Presas se pelean por tener la celda con la mejor decoración navideña

 Presas se pelean por tener la celda con la mejor decoración navideña.EFE

Despertar en las internas de la prisión Nelson Hungria el verdadero espíritu navideño, de amor, unión y fraternidad es la finalidad del concurso "Celda Brillante", que cada año desde hace siete busca la celda con más ambiente navideño de esa cárcel femenina de Río de Janeiro.

Situada en el barrio de Bangú, en la zona oeste de la ciudad, la prisión se llena de decoración navideña gracias a la internas, quienes decoran sus celdas y ofrecen en cada una de ellas pequeñas muestras de teatro, en las que cantan y bailan.

"Ellas llevan tres meses trabajando en este proyecto", relató a EFE la directora de la cárcel Nelson Hungria, Anna Gabriela Rosamae, para quien este concurso supone la más sana de las disputas entre las internas, pues genera un buen vínculo entre ellas ya que "unas se ayudan a las otras".

"Para mí fue muy importante, más allá del interés de ganar está el de alegrarnos y ocupar nuestras mentes, porque aquí dentro la Navidad es muy difícil", manifiesta Marcela Suares, una de las internas de la prisión y participante en el evento.

Estas fechas, llenas de reencuentros y celebraciones familiares, son especialmente difíciles para muchas de las presas, quienes difícilmente controlan las lágrimas tras la puesta en escena en sus celdas de los espectáculos que tanto tiempo llevaban trabajando.

"Por más que nos falte nuestra familia, conseguimos ocupar nuestras mentes, por tanto para nosotras lo importante no es ganar, sino participar", agrega Suares detrás de los barrotes de su celda enmarcada con una guirnalda roja hecha con papeles de caramelos.

Los motivos y adornos navideños como coronas, espumillones y guirnaldas llenan el presidio de color y cuentan además con la particularidad de estar hechos con el trabajo e ilusión de las internas, contando solo con los materiales reciclables que tienen disponibles en la unidad.

Para ello agudizan su ingenio y consiguen que cucharas de plástico se conviertan en hojas de un abeto o que el papel de aluminio brille como estrellas en el techo. "Ellas trabajan mucho para transformar todo este material en objetos navideños", explica Rosa Maia.

A partir del reciclaje consiguen darle una segunda oportunidad a materiales que se consideraban basura, explica Diane Duarte, otra de las internas, y eso es lo que pretenden conseguir estas presas también en sus vidas, "parece que no tengamos solución o salida, pero podemos tener otras oportunidades, las mismas que con el reciclaje conseguimos para estos materiales" añade.

"Creemos en la reinserción del ser humano, en que es posible un cambio y trabajamos para que eso ocurra", afirma Maia, quien también manifiesta la ilusión que produce en las presas este tipo de iniciativas, además de las nuevas amistades y oportunidades.

Con respecto a los premios, cuenta que son una reforma del baño de la celda que quede en primer lugar, un televisor para la segunda, y cine y palomitas para las integrantes de la que quede en tercera posición, si bien expresa que "todas son ganadoras".

Suares cuenta que la historia de su celda quiere difundir el mensaje de "una nueva historia y un nuevo comienzo", y ante la pregunta de si es feliz, "sí", afirma dubitativa, "prefería estar en casa, pero estoy feliz", añade.

EFE
Por Informe21 / FL

Categoria: