La confianza en la monarquía española ha caído considerablemente


La confianza en la monarquía española, salpicada por un escándalo de corrupción, ha caído bruscamente en un año y medio, pasando de 4,97 puntos sobre 10 en octubre de 2011 a 3,68 puntos, según un barómetro publicado el viernes. La confianza en la monarquía, que no dejó de caer en los últimos años, era de 5,36 puntos en noviembre de 2010, según este barómetro del instituto de encuestas CIS.

Este sondeo mensual incluyó una pregunta sobre el grado de confianza en la monarquía suprimida desde octubre de 2011, cuando estalló 'el caso Urdangarin', por el nombre del esposo de la hija menor del rey Juan Carlos, la infanta Cristina, sospechoso en un caso de corrupción en las Baleares.

Este sondeo fue realizado entre más de 2.400 personas de todo el país, entre el 1 y el 8 de abril, en momentos en que la infanta Cristina era imputada por tráfico de influencias en este caso. Desde entonces, la fiscalía presentó una apelación a esa decisión, que será examinada el 20 de mayo.

Otro sondeo, realizado antes de la imputación de la infanta y publicado el 7 de abril, mostraba que 53% de las personas interrogadas "desaprueban" la forma en que el rey ejerce sus funciones, contra 42% que "lo aprueban".

La caída de popularidad del monarca, de 75 años, es espectacular entre los más jóvenes, nacidos después de la restauración de la monarquía, tras la muerte del dictador Francisco Franco, el 20 de noviembre de 1975.

La imagen del rey sufrió con el 'caso Urdangarin' y después de lesionarse en un polémico episodio en 2012, cuando se cayó durante una costosa expedición de caza en Botsuana, que lo obligó a presentar excusas públicamente y escandalizó al país, minado por la crisis económica y el desempleo.

La investigación por corrupción sobre Iñaki Urdangarin, sospechoso de haber desviado junto con su exsocio seis millones de euros de dinero público, y la imputación de Cristina sumieron a la monarquía española en una crisis sin precedentes e hicieron aumentar los rumores de una abdicación del Rey en beneficio de su hijo, el príncipe Felipe.AFP

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios