Para formar parte de la información

Gustavo Tovar-Arroyo's blog

Venezuela, la orilla de la ebriedad…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD: Es improbable que el poeta mexicano Octavio Paz haya pensado en la oposición venezolana cuando escribió una de sus obras cumbres El laberinto de la soledad.
Tampoco creo que las raíces psicológicas del pueblo mexicano tengan mucha relación con las del venezolano: mientras Mayas, Toltecas, incluso Aztecas, completaban enigmáticas cifras matemáticas, escribían poesía o configuraban el cosmos en una genial piedra, nosotros nos comíamos entre nosotros mismos.

“Mea –sobre la– culpa”

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

¿AUDITAR UNA ELECCIÓN?: La mayoría de los que hemos estado involucrados en la defensa del voto contra peste chavista, lamentablemente estamos en el exilio o presos.
Los pocos que no lo están y que permanecen en Venezuela, conscientemente, llamaron a la abstención para impedir una relegitimación de la dictadura. Sabían de qué hablaban.
Después del estrepitoso fraude del 30 de julio, habiendo la empresa Smartmatic (informante de la oposición) denunciado la gigantesca manipulación electrónica por parte de la dictadura, no había manera responsable de auditar el proceso.

La rebelión cansada y perdida

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

El eterno retorno

Hemos votado, marchado, protestado, lanzado piedras, tragado humo, vuelto a votar, mentado madres, caceroleado, bailado (como terapia infeliz), cerrado calles, votado de nuevo, quemado cauchos, bañado de **** a nuestros represores (como terapia feliz), ido y venido, vuelto a ir, vuelto a venir, votado otra vez, y nada; por hacerlo, por oponernos a la dictadura, nos han perseguido, expropiado, encarcelado, torturado, desterrado o asesinado. Somos un pueblo mal herido, que agoniza.

Yo soy Venezuela

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

VENEZUELA Y LOS MALECONES DEL ESPÍRITU: La patria es una palabra hinchada, regordeta, celulitosa. La usan tanto los dictadores como los poetas; los presos políticos y los burócratas. A mí la palabra “patria” me pesa, no me gusta, nunca me ha gustado. Esa petulante y cursi manera como la usan las tiranías escupen maní masticado cada vez que la anuncian me abochorna, hay que esquivar sus babas mientras los tiranos la usan si no queremos quedar embarrados. Prefiero la palabra Venezuela, me parece una voz bellísima.

¡Muerte a la dictadura!

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

El pellejo que les queda

Japón, potencia mundial, hace una alianza estratégica militar con los Estados Unidos para proteger a su pueblo de Corea del Norte y de China. Francia, Italia, Alemania, España, Inglaterra hacen lo mismo pero para defenderse de Rusia. Corea del Sur, Egipto o Israel también tienen su pacto con los gringos; tienen pellejo todavía por haberlo realizado. Colombia, pueblo hermano, logró derrotar al terrorismo porque entendió que no se puede luchar sola contra las guerrillas del narcotráfico.

Los escupitajos de fuego

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Descansé en paz

La dictadura de Nicolás está muerta. Los venezolanos lo hemos decidido así y también América Latina y el Mundo. La estrecha vinculación del régimen con las fuerzas más nocivas de la modernidad: narcotráfico, terrorismo y corrupción, la estigmatizan y marginan como los criminales que son. En este momento al chavismo sólo lo sostiene la delincuencia.

¿Qué pasa con quien se cansa?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Las pavorosas condiciones de vida

No soy abstencionista, jamás lo he sido. Pienso, como activista de la noviolencia, que las elecciones pueden ser un estímulo para movilizar social y políticamente a las sociedades que padecen dictaduras. Las sociedades tienden a paralizarse y tullirse ante la represión dictatorial. La movilización es liberadora.

¿Luchamos o nos rendimos?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

EL ANIMAL QUE SE MUERDE LA COLA: La oposición –me incluyo– es como un animal que gira sobre sí mismo frenéticamente para morder su propia cola. En vez de plantarse frente a la perra tiranía para desafiarla, clavarle los colmillos de la justicia en el cuello y vencerla, persiste en dar extravagantes vueltas en círculo para evitar lo inevitable: la confrontación final con el chavismo para erradicarlo del poder.

Hora cero: Sé Libertador

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

LA HORA SUBLIME: Todas las interrogantes de este tiempo se amontonan en un solo acto: la rebelión civil. ¿La lograremos? Pienso que sí, pienso que Venezuela entrará pronto en el siglo XXI. Llegamos tarde, pero al fin llegamos.
Nuestra nación –preñada de ideales– se pare otra vez a sí misma, el futuro muestra su rostro, emerge del vientre ensangrentado de nuestra madre historia; y con manos temblorosas y vacilantes los venezolanos recogemos ese sueño de libertad que renace entre nosotros.

15 mil heridos…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

VENEZOLANOS HERIDOS: Heridos de muerte, heridos de gravedad, heridos leves (pero heridos); heridos por perdigones, peinetas, balas, metras, arrollados por motos o por tanquetas, heridos por feroces golpizas; venezolanos heridos, muchos heridos, intoxicados, alcanzados por bombas lacrimógenas, por rolazos, por manos y patadas ensanchadas de brutalidad; heridos y además torturados, sodomizados, infamados con tratos despreciables e inhumanos, con tratos que definitivamente fueron impuestos por una mente criminal.

Como vaya viniendo vamos viendo

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Somos venezolanos, conocemos muy bien nuestras virtudes y nuestros defectos, nuestros alcances y límites. No nos destacamos precisamente –lo sabemos– por planificar en el mediano y largo plazo, cargamos con la permanente tara del “como vaya viniendo vamos viendo”. Así no se sale de una tiranía.
Aunque la voluntad, el multitudinario fervor, la creatividad y la moral cuentan, hace falta mucha planificación, organización y astucia para desentrañar del poder político una peste tiránica como la chavista.
Ya lo hemos hecho antes, hagámoslo otra vez.

La Calle de la Unidad Democrática (CUD)

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

LA GLORIA DEL PUEBLO BRAVO: No soy –ni seré– uno de esos que achaca a la supuesta pasividad de nuestro pueblo los ruinosos avances sociopolíticos del chavismo. Han sido años calamitosos y el venezolano común ha estado a la altura de los acontecimientos, ha hecho lo indecible por sacudirse las úlceras que ha causado en su espíritu la lepra ideológica de Chávez y por razones no atribuibles a él –al pueblo– no lo ha logrado.
El esfuerzo la ha hecho, qué duda cabe. No titubeo en ofrecerle mi reconocimiento al pueblo bravo que está en las calles, que lucha.

MAD “Venezuela” MAX

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

¿Dónde queda el fin?

Horror, martirio, sufrimiento y lamento son los sentimientos que se desprenden de la cinematográfica ruina que vive Venezuela. No hay espacio en el alma para economizar frustraciones ni para ajustar dolores. Como quien sufre una punzante pena, los venezolanos ya no cuidamos las formas de la indignación, el grito es unánime y energúmeno. Lo más triste es saber que cada día empeoran las cosas y seguirán empeorando.

¿Dónde queda el fin?

Amarrados a nuestras heridas

María Corina: moral contra el circo macabro

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

La mujer de todos los siglos

En nuestra vida republicana, desde que somos venezolanos y no españoles, Venezuela ha conocido espíritus prominentes y universales, espíritus cuyo pensamiento y obra han levantado admiración y reconocimiento más allá de nuestras fronteras, espíritus que superan su tiempo histórico.

María Corina Machado es uno de ellos. No exagero si la ubico como una de las cinco mujeres más sobresalientes de nuestra política de todos los tiempos.

Ella es un espíritu que ya borró los límites de su siglo.

Lilian y Trump: ¿espejismo o realidad?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

EL CHICHARRÓN SEMANAL: No soy una figura pública conocida en el psiquiátrico político venezolano. Nunca lo he sido ni lo seré. Aunque lo único que hago en mi exilio es pensar en mi país, estoy fuera de su centro –soy un excéntrico–, vivo frente al mar, lejos, muy lejos, del horror que se vive en mi auténtica orilla: Venezuela.

Unidad o el electrocardiograma de un corazón roto

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Angina de pecho

No sé si cada vez que me leen pueden intuir qué pasa por mi espíritu cada vez que me siento a escribir mis entregas semanales. No lo sé, pero sí puedo confirmarles que ocurre algo extrañísimo entre nosotros. Cuando me envían sus comentarios es evidente que no reflexionan sobre mis palabras, reflexionan sobre los latidos de mi corazón a veces agitados, a veces sofocados, siempre anhelantes.

Leopoldo López, el sacrificio y el despertar…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

“Si mi encarcelamiento contribuye al despertar de pueblo
habrá valido la pena”

Leopoldo López

Su fuerza y su fe

No dejo de pensar en un solo momento en las feroces y crueles condiciones carcelarias que la dictadura chavista le ha impuesto a Leopoldo López. Es una reflexión recurrente en mi día a día. Confieso que a pesar de que me indigna hondamente, también me inspira y admira por la fortaleza espiritual y la asombrosa capacidad con que ha sobrellevado tanta vejación y tortura.

Pages