, donde además de exponer las imágenes, las personas pueden comentar, colocando palabras ofensivas y humillantes que las exponen al escarnio público.

Esta realidad no escapa a las unidades educativas de los Altos Mirandinos, según lo dio a conocer la comisaria Yelitza González, jefe de la Dirección de Relaciones con la Comunidad de la policía del municipio Guaicaipuro, quien ve con preocupación el auge de estas prácticas que pueden degenerar en una tragedia, pues caldeados los ánimos alguien puede armarse con algún objeto contundente que halle a su paso, como una piedra y botella, generando serias lesiones, e incluso la muerte de una de las menores de edad que participan en este suceso.

Sembrar valores

A juicio de la entrevistada, esta situación es un reflejo de una seria carencia de autoestima entre las chicas, así como un debilitamiento de los valores que deben ser sembrados en casa, tales como amor, respeto, tolerancia y solidaridad.

- No es posible que unas niñas que aún no saben ni siquiera qué van a hacer con sus vidas, pierdan la dignidad y se rebajen a caerse a golpes con otra compañera para pelear por una relación que ni siquiera es estable, porque no se habla ni siquiera del amor verdadero; el hombre al que piensas unirte el resto de su vida para conformar una familia; sino de un capricho de minuto que empieza mal, porque algo que inicia de forma violenta no va a tener un buen desarrollo.

González agregó que los padres y representantes son la pieza clave en la resolución de este problema que puede ser un patrón de conducta que se imita del núcleo familiar. "Aquí se está viendo el inicio de lo que puede convertirse en violencia doméstica; adolescentes que se acostumbran a obtener lo que quieren recurriendo a la violencia; y que posteriormente, cuando formen un hogar, probablemente no sólo se dejen golpear por el esposo, sino que además repitan esa agresión en contra de los hijos, quienes a su vez estarán cargados de agresividad, lo que se reflejará en su entorno más directo, como son los centros de estudio, léase la escuela y el liceo.

Ante esta realidad detectada en planteles del municipio Guaicaipuro, y posiblemente se repita en centros de estudio en Carrizal y San Antonio de los Altos, la Dirección de Relaciones con la Comunidad ha decidido implantar una serie de talleres para padres, en los cuales se refuerza la parte de la emotividad, a fin de conocer cuáles son los problemas que aquejan a los padres y que transmiten a los niños.

- La comunicación es la clave de toda relación padre e hijo. Hay quienes pasan todo el día en la calle trabajando, y como llegan cansados en la noche y lo que quieren es comer y dormir, ni siquiera le preguntan a sus chamos qué hicieron en el transcurso del día; dejando el cuidado a la calle, donde sin supervisión ni orientación no se obtiene nada bueno.

No al chantaje

Muchos representantes se cohiben de regañar a sus hijos, porque varios son los que han replicado diciendo que los van a acusar basados en la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente (Lopna). "Esto pasa por el simple hecho de que los adultos no conocen los instrumentos legales, y en vez de documentarse, huyen por la opción más fácil, como lo es dejar de hablar a lo muchachos y dejar que ellos hagan lo que les viene en gana, lo que genera problemas de diversos tipos".

- Hablamos de demasiado tiempo libre; ocio y adolescentes que se dejan llevar por los comentarios de otros jovencitos que tienen igual o menor información que ellos, y entonces es cuando viene el primer contacto con el alcohol, la asistencia a los matinés (eventos prohibidos a nivel nacional) y en el peor de los casos de las sustancias estupefacientes; que como hemos dicho en ocasiones anteriores, es el primer eslabón de todos los delitos por los cuales nuestros adolescentes y jóvenes no mayores de 20 años están siendo asesinados.

Fuente: Diariolaregion

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal