Principales embalses de Venezuela recuperan notablemente sus niveles


Los principales embalses del territorio nacional han recuperado noblemente sus niveles en lo que va del período de lluvia. De acuerdo con datos del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), el embalse Camatagua, ubicado cerca de la población de Camatagua en el estado Aragua, hasta la fecha a recuperado más de 133 millones de metros cúbicos, lo que ha permitido un ascenso de 3,28 metros en su cota. Dicho embalse presenta una tendencia al ascenso, pues está a 16 metros de alcanzar su nivel de alivio. Cuenta con un almacenamiento que permitirá abastecer 343 días.

La capacidad de almacenamiento del embalse Camatagua es de mil 573 millones de metros cúbicos de agua, para beneficiar a gran parte de la ciudad de Caracas, pero además las empresas hidrológicas Hidrocentro e Hidropáez toman agua del embalse para el abastecimiento de las poblaciones El Sombrero, Camatagua, San Casimiro, San Sebastián, y San Juan de Los Morros, entre otras.

Igualmente, el embalse Pao Cachinche, en el estado Carabobo, cuenta con niveles óptimos. En la hipótesis de que no cayera ni una gota de agua, tienen una reserva que podría suministra agua durante 218 días.

También, los embalses Pao-La Balsa, estado Cojedes, y Matícora, en Falcón, conservan buenos niveles. El último tiene reservas para 447 días.

En el estado Falcón, el embalse Hueque III ha recuperado a la fecha 2,83 millones de metros cúbicos de agua, elevándose la cota a más de medio metro y a sólo 1,53 metros de alcanzar su nivel de alivio. En este momento tiene capacidad para abastecer durante 685 días.

El embalse Barrancas, también ubicado en la entidad falconiana, en lo que va de la temporada de lluvia a recuperado 1,47 millones de metros cúbico, y su tendencia es de ascenso.

De igual forma, el embalse Calabozo, en Guárico, para la fecha ha restablecido 916,41 millones metros cúbicos. Su cota se elevó a 5,99 metros más, lo que lo ubica a sólo 2,10 metros de alcanzar su nivel de alivio.

El embalse Calabozo cuenta con buenos niveles de almacenamiento, que permite realizar un normal abastecimiento por mil 55 días.

Con respecto a los acueductos del Área Metropolitana de Caracas, el reporte del Minamb indica que los niveles del embalse Agua Fría, en Miranda, presenta una tendencia hacia el ascenso.

El embalse se encuentra ubicado sobre el Río Jarillo, en el estado Miranda. La presa se empezó a construir en 1946 y se terminó en 1949, con el propósito de abastecer de agua a la ciudad de Los Teques. Tiene una superficie de 44 hectáreas y una capacidad de 5,75 millones de metros cúbicos.

El embalse el Lagartijo, ubicado en el estado Miranda y cuya capacidad de almacenamiento es de 80 millones de metros cúbicos, también está en ascenso y se encuentra a 10 metros de alcanzar su llenado total.

El Lagartijo surte de agua a una parte de la ciudad de Caracas y a las poblaciones de San Francisco de Yare y Santa Teresa del Tuy, en Miranda.

Asimismo, el embalse Ocumarito -situado a 5.5 kilómetros al sur-oeste de Ocumare del Tuy y que abastece al los sectores de los Valles del Tuy medio- para la fecha ha recuperado 2,74 millones de metros cúbicos y la cota se a elevado en 8,26 metros.

Ocumarito tiene una capacidad a nivel normal de 7 millones de metros cúbicos y una superficie total de 75 hectáreas.

Hacia el oriente del país, específicamente el embalse Clavellinos, estado Sucre, presenta una recuperación que supera los 10 millones de metros cúbicos. En este momento, tiene una capacidad para abastecer por 233 días.

Finalmente, el embalse Turimiquire, ubicado también en el estado Sucre, tiene una recuperación notoria, pues en lo que va de período de lluvia ha recuperado 130,25 millones de metros cúbicos.

Debido al déficit precipitaciones registradas en el período de lluvia en el 2009, a consecuencia del fenómeno climatológico El Niño, los principales embalses abastecedores de agua potable del país comenzaron a sufrir un descenso en sus niveles.

Ante esta situación, especialmente en el Área Metropolitana de Caracas, se implementó un Plan Especial de Abastecimiento de Agua, que permitió administrar el déficit de casi un 30%.

A partir del 02 de noviembre del 2009, a través de la adaptación de los ciclos en el servicio, con corte de 1 o 2 días a la semana, se dio inicio al plan.

Es de recordar, que desde la planificación del cronograma del Plan Especial se establecieron los mecanismos necesarios para privilegiar, bajo cualquier circunstancia, a los centros hospitalarios y a las instituciones educativas, los cuales fueron atendidos por plantas, pozos y cisternas.

Dicho plan ha permitido superar la crisis en materia de agua potable, sin inconveniente alguno; además, de garantizar el bienestar de la sociedad, el Plan ayudó a fortalecer la consciencia en cuanto al uso adecuado, ético y consciente del agua en la población.

Por los resultados alentadores del Plan Especial de Abastecimiento de Agua, el Estado venezolano continuará con la tarea de ir fomentando la consciencia ambiental en los venezolanos. AVN

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal