Marina Baura: "Casi no veo TV venezolana y me duermo viendo "Buenas Noches" por Globovisión"


La diva de la televisión venezolana afirma que le preocupa la poca unión que existe entre los venezolanos y considera que el gobierno debe devolver los medios radiales y televisivos que ha cerrado, para darle oportunidades a los trabajadores del arte y la cultura.

Marina Baura es una de las grandes divas de la televisión venezolana. Es de las que sólo reaparecen cuando el rol y la ocasión así lo ameritan, como ocurrió cuando Leonardo Padrón escribió un rol digno de ella en “Cosita Rica”. Desde ese semi retiro, observa y opina sobre la realidad nacional.

Informe21.com conversó con ella en exclusiva.

-¿Cómo ves la televisión venezolana actualmente?
-Realmente es muy poca la TV que sintonizo. Veo cable y me duermo viendo “Buenas Noches”, por Globovisión.

-¿Se hacía mejor TV antes que ahora?
-Yo creo que ahora hay mayor tecnología que antes para hacer una mejor TV. Antes se hacía con mucho cariño, trabajo, esmero y dedicación. Todos éramos un equipo; los técnicos y los artistas. La mayor bendición de todas era que disfrutábamos lo que hacíamos. De la TV de ahora es poco lo que puedo hablar, puesto que no la he vivido como la de antes.

-¿Sigues renuente a volver a la pequeña pantalla?
-Nunca he dicho eso. Siempre que haya un buen proyecto, que me llame la atención, volvería.

-¿Qué te atrae del teatro?
-El contacto directo con el público y disfrutar en el escenario la obra que estás haciendo en tiempo real, sin tantas repeticiones, con equivocaciones y todo.

-¿Es cierto que harás una obra teatral con Pierina España?
-Es posible.

-¿Qué te hizo decidir ser actriz?
-Es algo que nunca he pensado, lo fui y punto. Debe ser algo que me nace de muy adentro.

-¿Crees que es indispensable que una actriz que va a protagonizar una adaptación para TV de una obra literaria, deba leérsela para entender su sentido y el del personaje que va a interpretar?
-Yo creo que todo aquel que va a interpretar algo, bien sea para TV, cine o teatro, debe leer antes, tanto la obra literaria como el guión a desempeñar. Creo que es una obligación del actor hacerlo, para conocer mejor el personaje y poder interpretarlo bien. Queda después de la mano del director, corregir cualquier detalle.

-¿No hacer lo antes mencionado puede calificarse como falta de vocación?
-Yo no diría falta de vocación, pero sí falta de interés del actor, o la actriz, hacia el rol a desempeñar.

-¿Cuál, o cuáles, consideras son los mejores personajes que has interpretado?
-Casi todos los personajes que he interpretado han sido buenos, he tenido mucha suerte en eso.

-¿La televisión que tenemos está a la altura de lo que el país merece?
-Hay buenos programas y hay malos programas, como en todo. Me encantaría que Venezuela tuviera la mejor TV del mundo, que es lo que se merece.

-¿Qué piensas de un gobierno que ha cerrado un canal de TV y amenaza hacerlo con otro, y que además ha cerrado 34 emisoras de radio y anuncia que lo hará con otras 23 próximamente?
-Yo lo que pienso es que deberían abrir todo eso que han cerrado, para darle más oportunidades de trabajo al pueblo venezolano en el ámbito artístico y cultural.

-¿Lo que más te angustia de la situación que vive Venezuela?
-La poca unión que existe entre los venezolanos. Está bien que hayan diferentes opiniones políticas, ya que eso nos ayuda a autoanalizarnos mejor y mantenernos diversos; pero debemos aprender a consolidarnos más como pueblo y a convivir juntos sin tantas confrontaciones, aunque tengamos pensamientos diferentes.

-¿Una mujer espiritual?
-Trato de serlo todo el tiempo.

-¿Actrices buenas las de antes?
-Claro que sí, y las de ahora también.

-¿La enseñanza más sabia que te ha dado la vida?
-La paciencia.

-¿El mejor consejo que has recibido?
-Todavía lo espero.

-¿Qué hacía la diferencia entre encarnar un rol creado por Cabrujas y otro por Delia Fiallo?
-Para mí los dos han sido muy importantes, cada uno en su estilo. Delia Fiallo significó mi comienzo como actriz aquí en Venezuela, haciéndome protagonista por primera vez; y José Ignacio me cambió de “damita” a primera actriz con Doña Bárbara.

-¿Puedes hablarnos de tu experiencia con Doris Wells en “La hora menguada”?
-No es fácil hablar de experiencias cuando la persona no está presente, pero para mí ha sido una de las mejores que he tenido en la TV.

-¿Algo en la vida que hayas querido hacer y aún no lo has realizado?
-Tener una casa sin puertas en una montaña, donde pueda bajar a la playa por un lado y por el otro haya una siembra grande de árboles frutales. Un lugar donde pueda vivir en paz.

-¿Qué esperas de ti de ahora en adelante?
-Vivir como cualquier ser humano, en paz y armonía, rodeada de la gente que amo y me ama.

AQUILINO JOSÉ MATA
Informe21.com

P.D: Para los que no lo saben, Marina Baura inició su carrera como modelo en los años sesenta para luego brillar en su faceta de actriz, en la cual recibió su primer rol protagónico de la mano de Delia Fiallo, con la telenovela ”Lucecita”, y luego con “La Señorita Elena”. A partir de allí, iniciaría una fulgurante actuación profesional, que la llevó a lo más alto del estrellato. Fue una de las musas de José Ignacio Cabrujas en teleseries que hoy forman parte de lo mejor del acervo de pequeña pantalla nacional: producciones como "Doña Bárbara", "Silvia Rivas, divorciada"; "Chao Cristina", "Natalia de 8 a 9" y "Emperatriz". Hoy vive apartada de los sets televisivos. En el teatro acaba de obtener elogiosos comentarios en “Diatriba de amor contra un hombre sentado”, de Gabriel García Márquez. Para el año próximo regresará en otra pieza, de la cual no da mayores detalles, en donde alternará con Pierina España, otra gran figura de la TV (también retirada) en lo que desde ya se vislumbra será un atrayente mano a mano histriónico.

Image

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal