La bandera de las siete estrellas


Imagen de Angélica Mora

La lucha por devolver la democracia a Venezuela está por darse y los habitantes de la Patria de Bolívar lo saben.

Para dejar de ser una colonia de Cuba, donde los que mandan son los castristas, los venezolanos deben sostener una batalla que sea visible en el país y en el resto del ámbito internacional.

Para hacerlo necesitan un símbolo, algo tangible que esgrimir en la lucha diaria, especialmente en las concentraciones y marchas.

Necesitan de la bandera tricolor con las siete estrellas. La que primero ideó el precursor de la independencia, Francisco de Miranda, quien la izó por primera vez en su buque insignia el "Leander", el 12 de marzo de 1806. En aquella ocasión se la describió como "formada por los tres colores primarios que predominan en el arco iris", es decir el amarillo, el azul y el rojo".
Esta bandera madre fue adoptada por los otros países a que ayudó a liberar Simón Bolívar.

A la forma de la bandera, con los mismos colores establecidos en 1806 y 1811 con las tres franjas iguales, se le agregaron oficialmente siete estrellas, que habían aparecido por primera vez en 1817. La incorporación de las estrellas quedó definida mediante un decreto expedido el 15 de julio de 1930 por el Congreso Nacional, según el cual en medio de la lista azul se situaron "siete estrellas en arco".

Las siete estrellas que hay en la bandera representan cada una de las 7 provincias que voluntariamente, se incorporaron a la independencia venezolana el 5 de julio de 1811.

Esas 7 provincias fueron Caracas, Mérida, Barcelona, Barinas, Trujillo, Cumaná y Margarita, quedando por fuera Coro -que no era provincia- Maracaibo y Guayana.

Hugo Chávez impuso, caprichosamente, el 9 de marzo de 2006, cambios en el escudo nacional y en la bandera, aduciendo que Bolívar así lo había querido, agregando una estrella a las siete existentes indicando que la octava era por Guayana.

Sin embargo, se refuta que si es por eso, tendría que incluirse además, la novena estrella de Maracaibo y la décima de Coro.

La bella venezolana, Stefanía Fernández, tuvo el valor de desfilar por la pasarela de Miss Universo con el pabellón legítimo, el de las siete estrellas y en muchos lugares de la patria se ondea, desafiante, este emblema.
Por eso, qué mejor que la bandera venezolana, la de las 7 estrellas, la del pabellón de Bolívar, el máximo estandarte de representación de la nación, -en lugar del inventado en el 2006 por la mente del caudillo que hoy vive en Cuba- para encabezar la lucha de la recuperación e imposición de la Constitución venezolana y sus legítimos valores.

Se demostrará que la verdadera bandera ha estado ahí, esperando ser usada como el símbolo de la nueva lucha.

Fuente: http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=7632

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal