Víctor Vegas, literatura venezolana al ritmo del Rock & Roll

La oscuridad de la noche se desquebraja con el primer acorde de la guitarra eléctrica. En el público estallan los gritos al reconocer la canción y en el escenario aparece la mítica banda de rock, Yes. Un evento que, si bien será recordado por los miles de aficionados, marcará la vida de tres amigos en común, esos que nacen de la imaginación del escritor venezolano Víctor Vegas en su novela, La edad del Rock and Roll . Una obra que ha subido el volumen de los amplificadores de la literatura nacional en Europa y que, con la misma osadía que un buen solo de guitarra, ha roto con los estándares establecidos al incursionar en el estilo de la aventura literaria.

La obra, que cuenta con un estilo dinámico y directo, permitirá a los lectores acompañar a los protagonistas desde Caracas hasta Río de Janeiro, en una aventura donde las palabras de cada oración vibran como un riff y las historias se complementan mutuamente para hacer de un concierto un recuerdo más trascendental.

¿Cómo surge la idea de realizar una novela de aventuras?

No fue una decisión prevista. A decir verdad, La edad del Rock and Roll nace de un relato que escribí cuando era un adolescente y que permaneció más de 15 años congelado. Fue en mi reencuentro con la literatura, por el año 2003, cuando con una mayor madurez retomé el proyecto y sumé, a esa historia lineal, los capítulos individuales de los personajes. Sólo me di cuenta que era una novela de aventura cuando, una vez culminada, me lo comentaron los amigos que la leían.

Ahí comprendí que, casi de forma inconsciente, había realizado un tributo a Canaima de Rómulo Gallegos.

¿Qué papel juega el recuerdo en La edad del Rock and Roll ?

Uno muy importante, pero cualquier detalle que ofrezca sobre el tema podría dañarle toda la historia al lector.

¿Cuál considera que es el principal valor de esta novela?

La novela cuenta con dinamismo o, como decimos en la dramaturgia, progresión dramática. Una aportación técnica que permite mantener la atención del lector, quien siente que la obra avanza y que no se ha quedado estancada. Un dinamismo que, además, impulsé a través de la alternancia de capítulos cortos.

Otro valor de la obra es que cuenta con un estilo directo y simple, así como la capacidad de emocionar al lector, haciendo que se conmueva y que se ría en distintas páginas. Estos son los principales valores de una novela a la que dediqué cuatro años escribiéndola y otros dos revisándola.

¿Qué le impulsa a dar el paso de pasar de ingeniero informático a escritor?

Siempre he tenido una vocación a la literatura y al teatro. Estudié ingeniería porque sabía que los escritores no ganan bien y que, muchos de los grandes autores, pasaron trágicas penurias a lo largo de su vida. Así que decidí estudiar una carrera que me permitiese ganar dinero y ahorrar lo suficiente para, posteriormente, dedicarme a la literatura. Sin embargo, lo que estaba previsto ser mi profesión por cinco años, terminó creciendo durante 15 años, un período en el que, constantemente, me cuestioné qué estaba haciendo con mi vida.

Sentía que me estaba prostituyendo para conseguir los fondos que necesitaba, pero cuando surgía un proyecto más grande o un ascenso, tomaba la oportunidad sin dudarlo. En 2002, la empresa en la que trabajaba es vendida y me quedó sin mi trabajo, por lo que mi esposa me recomienda que aproveche para intentar vivir mi sueño de ser escritor. Le hice caso y, dos años después, ya contaba con publicaciones y reconocimientos literarios.

Más de 10 años después, mi esposa sigue alentándome. Por eso, mi novela está dedicada a ella.

Image

¿Cuál de todos los reconocimientos que ha recibido tiene un significado especial?

El primer premio que me otorgaron en España durante 2004. Este reconocimiento fue el principal respaldo para que mis obras fueran publicadas en Venezuela, ya que impresionó a las editoriales que tuviera un galardón del Ayuntamiento de Bilbao.

¿Por qué decide mudarse a España en 2008?

Por la situación de inseguridad y crisis política de Venezuela, que genera una crispación social. Aprovechando que mi esposa tenía la nacionalidad europea, dimos el salto a España.

¿Cómo valora la actual situación de la literatura venezolana?

Creo que, durante los últimos años, está viviendo uno de sus mejores momentos. A pesar de los conocidos problemas por la falta del papel, siguen siendo publicadas muchas obras y de gran calidad. Además, he tenido la oportunidad de conocer a jóvenes escritores venezolanos que son muy buenos.

La narrativa de ficción es el área, quizá, con mejores expectativas, ya que se está pensando en el lector y ofreciendo un producto de mayor calidad.

¿Qué aspectos considera necesarios impulsar para fomentar la cultura de la lectura en el país?

Los valores sociales. Esos que han solido flaquear en el país desde bastante tiempo y que se deberían aprender en las casas. A pesar de que esta es una necesidad que existe desde antes de Hugo Chávez, tras su gobierno resulta aún más importante, ya que pisó el acelerador en la destrucción de estos valores. Al expresidente se le olvidó que, cuando uno es el líder de la casa, debe ser responsable con los gestos y métodos que emplean, ya que los demás miembros del hogar los copiarán. Eso sucedió en Venezuela, donde Chávez saltó todos los convenios sociales establecidos y dio luz verde a que la población le siguiera.

La cultura será de gran ayuda para restablecer estos valores, ya que echa luz en los lugares más oscuros de las sociedades.

¿Considera que la tensa situación social y política de Venezuela favorece o entorpece el nacimiento de nuevos escritores?

La entorpece, sin lugar a dudas, pero en los peores momentos son cuando inesperadamente surgen los mejores artistas. A pesar de que la situación no es beneficiosa para el desarrollo de la cultura, ofrece una oportunidad para el surgir de nuevas formas de expresión.

Sólo el tiempo lo dirá, pero sería agradable poder algún día decir: a pesar de esa mala etapa que atravesó el país, al menos nacieron buenos artistas.
¿Cuáles son los nuevos proyectos en los que está trabajando actualmente?
Antes de La edad del Rock and Roll , tenía otros proyectos que fui descartando. Ahora es el momento de que los retome para crear mi segunda novela y otro libro de relatos. Además, aprovecharé para retomar la dramaturgia con una obra de teatro.

Afinando las historias

¿Cuál es su autor venezolano favorito?

Rómulo Gallegos

¿Y extranjero?

Julio Cortázar

Un libro que considere que todos los niños venezolanos deberían leer

Rebelión en la granja , de George Orwell

¿Con cuál personaje de La edad del Rock and Roll se identifica más?

Con Toño, por todo el arco de vida que atraviesa.

Si pudiera ser miembro de una banda de rock, de cuál le gustaría serlo

Esta es fácil: Yes … o Deep Purple .

@JosePuglisi para Informe21