Un estudio revela que los hombres son más avaros que las mujeres


Según un reciente estudio publicado en el Journal of Marketing Research tanto los hombres más derrochadores como los más tacaños,terminan igual de infelices con sus compras. La investigación -realizada por la U. de Michigan a unas 13 mil personas- también contradice una mirada muy arraigada de la "sabiduría" popular: no hay más mujeres que hombres entre los derrochadores. Sin embargo, hay otra conclusión clave: los hombres son dos y media veces más avaros que ellas.

Para la investigación, los expertos definieron tres tipos de compradores: los tacaños (30%), los derrochadores (20%) y los consumidores no conflictivos o frugales (50%), definidos como los que no viven ni mueren por comprar y son más felices con sus gastos.

Luego de entregar algunos datos personales, los encuestados debían autodefinir su estilo de comprador y luego responder qué tan "doloroso" era para ellos gastar dinero. Esto porque anteriores estudios hechos con escáneres cerebrales habían demostrado que la sensación de gastar dinero es, efectivamente, dolorosa, tanto como lo es la frustración psicológica o un malestar físico. Además, provoca un aumento de actividad en la ínsula, una región del cerebro asociada a estímulos dolorosos y desagradables.

¿Conclusión? Para los más cuidadosos y dilapidadores, gastar plata era igualmente molesto, y les resultaba el doble de doloroso que a los que se definían como consumidores frugales, aunque a ellos también les dolía gastar. ¿Cuánto? A los consumidores frugales les dolía 1,8 en una escala de uno a cinco, comparado con 4,2 de tacaños y derrochadores.

Otro dato: los mezquinos se enamoran de los malgastadores. Es lo que dice otro estudio conducido por los mismos investigadores y publicado este año. Una elección que, según los autores, provoca problemas matrimoniales y divorcios. Para evitar conflictos, los investigadores aconsejaron, para los tacaños, convencerlos de gastar llamando a sus compras "inversión" y a las cuotas, "pequeñas cuotas", lo que los hace mirar el gasto más positivamente. Para los derrochadores, en cambio, se recomienda pagar siempre con efectivo y andar con billetes de la mayor cantidad de dinero posible, ya que también se ha estudiado que es menos probable que compren algo cuando eso implica "abrir" un billete grande.

Fuente: Contexto

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios