Para formar parte de la información

Alexánder Cambero's blog

Los últimos días de la dictadura

Alexánder Cambero's picture

Ver el error para no repetirlo es vital, más cuando estamos en el nacimiento de una nueva Venezuela. Asistimos a los últimos días de este proceso de hambruna. Es inminente el resquebrajamiento del proceso totalitario que destruyó a Venezuela. El régimen no tiene escapatoria: ante la rebeldía cívica de un pueblo decidido a cambiar su suerte, ya son muchas las humillaciones recibidas por una casta de bribones que jugaron con su futuro en nombre de una revolución que los expolió hasta dejarlos pulverizados.

¿Quién reina en el caos venezolano?

Alexánder Cambero's picture

Detrás de la espantosa crisis nacional existe una brillante estrategia de mantenernos como en el limbo. Construyeron un gran laboratorio propagandístico para impulsar un proyecto totalitario que busca la perpetuidad más allá del cadáver de la nación. Somos víctimas de un ensayo que auspicia la desmovilización de las fuerzas del cambio hasta atomizarlas.

En caída libre

Alexánder Cambero's picture

Una de las peores experiencias del desastre en Venezuela es el engaño vil del que fue objeto tanta gente buena, pues confió en una salida que terminó conduciéndonos al infierno. En el país existe la sensación de la proximidad de una catástrofe de ribetes espectaculares, de que nos deslizamos peligrosamente por quebrachos que nos conducen al peor de los abismos y de que nuestras desdichas son nimiedades, para lo que nos espera, si continúa este régimen. Es como si Venezuela pagara la culpa de haberse equivocado al llevar a esta jauría al gobierno.

La amnistía que solicitó Hugo Chávez

Alexánder Cambero's picture

El 4 de febrero del año 1992 nació el odio que viajó desde las venas del anonimato. Era el protagonismo de una época deslucida en la historia de la república. La grotesca noche cuando el fermento de los espíritus insurrectos se alzó contra la nación. Un grupúsculo de especímenes deshonró su uniforme. Levantaron las armas en contra de inocentes que sintieron cómo el fuego de la misma antorcha incineraba sus vidas.

¿Golpe de Estado en Venezuela?

Alexánder Cambero's picture

El gobierno revolucionario busca convertir al poder judicial en una traba para impedir los cambios por los que la gente votó. La arbitraria decisión del Tribunal Supremo de Justicia de suspender la proclamación de los diputados electos por todo el estado Amazonas (lista, circuito y representación indígena) introduce un elemento sumamente peligroso en el devenir político venezolano, ya que su actuación niega el derecho constitucional que ejercieron los ciudadanos y que dio por resultado una mayoría calificada de ciento doce diputados para la oposición democrática.

Cartas a Obama

Alexánder Cambero's picture

Al no ocurrir nada dirán que EE. UU. tuvo miedo, que la voluntad de millones hizo retroceder al imperio del mal. Ese argumento es el último recurso que le queda al agonizante Gobierno venezolano. La vulgar manipulación del régimen no tiene límites. Ha querido desviar la atención con respecto al bloqueo de cuentas, en los Estados Unidos, de siete funcionarios venezolanos acusados de violadores de los derechos humanos y lavado de dinero.

La Venezuela que arruinaron

Alexánder Cambero's picture

¿Qué sucedió en Venezuela para pasar del esplendor a la miseria? Una ilusión se hizo gobierno. Antes del contumaz fraude revolucionario, Venezuela tenía potencial para estar entre las economías más vigorosas del planeta tierra. Dieciséis años de depredación bastaron para colocarnos en el renglón de aquellas en que su desbalance las ubica como las menos favorecidas. Paradójicamente, en el período de mayor ingreso de nuestra historia nos fuimos a la ruina.

Venezuela 2015

Alexánder Cambero's picture

El año que comienza puede ser la catacumba de un proyecto hegemónico absolutamente ineficaz. El armatoste de la mentira oficial no resiste más. Durante años, la bendición de los precios petroleros obró a su favor; con la sagacidad propia del manipulador, pudieron maquillar nuestras debilidades y mostrarlas como la virtud de un modelo exitoso. Ensayo que fue copiado por un mundo deseoso de cambios profundos, en sociedades con terribles desigualdades humanas. Así llegó el proceso venezolano al catálogo de los ilusos que siempre anhelaron arañar las huestes del Estado.

La dictadura perfecta...

Alexánder Cambero's picture

El régimen se juega la supervivencia en el tiempo, sabe que su decaimiento hará que el proceso revolucionario sucumba. El filoso cuchillo hegemónico se yergue en contra de la vulnerada Constitución Nacional venezolana. La Carta Magna reducida al triste papel de un montón de párrafos estrangulados en el reclusorio más atroz. La denominada Ley Habilitante es la muerte del Estado de derecho, es investir de poderes estratosféricos al presidente ilegítimo para que gobierne por encima del bien y el mal. La dictadura muestra su verdadero rostro, oculto tras el montón de elecciones sospechosas.