Zulia: Mordeduras de mapanares dejan un muerto y 12 heridos en 7 días


Las atenciones médicas por mordeduras de serpiente en todo el estado registraron un repunte durante esta última semana. Luis Contreras, sargento de los Bomberos Inea y experto en mordeduras de ofidio, informó que desde el sábado hasta ayer viernes se registró un muerto y 11 personas atacadas por la serpiente conocida como mapanare o rabo seco. Cuatro de los casos, incluyendo el fallecido, son de la Costa Oriental del Lago.

Para el especialista, la situación es consecuencia de las constantes precipitaciones y las consecuentes inundaciones, las cuales obligan a los reptiles a salir de su hábitat natural y buscar donde conservarse en lugares no destinados para su alojamiento. Contreras asegura que el encuentro con el animal puede ser fatal si no se toman las previsiones del caso.

Prueba de ello fue el caso de Edgardo Rafael López, de 23 años, quien fue atacado por una mapanare en el patio de su casa en un caserío de Mene Mauroa el pasado domingo. El joven fue trasladado de emergencia hasta el ambulatorio de la zona, luego hasta el Hospital de Coro, donde murió horas más tarde. El suero antiofídico no surtió efecto, lo recibió tardío.

"Las serpientes Bothrops Colombianeses o mejor conocido como mapanare o rabo seco, al igual que todo ofidio, son nadadoras. Ellas pueden pasar hasta cinco horas debajo del agua arrastradas por las corrientes provenientes del desbordamiento de los ríos y quebradas. Es por eso el repunte de los casos".

Fatal mordida

Para Contreras, el veneno de la serpiente es mortal cuando el suero antiofídico no es aplicado en un tiempo menor a seis horas luego de la mordedura. Recomendó a la colectividad no automedicarse y dirigirse de inmediato hasta el centro de salud más cercano, evitar colocar torniquetes o ingerir la sangre contaminada, estos últimos podrían causar una infección mayor en la zona afectada que conllevaría a la amputación.

"El veneno de las serpientes es hemolítico y proteolítico que alteran la coagulación de la sangre y puede ocasionar severas hemorragias, afecciones renales, pulmonares y la no oxigenación de la parte afectada".

Rafael Hernández, de 33 años, fue la última víctima registrada. Ingresó a la sala de emergencias del Hospital Hugo Parra León del municipio Miranda la madrugada de este jueves, luego de ser atacado por una serpiente en su pie derecho. El hombre caminaba a la orilla de la playa en Quisiro, municipio Miranda, cuando fue sorprendido con una punzada que pudo costarle la vida.

El sargento Luis Contreras del Cuerpo de Bomberos del Inea, experto en ofidios, alertó a la población a que tengan cuidado al acudir a las playas de esta localidad, puesto que al estar en épocas de lluvias las serpientes pueden nadar y pasar cinco horas debajo del agua.

Personas mordidas

Johan Briceño (12) de Menegrande; Michell Acosta (21) de Santa Rita; José Trinidad Castillo (70) en Ceuta; María González (12) de Bachaquero; León Rafael Hernández (33) de Quisiro; José González (42) de La Guajira; Oswaldo Fernández (10) de La Guajira; Estephany Fernández (18) de La Cañada de Urdaneta; Lisandra Chiquita (19) de la Sierra de Perijá; Gabriel Fuenmayor (25) de Cachirí; y Elena González (22) de La Guajira.

Fuente: Yéssica González / http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=71371

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios