Norkys y Danielita se declaran la guerra en el set de la nueva novela de Venevisión

En tanto, Lilibeth Morillo no trata con ninguna. Ella no permite que ninguna persona del departamento de maquillaje le ponga una mano encima. Para eso ella contrató a su estilista particular y a un maquillador que la dejan lista desde las 7.00 de la mañana hasta la medianoche. Por su parte, el protagonista Luciano D´Alessandro solo lee su libreto, se lo aprende y graba más de 16 escenas diarias para mantener el ritmo de trabajo junto a la producción.

Fuente: http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=84045

DJ