Nace un nuevo idioma en Australia


Si pensamos en los elementos que caracterizan a Australia, probablemente lo primero que nos venga a la cabeza serán los canguros o los koalas. Quizá su arquitectura o incluso su música. Sin embargo, pocos pensamos en Australia como uno de los países con mayor diversidad lingüística del planeta.

Actualmente en Australia se hablan alrededor de un centenar de lenguas. La mayoría de ellas son lenguas aborígenes que pertenecen a algunas de las cerca de 500 tribus indígenas que habitan en la región norte de la principal isla del país.

En ese territorio ha sido donde una investigadora de Estados Unidos ha localizado un nuevo idioma mixto, el warlpiri rampaku o warlpiri ligero, creado a base de combinar variedades del inglés, el kriol y el warlpiri, una de las lenguas aborígenes australianas con mayor número de hablantes.

Warlpiri ligero: una nueva lengua
La responsable del descubrimiento ha sido la doctora Carmel O’Shannessy, una lingüista de la Universidad de Michigan que lleva más de una década dedicada a la observación de la original forma de comunicarse de los niños de Lajamanu, una remota localidad en el norte de Australia con menos de 700 habitantes.

O’Shannessy comenzó a pasar largas temporadas en Lajamanu en 2002 para estudiar en profundidad lo que creyó que era un nuevo idioma con características propias diferentes a los tres idiomas de los que bebía. La primera vez que O’Shannessy habló oficialmente de este idioma fue en 2005, cuando publicó en la «Revista Australiana de Lingüística» un artículo titulado «Warlpiri ligero: una nueva lengua».

En este texto, O’Shannessy hablaba del warlpiri ligero como una lengua hablada por niños y jóvenes adultos, todos ellos menores de 30 años; y explica que el nombre de la lengua fue acuñado por los padres que primero observaron las nuevas formas lingüísticas de sus hijos. Según O’Shannessy, el origen más probable de esta lengua se encuentra en esos mismos padres que, hablantes expertos de varios idiomas, se dirigían a sus hijos mezclando términos de todos ellos.

Sin embargo, la razón por la que ha tenido tanto éxito está en los niños y jóvenes que decidieron que esa nueva lengua creada por y para ellos era una seña de su identidad. «Creo que la identidad juega un papel. Después de que los niños crearan el nuevo sistema, este se ha convertido en una seña de su identidad como jóvenes warlpiris de la comunidad Lajamanu», explicó O’Shannessy al «New York Times». Por esta misma razón, O’Shannessy opina que el warlpiri ligero tiene muchas posibilidades de imponerse al warlpiri, un idioma que podría caer en desuso en un futuro cercano.

Características lingüísticas
Al hablar de las características lingüísticas del warlpiri ligero, O’Shannessy señala que la mayoría de sus verbos y morfología verbal proceden del inglés y/o el kriol, y la esencia de su estructura nominal procede del warlpiri. A pesar de ello, O’Shannessy apunta que el warlpiri ligero es una nueva lengua porque en ella existen «categorías innovadoras» que no aparecen en ninguna de las lenguas de las que se nutre. Las novedades más significativas de este idioma se encuentran en sus tiempos verbales. Por ejemplo, el warlpiri rampaku tiene un tiempo verbal que implica que la acción referida sucede en el presente o en el pasado, pero no en el futuro.

El descubrimiento de O’Shannessy ha sido corroborado por otros muchos lingüistas, quienes defienden no solo el hallazgo en sí, sino el hecho de que la investigadora haya sido testigo directo del nacimiento de una lengua.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130716/abci-existencia-nuevo-idioma-australi...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios