Para formar parte de la información

Emilio J. Cárdenas's blog

Donald Trump continúa "latinoamericanizando" a los EE.UU.

Emilio J. Cárdenas's picture

Por ejemplo, como veremos enseguida, de pronto ha aparecido el mal del llamado nepotismo. Especialmente con los roles prominentes que desaprensivamente reserva para sus familiares inmediatos. Así están apareciendo algunos casos sorprendentes, como el que relataremos enseguida, aunque quizás el mismo Donald Trump
no advierta que está adoptando conductas que parecían impensables en los EE.UU.

Más nepotismo en América Latina

Emilio J. Cárdenas's picture

Hace pocos días, desde estas mismas columnas, nos referimos al nepotismo del peor de los gobernantes de nuestra región: el de Nicolás Maduro, un tirano ahora empeñado en elevar a los más altos altares de la política a su propio hijo, un jovencito adiposo portador de dos apellidos, que circula por su pequeño mundo con el nombre de: Nicolás Ernesto Maduro Guerra.

Nicolás Maduro impulsa el nepotismo

Emilio J. Cárdenas's picture

Nicolás Maduro se siente cada vez más poderoso. Más allá de la ley. Por encima de todos. Su fiebre autoritaria lo ha conmovido en sus entrañas. A punto tal, que comienza a ungir a su hijo como heredero de su trono.

Hablamos de Nicolás Ernesto Maduro Guerra , un joven adiposo que porta dos apellidos. Y que pretende ejercer el poder, como su padre. Por derecho propio, el derivado de su vinculación familiar con el hombre que hoy acapara el poder venezolano, pese a no tener respaldo mayoritario alguno.

Estos "mensajes" quedaron de la reciente reunión de la OEA

Emilio J. Cárdenas's picture

Casi todos los Cancilleres de los países de nuestra región concurrieron a la Asamblea General de la OEA celebrada en Cancún, México. Hablamos de 34 altos funcionarios, con excepción del Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, que no asistió sugiriendo así que América Latina, incluyendo a Venezuela, no es una prioridad para la administración que preside Donald Trump.

El tema central de la reunión debió haber sido precisamente el de la peligrosa situación en Venezuela, hoy el gran problema de la región. Caótico y dramático, a la vez. Y así fue, efectivamente.

Se complica el panorama financiero de Venezuela

Emilio J. Cárdenas's picture

Venezuela dejó ahora de pagar la deuda externa que el país mantiene con su aliada estratégica, la Federación Rusa. Así lo informa la prensa especializada, en este caso desde las columnas del influyente “Financial Times”. Y ese obviamente no demasiado inesperado incumplimiento puede, además, haber gatillado técnicamente el incumplimiento de otras deudas venezolanas como consecuencia de las llamadas “cláusulas de incumplimientos cruzados”. Esta compleja discusión está hoy abierta.

El presidente Mauricio Macri y la situación en Venezuela

Emilio J. Cárdenas's picture

Primero lo hizo el fallecido Hugo Chávez. Su sucesor, Nicolás Maduro, completó la tarea. Como resultado, Venezuela ya no es una democracia y –por ello- desde hace algo más de dos meses su pueblo protesta constantemente en las grandes ciudades. En las últimas semanas Nicolás Maduro ha respondido al descontento generalizado con una represión violenta que entristece a la región toda.

El infierno venezolano sigue recalentándose

Emilio J. Cárdenas's picture

Como lo ha reconocido sin eufemismos la propia Conferencia Episcopal Venezolana, la avenida del posible diálogo entre el gobierno y la oposición de su país está ya cerrada. Por total ausencia de buena fe en la administración de Nicolás Maduro, que ahora lucha denodadamente por sobrevivir frente a las protestas multitudinarias cotidianas que se realizan desde hace ya más de dos meses, generando una invasión -constante y ruidosa- de las autopistas, calles y plazas venezolanas.

Evo Morales preocupa al sector privado boliviano

Emilio J. Cárdenas's picture

Bolivia no es, en esencia, una democracia real. Y su presidente, el ex sindicalista marxista Evo Morales, no es un demócrata. Formalmente Bolivia tiene los tres poderes clásicos, propios de la democracia. En los hechos, Evo Morales ejerce la presidencia, controla la voluntad del Poder Legislativo, y el Poder Judicial no es independiente. Pese a ello, Evo Morales se esfuerza por “aparecer” como un demócrata. Disfrazado, entonces. Quienes conocen la realidad de su país no se dejan engañar.

En Uruguay denuncian corrupción en los negocios recientes con Venezuela

Emilio J. Cárdenas's picture

Siempre tuve la sospecha que los negocios conducidos desde el sector público venezolano estaban profundamente infectados de corrupción. No podía ser de otra manera en un país que se ha transformado en un narco-estado de la mano de la administración de Nicolás Maduro, con la lamentable participación de algunos de sus jefes de las Fuerzas Armadas.

Venezuela: donde el miedo y la mentira son instrumentos del autoritarismo

Emilio J. Cárdenas's picture

Con Cuba, Venezuela es hoy la segunda tiranía de nuestra región. Por esto los venezolanos, que saben bien que su libertad está claramente en juego, ha salido masivamente a las calles de ese país a protestar y exigir la inmediata convocatoria a elecciones libres. Conscientes, por cierto, de que, si se llevan a cabo en un marco de transparencia, honestidad y limpieza, como siempre debiera ser, los “bolivarianos” serán irremediablemente derrotados, de manera inapelable, en las urnas.

Venezuela maltrata al Uruguay

Emilio J. Cárdenas's picture

Venezuela y Uruguay mantuvieron relaciones diplomáticas muy cordiales desde el 2005, cuando el Frente Amplio llegara al gobierno de la Banda Oriental. Sus dos gobiernos tenían entonces una clara afinidad ideológica y Venezuela lucía como una nación inmensamente rica por los elevados precios internacionales del petróleo crudo que todos creían –equivocadamente- iban a durar por largo rato. Teniendo en cuenta lo señalado, Uruguay intentó transformarse en el proveedor sustancial de productos agropecuarios para Venezuela, especialmente los lácteos.

Nicolás Maduro a sangre y fuego contra su pueblo

Emilio J. Cárdenas's picture

Los venezolanos saben bien que luchan nada menos que por su libertad, esto es por no ser esclavos del marxismo. Saben también que las valientes protestas que han emprendido pueden ser su última oportunidad para sacarse de encima la tiranía de Nicolás Maduro que los ha sumergido en la escasez de todo, después de destrozar la economía venezolana.

Por eso salieron ayer masivamente a las calles de Caracas y de otras localidades venezolanas, en Táchira, Barinas, Nueva Esparta, Mérida y Zulia, entre otras. La multitud superó, con creces, la concentración del 11 de abril de 2002.

Venezuela: el valiente pronunciamiento del Cardenal Baltazar Porras

Emilio J. Cárdenas's picture

La lenta pero inexorable marcha de Venezuela hacia la dictadura no se detiene. En rigor, se acelera y las arteras maniobras de Nicolás Maduro y los suyos parecen, de pronto, haberla instalado ya. Porque privar a los legisladores nacionales electos por el pueblo de sus inmunidades constitucionales (para así poder, presumiblemente, acusarlos impunemente del delito de Traición a la Patria) y, peor, asumir formalmente desde el Tribunal Supremo de Justicia las facultades legislativas que, de acuerdo a la Constitución, son inequívocamente de la Asamblea Nacional traspasa todos los límites.

Cuba: la huelga de los "boteros"

Emilio J. Cárdenas's picture

Parece imposible, desde que el comunismo cubano no reconoce las huelgas, ni las permite y, como si eso fuera poco, tampoco reconoce a los sindicatos. Manda solamente el Partido Comunista. Los demás obedecen mansamente, bajando la cabeza como si no tuvieran siquiera derecho a opinar. Porque lo cierto es que, en Cuba, no lo tienen. Esto y no otra cosa es el totalitarismo. No equivocarse, jamás.

¿Quiénes liderarán el mundo en el 2050?

Emilio J. Cárdenas's picture

La predicción del futuro está muy lejos de ser una ciencia exacta. Pero ayuda a pensar en cómo será el camino que todos, inevitablemente, al final recorremos. Por eso merece la pena comentar las principales conclusiones de un estudio estratégico reciente de la firma de auditores “PwC” que, entre otras cosas, procura anticipar quienes serán las grandes potencias económicas del mundo en el 2050.

La investigación del atentado terrorista contra la AMIA se acerca a Cristina Kirchner

Emilio J. Cárdenas's picture

En la década de los 90, el fundamentalismo islámico perpetró dos enormes y sangrientos atentados terroristas en la ciudad de Buenos Aires. En uno de ellos destruyó, con explosivos, la sede de la Embajada de Israel en la República Argentina. En el otro atentado, del 18 de julio de 1994, causó daños en la sede de AMIA, una entidad de la comunidad judía argentina, que presta importantes servicios sociales. En el segundo caso quedaron 85 personas muertas y más de 300 heridos.

El diálogo venezolano parece haber muerto

Emilio J. Cárdenas's picture

Los venezolanos pasaron este año una de las Navidades más tristes de su historia. Sumidos en las privaciones y sin demasiadas esperanzas de cambio genuino en paz. El diálogo con la participación de la Iglesia Católica, representada por el Cardenal Pietro Parolin, está virtualmente paralizado.

Como realmente no podía ser de otra manera, atento la perversidad moral de Nicolás Maduro y su régimen. No cumplieron absolutamente nada de lo comprometido. Sólo intentaron (y lograron) ganar tiempo.

Venezuela juega con fuego en el Mercosur

Emilio J. Cárdenas's picture

A los vergonzosos episodios que la descortés canciller venezolana, Delcy Rodríguez, protagonizara en Buenos Aires, invadiendo indecorosamente la Cancillería argentina sin haber sido invitada, la belicosa y mal educada joven venezolana sumó una serie de amenazas directas que fueron proferidas enseguida, en la ciudad de Montevideo, entre las que se cuenta la de mantener sus provocaciones de aquí en más, perturbando así en todo lo posible la marcha del MERCOSUR, organización comercial de la que la Venezuela bolivariana nunca debió haber formado parte.

Venezuela: el Cardenal Parolin expresa claramente su desazón

Emilio J. Cárdenas's picture

La Iglesia Católica está empeñada en tratar de facilitar el diálogo entre la patológica administración de Nicolás Maduro y la oposición venezolana unificada. Hasta ahora, con buena voluntad, pero muy poco éxito.

Tan es así, que la última reunión de trabajo entre las dos partes no se produjo. Porque la oposición adujo, con razón, que el gobierno venezolano no había cumplido con sus compromisos y que entonces no tiene sentido seguir en una mesa de negociaciones donde sólo una de las partes actúa de buena fe. Y la otra sólo dilata todo. Eso es efectivamente así.

Perú: Contra la burocracia, pero no del todo

Emilio J. Cárdenas's picture

Perú atraviesa por un momento bien interesante. Aferrado a un modelo económico exitoso, mantiene el rumbo a pesar de los sucesivos cambios de gobierno. Eso es nada menos que mostrar coherencia y madurez política. Esto es, capacidad de pensar y de ejecutar, evitando los tumbos o bandazos que desconciertan o confunden a los actores económicos. Por eso precisamente Perú es previsible. Lo que no es pequeña cosa, al tiempo de considerar o decidir invertir en su medio.

Nicolás Maduro juega con la oposición venezolana

Emilio J. Cárdenas's picture

El ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arria, tiene una visión realista de lo que está sucediendo con las “negociaciones” entre el gobierno y la oposición venezolana. Para él, el diálogo, que no avanza, tendrá inevitablemente consecuencias negativas para su patria. Porque dentro de la oposición, que está ciertamente dividida, los intereses y las ambiciones personales no son los mismos. Divergen. Compiten. Se enfrentan y, por ello, condicionan el andar común.

Pages