Sospechoso de atentados de Boston sigue en estado grave; fuertes críticas al FBI


El FBI continuaba este domingo a la espera de interrogar al sospechoso de los atentados de Boston, Dzhojar Tsarnaev, que seguía en estado grave, mientras era objeto de críticas por no haber previsto la posible radicalización del mayor de los hermanos de origen checheno, quien pasó seis meses en el Cáucaso.

"Según el centro médico Beth Israel Deaconess, Dzhojar Tsarnaev sigue en estado grave", informó el FBI a pedido del establecimiento hospitalario.

De acuerdo a la cadena de televisión CNN, el joven de 19 años estaría "entubado y bajo sedantes". La cadena CBS informó por su parte, citando fuentes de la investigación, que el joven tenía dos heridas de bala y había perdido mucha sangre.

Tras una persecución de 24 horas, la policía detuvo la noche del viernes a Dzhojar Tsarnaev, quien estando muy herido se había ocultado en una lancha en el jardín de una casa en un suburbio de Boston(Massachusetts, noreste).

"No sabemos si algún día podremos interrogarlo", dijo a la cadena ABC el alcalde de Boston, Thomas Menino.

Tsarnev es atendido en el mismo establecimiento que algunas de las víctimas del doble atentado del lunes pasado, en el que murieron tres personas y otras 180 resultaron heridas. De éstas, 57 permanecen internadas, dos de ellas en estado crítico, según CNN.

Para obtener el máximo de informaciones, sobre todo si los hermanos Tsarnaev actuaron solos o si contaron con una red de apoyo, los investigadores van a plantear la necesidad de excluir al joven del beneficio de los llamados "derechos Miranda", que le permiten guardar silencio y contar con la asistencia de un abogado durante los interrogatorios.

Policías antiterroristas que han recibido entrenamiento para tratar con detenidos considerados de "gran valor" esperan poder interrogar al adolescente, dijo a la AFP un responsable de las fuerzas del orden.

Pero numerosos senadores republicanos reclaman que Tsarnaev sea tratado como un "combatiente enemigo", pese a que tiene la nacionalidad estadounidenses desde 2012.

Ese estatuto, el mismo asignado a los detenidos en la cárcel militar de Guantánamo, prevé que una persona pueda ser detenida por tiempo indefinido, sin proceso, o que sea juzgada por un tribunal castrense.

Uno de los legisladores, Lindsay Graham, explicó que el estatuto no podría ser aplicado a Tsarnaev durante el proceso sino únicamente para obtener informaciones útiles para la lucha antiterrorista.

El joven "tendrá derecho a un juicio justo", dijo, pero "deberíamos ser autorizados a interrogarlo para descubrir futuros atentados y organizaciones terroristas que él podría conocer", señaló.

Mientras Dzhojar Tsarnaev no esté en condiciones de hablar, la investigación se centrará en el derrotero seguido por su hermano mayor Tamerlan, de 26 años, muerto el jueves durante un enfrentamiento con la policía.

Los investigadores se interesan en particular en el período de seis meses que Tamerlan pasó el año pasado en Daguestán y en Chechenia. Su padre Anzor dijo que "sólo había visitado a su familia".

En 2012 las autoridades rusas habían pedido al FBI que siguiera de cerca al joven, tras haber recibido una información de que "era partidario de un islam radical y un creyente ferviente y que había drásticamente cambiado en 2010", según la policía federal, que no encontró detalles comprometedores.

De hecho, la vigilancia sobre Tamerlan, que retornó a Boston en julio de 2012, fue disminuida.

Este domingo el FBI era objeto de fuertes reproches por esa decisión.

"Hay muchas interrogantes que merecen obtener respuestas", clamó el senador demócrata Charles Schumer.

"¿Por qué (Tamerlan)no fue interrogado tras su retorno? ¿Y qué sucedió en Chechenia que pueda haber contribuido a su radicalización?", se preguntó.

Para Lindsay Graham, "el FBI pasó por alto" elementos que habrían podido alertar sobre la evolución del joven.

"Consultaba sitios de internet que hablan de matar a estadounidenses, (...), expresaba claramente ideas radicales, fue a zonas de radicalismo" islamista, enumeró.

Las autoridades rusas informaron este domingo que no habían encontrado ninguna relación entre los hermanos Tsarnaev y la rebelión en el Cáucaso.

El comando de la rebelión en Daguestán declaró por su lado en un comunicado que los rebeldes caucásicos "no conducen operaciones militares contra los Estados Unidos de América". AFP

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal