Sonia Villamizar: Quien esté a tu lado debe admirarte

Con más de 20 años de carrera artística, que incluye una larga lista telenovelas y de obras de teatro en su haber, no sólo como actriz, sino también como productora; Sonia Villamizar asumió el reto de personificar a Nancy Margarita Sosa de Ibáñez en la producción dramática estelar de Venevisión, “Para verte mejor”, una historia que conjuga el romanticismo típico de la telenovela rosa con el suspenso de un thriller.

Oriunda del Estado Táchira, Sonia inició su vida artística en un concurso de belleza, y posteriormente estudió en la Escuela de Actuación Juana Sujo. Empezó en la televisión como animadora, y luego pasó a los dramáticos, donde ha desarrollado su carrera ininterrumpidamente, y ya cuenta con más de 20 telenovelas en su haber. Paralelamente lleva su carrera de actriz en el teatro, donde también funge como productora. Una activa vida profesional que combina con su rol de madre de Andrés, que ya tiene 5 años.

Su más reciente actuación en Venevisión, fue en la telenovela “La Viuda Joven” (2011) de Martin Hahn, donde interpretó a la detective Peggy Pardo-Pardo. Anteriormente personificó a Katiuska Bustamante en “Tomasa Tequiero” (2010) y a Ornella Guerrero en “Un Esposo para Estela” (2009).

En “Para verte mejor” da vida a Nancy Margarita Sosa de Ibáñez, una mujer a la que en sus 50´s le cambió la vida de un día para otro… Su padre se casa con una mujer mucho más joven que ella, le llega la menopausia, y para colmo su esposo le confiesa que están arruinados… Así que de vivir una vida muy cómoda, pasó a una vida mucho más austera y complicada. “Nancy representa a muchas mujeres venezolanas a las que les ha cambiado su situación social producto de la crisis que vivimos… Después de tenerlo todo, ha perdido su estatus y eso ha afectado el ámbito familiar. Sin embargo, es una ‘Mujer con M mayúscula’, capaz de echar para adelante a pesar de las pérdidas que ha tenido y que quizás siga teniendo”, comenta la actriz.

Es directora de un colegio y está casada con Carlos Enrique Ibáñez (Simón Pestana), con quien tiene dos hijos Patricia Margarita (Alejandra Machado) y Carlos Esteban (Mike Reyes)… Un matrimonio que se verá afectado por toda la situación que está viviendo. “A pesar de tener un gran temperamento, ser clara y confrontar las situaciones que se le presentan; a la vez es muy insegura; y se siente amenazada por Lázara (María Antonieta Duque), su rival”, agrega Sonia. Pero como la vida da muchas vueltas, quizás Nancy entienda que no todos los cambios son malos y en ocasiones son necesarios… “Ella se dará cuenta que esta difícil circunstancia, es una oportunidad para redescubrirse a sí misma”

Luego de más de 20 años de vida artística ininterrumpida… ¿Qué significa este nuevo rol para tu carrera?

Significa lo mismo que todos los roles, compromiso y responsabilidad, para poder darle a Nancy la vida que quiso la escritora. Pero debo decir que en este momento en particular ese compromiso es más grande y está lleno de nostalgia de futuro, porque no sabemos cuándo se hará de nuevo una telenovela en Venezuela… Entonces este rol se convierte en agradecimientos y despedidas, en un pequeño privilegio que tiene que ver más con la oportunidad de compartir una telenovela con grandes compañeros, que interpretar un rol.

En el pasado interpretaste a Pascuita en “Voltea pa´ que te enamores” (2006) y posteriormente a Martha en “¿Vieja yo?” (2008), ambas telenovelas de Mónica Montañés… ¿Cómo te sentiste trabajando una vez más en otra historia original de Mónica?

Me sentí muy cómoda… Efectivamente esta es mi tercera novela con Mónica. Ella escribe de una manera muy sabrosa, cómoda, conoce muy bien a la mujer y a la clase media venezolana. Para mí es un gustazo trabajar en una telenovela que lleve su firma… Pero tengo que confesar que esta vez me dio un poquito de susto, porque la historia de perder al marido y de nuevo con María Antonieta, me puso en alerta, porque no quería que se repitiera lo de Pascuita y Matilde en “Voltea pa´ que te enamores”. Por eso se lo comenté a Mónica y a la productora, y me dijeron que aunque podrían parecerse, eran historias distintas. Y así fue, Nancy no es para nada Pascuita; ella enfrenta y confronta pase lo que pase.

Podrías nombrar tres cosas que tengas en común con Nancy…

Uno siempre tiene cosas en común con todos sus personajes, porque le prestas el cuerpo y tu voz. Pero además de eso, creo que el amor por su familia, en lo responsable y trabajadora que es, y en no quedarme callada cuando algo me atraganta.

¿Crees que algunas mujeres se identifiquen con Nancy?

¡Sí, claro!, ¡Muchas mujeres!

¿En qué sentido?

Inseguridad de perder al marido, y con tanto problema que viven no encontrar la manera de reconquistarlo. El haber perdido estatus, comenzar una nueva vida de cero, eso crea inseguridad.

¿Qué consejo les darías a estas mujeres?

Que siempre miren dentro de ellas… Lo que han hecho, cómo le echan pichón a la vida. Que se den cuenta del valor que tienen, y que eso no lo da o lo quita un hombre, ni alguna “Lázara” que aparezca por ahí. Somos seres únicos, es todo.

¿Por qué alguien que aún no ha visto la telenovela, debería verla?

Porque debemos rescatar lo nuestro, lo hecho en casa… Porque todo lo que se hace y pasa ahora en Venezuela, es historia para mañana y siempre tendremos algo que contar. Porque merecemos por lo menos una hora de frescura al día… Además, es una historia fresca, divertida, y a la vez tiene un poco de suspenso. Y también por curiosidad por aquello de: “¡Aja, déjame ver que tal la novela de ‘La Montañés’!” (risas).

Profesionalmente hablando… ¿Qué proyectos tienes?

Haré una gira, dentro y fuera del país, de la obra de teatro “Dramas y Caballeros”, con María Antonieta Duque. Pronto inicio ensayos de una nueva obra: I.D.I.O.T.A.; con Basilio Alvarez. ¡Me encantó apenas la leí!

Finalmente… Sin develarnos el desenlace… ¿Con quién crees que debería estar Nancy… Continuar con su esposo Carlos Enrique o con Beltrán?

No sé qué decirte… Nancy apuesta a su matrimonio, a salvarlo; ella quiere a Carlos Enrique, aunque viven un período gris, pero apuesta a recuperarlo. Por otro lado Beltrán no le es indiferente, es un gran hombre, ha hecho que ella se reconozca a si misma poco a poco y a que se dé cuenta quien es como mujer; pero por ahora ella no lo ve como hombre sino como amigo. Creo que la persona que este al lado de uno debe ser alguien que te admire y que sea tu fan, ¡punto! (risas).

NP/ MF