Maternidad Concepción Palacios alberga 273 personas damnificadas

Caporales indicó que pese a que el traslado de las familias fue de manera inmediata, progresivamente se han dotando los espacios con literas, sábanas y se están adecuando las áreas de lavandería, cocina, recreación para las niñas y niños, así como también adelantan los trabajos para colocar en funcionamiento una guardería.

Destacó la participación organizada de las familias, quienes se involucran en toda la logística que tiene que ver con el suministro y distribución de alimentos, así como en la atención de sus necesidades primordiales.

“Así como la ministra Eugenia Sader logró hacer un albergue muy lindo en la sede del Ministerio de Salud, nosotros en la Maternidad tratamos de darles a las familias afectadas por las lluvias un espacio temporal de vida cotidiana. Un hogar improvisado pero en las mejores condiciones para su estadía y suministrándoles un poco de comodidad en nuestros espacios”, señaló Caporales.

José Luis Torres, padre de familia damnificada del barrio Mario Briceño, km 2 de Propatria, agradeció la dedicada atención que los entes del Estado les han suministrado desde el pasado 15 de diciembre, cuando fueron desalojados de sus viviendas por encontrarse en alto riesgo.

“En la escuela Los Magallanes dormíamos en colchonetas, ahora acá nos han dado cuartos con literas por familias. Entendemos que requieren un poco de tiempo para organizar su logística de atención, nosotros también tenemos nuestras propuestas, pero en conjunto vamos haciendo un buen trabajo por el bienestar de todos”, expresó.

Relató que el mismo sábado en la noche, cuando fueron trasladados, la directora de la Maternidad se acercó al refugio para recibirlos y resolver los pocos inconvenientes de organización.

“Siempre nos hemos sentido atendidos. Tenemos abrigo, atención médica, alimentación y ya nos informaron que esta misma semana nuestros niños serán incorporados a sus actividades académicas en nuevos colegios”, agradeció Torres.

En este refugio, habilitado en el sótano del edificio anexo de consulta externa, hay tres niñas con discapacidad, quienes ya fueron atendidas por médicos de la maternidad y recibirán las terapias necesarias en el hospital José Ignacio Baldó, El Algodonal. AVN

Categoria: