Correcto aseo diario de las partes íntimas femeninas es vital para evitar las infecciones


En la medida en que el tema ha dejado de ser tabú, lo que permite hablar de él con más tranquilidad, se hace evidente que muchas mujeres tienen creencias erróneas sobre el aseo y el cuidado íntimos. En poco tiempo la oferta de productos de aseo íntimo femenino se ha multiplicado. Hasta hace una década las mujeres simplemente recurrían al jabón; ahora cuentan con una gama que incluye cremas y geles, lociones, duchas, protectores y desodorantes.

Ivonne Díaz, ginecóloga, explica que tanto la higiene como las visitas periódicas al especialista dependen de cada mujer y del momento de la vida en el que está.

Vale decir que las mamás deben instruir a sus hijas sobre la forma correcta de asearse, siempre con la idea de que desde la adolescencia pongan en práctica rutinas de higiene que les ayuden a reducir el riesgo de infecciones: "Aunque no hay mediciones al respecto es común que a esas edades las niñas se descuiden; por eso es necesario estar atentos", dice Díaz, quien asegura que entre las adultas sigue habiendo mucha confusión sobre este tema y sobre el uso de productos de aseo íntimo.

¿Cómo debe ser la limpieza de la zona íntima después de entrar al baño?

Es importante pasar el papel higiénico siempre de adelante hacia atrás, pues la materia fecal es contaminada y puede causar infecciones en la uretra y en la vagina.

¿Es recomendable usar jabones especiales?

Sí, estos productos contienen ácido láctico, una sustancia que ayuda a mantener el pH ácido de la vagina; de este modo se evita la aparición de hongos y bacterias. Si el pH es menos ácido se está más expuesta a contraer infecciones.

¿Y los desodorantes?

El uso rutinario de estos productos puede causar irritación en la vulva, por los químicos que contienen. Muchas veces dan lugar al desarrollo de alergias. Es importante que su uso sea controlado.

¿En qué etapa de la vida la mujer es más vulnerable a las infecciones vaginales?

Desde que inician su vida sexual son más susceptibles al contagio de bacterias, pues en el prepucio del pene, especialmente en hombres no circuncidados, hay bacterias que pueden causar infecciones, flujos y picazón. Por esta razón es recomendable tener una pareja estable que tenga buenos hábitos de limpieza o el uso de preservativos.

¿Objetos sexuales, como consoladores, pueden causar infecciones?

Los ginecólogos desaconsejamos su uso; si estos utensilios no se limpian bien y con profundidad, antes y después de su uso, pueden producir infecciones.

¿Y los lubricantes y aceites?

En este caso lo que se aconseja es probar el líquido en un área de la piel que sea sensible para estar seguro si sus componentes pueden generar irritaciones, molestias o, incluso, dermatitis.

¿El uso de condones puede causar reacciones alérgicas?

En algunas mujeres los aditivos lubricantes pueden causar irritación. Lo que se debe hacer es probar alguno que no cause molestias.

Principales causantes de las infecciones

Muchos de estos microorganismos se transmiten por vía sexual. Por eso es necesario hacer el tratamiento en pareja.

Gardnerella vaginalis
Esta bacteria produce un olor fétido y un flujo verdoso. Existe tratamiento para erradicar este agente.

Cándida albicans
Hongos que provocan flujo y picazón.

Herpes genital
Virus que ocasionan ampollas, picazón y ardor.

Chlamydia trachomatis
Bacteria que causa inflamación en las trompas, hasta el punto de producir infertilidad.

Fuente:

Eltiempo.com

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios