Venta de cauchos usados se incrementa por robos y escasez

Un caucho usado puede costar hasta siete mil bolívares en negocios de la avenida Michelena, de Valencia, un precio superior al costo regulado de un caucho nuevo. Yo trato de escoger los que estén menos dañados, que me sirvan para rodar un tiempo mientas espero mi cita para comprarlos al precio regulado o precio justo, explicó Carla Hurtado.

La demanda de las denominadas “chivas” ha aumentado como una alternativa para combatir la escasez, el robo y los altos precios de los cauchos para los vehículos de todo tipo, señaló Freddy Hernández, comerciante. Durante este mes de agosto se han registrado en las redes sociales no menos de cuatro denuncias de robos masivos de baterías y cauchos en la ciudad.

Hurtado tiene más de dos meses esperando a que su solicitud virtual sea contestada y se le asigne una cita en la Pirelli. La mujer también ha consultado otras alternativas, como comprar cauchos a revendedores pero los costos son muy elevados.

Llantas En Mercado Negro

En Carabobo la industria del cauchos producen solo al 20% de su capacidad, según Guillermo Manosalva, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia. Ante la ausencia de neumáticos en el mercado se han robustecido las ventas informales. Los portales webs y contactos personales son los primordiales métodos para adquirir el rubro con precios especulativos. Hasta 30 mil bolívares puede costar una llanta pequeña, según su modelo y marca.

El mercado subalterno crece porque hay personas dispuestas a pagarlo. El taxista Víctor Guerra tuvo que comprar cuatro cauchos en 80 mil bolívares. La entrega fue inmediata y el pago fue de contado. “Es la única forma para mantener mi carro rodando”

Fuente: El carabobeño

AM

Categoria: