El nuevo Ministerio para la Atención Integral Penitenciaria se encargará de humanizar


El Gobierno de Venezuela anunció la creación de una nueva cartera de Atención Integral Penitenciaria en medio de una crisis del sistema carcelario por la muerte de 19 reos el pasado domingo y mientras organizaciones denuncian otras tres muertes en una prisión del oeste del país. En una pausa de un consejo de ministros que tuvo lugar este martes, el ministro de Interior, Tareck El Aissami, informó a periodistas de la nueva cartera, aunque sin precisar quién será la persona encargada de dicho Ministerio, que no significará, dijo, más burocracia.

"No será más burocracia porque la dirección de asuntos penitenciarios que existe dentro del Ministerio de Interior y Justicia, ese talento humano, ese presupuesto y esa experiencia de hombres y mujeres en esta materia pasan a un ministerio para darle tratamiento exclusivo a este ámbito", indicó El Aissami.

El ministro recordó: "hace pocos días el presidente, Hugo Chávez, orientó la creación de este nuevo ministerio con el propósito de darle un rango estratégico para profundizar todas las políticas del Estado a la asistencia integral de las personas privadas de la libertad".

El anuncio gubernamental se produce después de que el propio El Aissami confirmara en horas de la mañana la muerte de 19 reclusos en un enfrentamiento entre bandas en la cárcel de El Rodeo I, cercano a Caracas.

El incidente fue calificado por el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, como el incidente carcelario más grave desde que Chávez asumió la Presidencia, en 1999.

"Chávez tiene ya grandes masacres en las cárceles, pero esta es la más grave", dijo a Efe el director del OVP al recordar que en septiembre pasado en la cárcel de Tocorón (norte) un motín acabó con 16 muertos y decenas de heridos.

Prado confirmó posteriormente que hoy se produjeron tres nuevas muertes en una reyerta en una cárcel de Maracaibo, en el estado occidental del Zulia.

Carlos Nieto, de la ONG Una Ventana a la Libertad, declaró a Efe que la reyerta tuvo como causa el enfrentamiento entre presos por el control del penal.

Estos incidentes de los últimos días se suman a dos secuestros de funcionarios en sendas penitenciarías en mayo, así como a huelgas de hambre, homicidios y protestas que se registran con regularidad en las cárceles.

El Aissami recordó que el Gobierno adelanta varios programas en el ámbito carcelario y tiene un plan de reestructuración completa de la red de prisiones, pero admitió que los esfuerzos son insuficientes "ante el drama, la necesidad y la complejidad" del sistema penitenciario venezolano.

Para Prado, el "triste" caso de El Rodeo I "puede ocurrir en cualquier penal" de Venezuela por el hacinamiento, cercano al 400 por ciento, y el hecho de que la población reclusa esté armada hasta con granadas, fusiles y pistolas 9 milímetros.

"La población reclusa está armada no porque las armas le caen del cielo, sino porque hay un mecanismo bien perverso de tráfico de armas en el país por responsabilidad compartida de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), encargada de la seguridad externa, y el Ministerio del Interior, que se encarga de la seguridad interna", denunció.

El OVP informó este año que en el primer trimestre 124 personas murieron en las prisiones venezolanas, un 22 por ciento más que las 102 del mismo periodo del año pasado.

En 2010, 476 internos murieron y 958 resultaron heridos en las cárceles venezolanas, que tienen una población reclusa oficial de 44.520 presos y una capacidad para poco más de 14.500 en sus 34 centros.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha hecho repetidos llamamientos a las autoridades venezolanas para que tomen medidas que garanticen la seguridad en las cárceles. EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios