La Colonia Tovar se prepara para el Oktoberfest

Un pequeño pedazo de Alemania que se quedó en las montañas de la Colonia Tovar. Un lugar mágico donde el caraqueño puede desprenderse por completo del agitado acontecer diario y disfrutar de la excelente propuesta gastronómica, como el famoso repollo ácido, las salchichas y la tradicional cerveza alemana. Este sin dudarlo es el lugar perfecto para desprenderse de cualquier preocupación y enfocarse en el disfrute familiar.

La Colonia Tovar es un lugar donde se respira hospitalidad para todo aquel que decida disfrutar del buen turismo citadino. Pero cada año Alemania levanta su bandera y dice ¡Presente!, con el Oktoberfest, o como se le conoce popularmente como “la fiesta de octubre” . Anteriormente era la celebración de la boda de un rey con una princesa, pero muchos lo conocen como “la fiesta más importante de Alemania”. Esta celebración es la completa expresión de la cultura a través de la lengua, vestimenta, danza a través de sus cánticos, gastronomía y la cerveza. Cada año los colonieros se preparan para recibir a más de 8000 visitantes entre el 23 y 25 de octubre.

El director de la Cámara de Comercio Ronald Gutman expresó “El Oktoberfest está hecho para promocionar la Colonia Tovar a nivel nacional, fue creado para presentar al pueblo venezolano nuestras bondades. Naturalmente anudando con la cerveza hace que todo sea más atractivo.” Solamente para este evento la colonia tiene la capacidad de entrar 2.5000 personas, y puede albergar en sus diferentes hoteles unas 1.800 plazas camas formales y unas 800 informales. Para que las festividades sean más atractivas se contará con músicos con la ayuda de la embajada Alemania.

“La mejor rodilla alemana se come aquí en Venezuela”

Las palabras de Ronal expresa el gran sentir por su trabajo y en la búsqueda por promocionar la buena gastronomía que se hace en la colonia. La tradicional rodilla alemana es uno de los platos más emblemáticos para los alemanes, pero es posible degustar tan exquisito plato en el Hotel Selva Negra. Cada producto que se sirve en estas mesas está cultivado en las tierras en la Colonia Tovar con fin de apoyar al mediano productor y fermentar por completo la gastronomía.

Pero no solo su propuesta se queda ahí también podrán degustar de unos deliciosos rollos de jamón, con aceitunas negras, rábano picado y aceite de oliva. Lo peculiar de este plato es la hermosa presentación al mejor estilo gourmet.

Para los amantes de postre un delicioso helado de vainilla flotando en una reducción de vino tinto espolvoreado con almendras fileteadas, flor de sauco y una vara de vainilla a modo de decoración.

Antes de tomar el primer sorbo de cerveza es costumbre hace un cántico con cerveza en mano al compás de la danza “izquierda, derecha, adelante, atrás, arrrriba y abajo” acto seguido se bebe un buen trago. Así se inicia una buena degustación de una de las refrescantes debida, claro está sin tener que abusar de ella. Pero las mejores que puede poner en la mesa son las de Cerveza Coloniera o una buena Benitz. Lo que realmente las hace especial es son de producción artesanal, lo que le da un sabor extra de un buen trabajo con sello de calidad.

Pero si desean seguir degustando de los buenos licores que ofrece la colonia sin duda alguna los de Müssle Wein, ofrece vino de uva, licores dulces como el limoncello o de mora. Una producción como lo mucho que se hace en la colonia es artesanal.

Pero que sería de la Colonia Tovar sin una delicioso pretzel o las famosas rosquillas de Dulcería Rincón Alán.

La propuesta que ofrece la pequeña Alemania es interminable y los lugares turísticos donde poder disfrutar son muchísimos. La fiesta del Oktoberfest es una puerta abierta para conocer más a fondo las miles de maravillas gastronómicas y los buenos lugares de esparcimiento, confort que ofrece la Colonia Tovar. No dejes de visitarlos.

Fuente: Cocina y Vino

PS