Pelé se arrechó con los "cracks"


El Rey del Fútbol está molesto por la conducta irresponsable de sus paisanos Robinho, del Manchester City, Adriano, del Inter de Milán, y Ronaldo, del Corinthians, y advirtió que las puertas del mercado del fútbol puede cerrarse para sus compatriotas de manterse el comportamiento inadecuado de estos personajes fuera de las canchas.

Pelé fustigó hoy con dureza el comportamiento fuera de las canchas de sus compatriotas Robinho, de Manchester City, Adriano, de Inter de Milán, y Ronaldo, de Corinthians, y advirtió que el mercado del fútbol puede cerrarle las puertas a los brasileños.

"Estoy triste por lo de Robinho, también por lo que pasó con Ronaldo. Nosotros luchamos mucho por abrir puertas a la nueva generación y es triste ver que un jugador que podría dar el ejemplo hace esas cosas. Está el caso de Adriano también", dijo, sobre los últimos escándalos de las estrellas brasileñas.

Y advirtió: "El mercado va a terminar cerrándole las puertas a los brasileños. Robinho es nuestra cría, de Santos. El estuvo conmigo desde niño, pero después cuando crece uno ya no puede hacer nada."

Pelé se refería al escándalo que envolvió a Robinho, detenido por una denuncia por agresión sexual en una discoteca de Leeds, de las polémicas salidas nocturnas de Adriano en Milán y del caso de Ronaldo, que fue visto en una discoteca de San Pablo el pasado viernes a las 6 de la madrugada.Además, el ex jugador de Real Madrid y Milan apareció en 2008 con tres travestis en un hotel de Rio de Janeiro, acusando a uno de ellos de extorsión.

Las declaraciones de O Rei se produjeron durante un encuentro con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, el presidente del club San Pablo, Juvenal Juvencio, el titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, y el gobernador de esa ciudad, José Serra, en un mitín en el que se realizaron anuncios sobre el Mundial 2014, que se disputará en aquel país.

Anuncios para el Mundial 2014. Durante la reunión, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció que el Mundial tendrá 12 ciudades sedes y prometió apoyo de la entidad en la organización del certamen, el primero en América Latina desde la Copa del Mundo en México 1986.

Inicialmente la FIFA había propuesto 10 sedes para el Mundial que se jugará luego del de Sudáfrica 2010, pero la propuesta brasileña ofrecía 12 de las 18 ciudades que deben ser seleccionadas.

El acuerdo entre la dirigencia brasileña contempla que el partido inaugural se jugará en el estadio Morumbí de San Pablo, mientras que la final será en el mítico Maracaná, de Río de Janeiro, que será privatizado.

Las ciudades candidatas a ser sede son -además de San Pablo y Rio de Janeiro- Belo Horizonte, Porto Alegre, Brasilia, Campo Grande, Salvador, Fortaleza, Recife, Natal, Maceió, Curitiba, Goiana, Florianópolis y las amazónicas Manaos, Rio Branco, Belém y Cuiabá.

Esta Copa del Mundo será la segunda que organiza por Brasil. La primera fue en 1950, cuando perdió la final ante Uruguay 2 a 1, en el histórico Maracanazo.

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios