Si olvidaste el regalo de San Valentín, plagia una cita literaria para pedir perdón


La mejor disculpa para ocultar que has olvidado el Día de los Enamorados es una de estas 10 citas literarias. Cuando reaparece una efeméride tan comercial como San Valentín, el regalo siempre precede a la misma y tierna frase de dos palabras.

Sin embargo, no siempre alguna de las partes contratantes –como diría Groucho Marx- está atenta al calendario. A menudo, sucede.El despiste o el terrible olvido culmina en discusión. Y la disculpa idónea siempre puede encontrase en la literatura.

No en vano, en casi cualquier novela –como en la vida- está presente una cumbre borrascosa, el orgullo y el prejuicio, cien años de soledad o un desayuno con diamantes.

De ahí, podemos plagiar cualquier cita. Son frases propicias para susurrarlas al oído como disculpa o enviarlas en un íntimo mensaje de amor por WhatsApp tras el inevitable portazo.La cena de reconciliación vendría, tal vez, después de alguna de estas frases:

1. “¿Por qué te irritas de ese modo, si sabes que no puedo vivir sin ti?”. | León Tolstoi; Ana Karenina.

2. “Creo que ahora corres, más que nunca, el riesgo de enamorarte” | Jane Austen; Orgullo y prejuicio.

3. “Soy demasiado feliz, y, sin embargo, no lo suficiente”. | Emily Brontë; Cumbres borrascosas.

4. “Y todo se resolviraba en un profundo pínice, (…) en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias. | Julio Cortázar; Rayuela.

5. “(…) Luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío”. | Vladimir Nabokov; Lolita.

6. “Volverán a ver París y será una verdadera fiesta”. | Georges Perec; Las cosas.

7. “Entonces cojo mi bolígrafo para decirle que la amo, que tiene la melena más larga del mundo y que mi vida se ahoga dentro de ella”. | Frédéric Beigbeder; El amor dura tres años.

8. “Si gustares de socorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto”. | Miguel de Cervantes; Don Quijote de la Mancha.

9. “Olvidémonos para siempre, ya somos demasiado viejos para estas cosas” | Gabriel García Márquez; Cien años de soledad.

10. “Mira en el dormitorio, hay un regalo para ti” | Truman Capote; Desayuno en Tiffany's.

Fuente: Lainformacion

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal