Para formar parte de la información

Rafael Gallegos's blog

La gallina degollada

Rafael Gallegos's picture

La realidad se alimenta de la fantasía. Por ello el prisionero más famoso es el Conde de Montecristo, Macondo la ciudad más emblemática y Doña Bárbara uno de los personajes más comentados de Venezuela. Y ninguno ha existido más allá de nuestras mentes.

El cuento “La gallina de los huevos de oro” ha significado una figura petrolera muy poderosa en nuestro imaginario colectivo: los huevos de oro son la Renta Petrolera y la gallina de los huevos de oro es Pdvsa.

Decreto y limpieza… para producir petróleo

Rafael Gallegos's picture

Confieso mi asombro al observar al presidente Maduro y al general Quevedo exponiendo una novedosa tecnología para resucitar a Pdvsa del “paro silencioso” a que lo han sometido entre los derechistas disfrazados de revolucionarios – que ellos han tardado diez y nueve años en descubrir- y los eternos malucos de la embajada americana. Una innovadora tecnología: Decreto y Limpieza, que seguramente incrementará por lo menos un millón de barriles de producción de petróleo en Venezuela.

Prospectiva de la Venezuela petrolera

Rafael Gallegos's picture

El petróleo nos ha hecho una sociedad movilizada por un locus de control externo, esperando el éxito desde decisiones del entorno y no de nuestra resolución íntima de triunfar. Así esperamos que el estornudo de un jeque árabe incremente los precios del petróleo, o creemos que la solución a los problemas del país está en un mesías y no en forjar un liderazgo de los más aptos para gobernar. Sabemos que la renta petrolera no volverá con la fuerza de antaño; pero el rentismo sigue vivo y ansioso en lo más íntimo de nuestro ser y proceder.

La planta insolente… de los cobradores

Rafael Gallegos's picture

Venezuela estaba en default en 1902 cuando Alemania, Gran Bretaña e Italia intentaron cobrarle a cañonazos deudas que se habían tornado en impagables y venían acumulándose desde hacía décadas.

Los “negociadores” de los préstamos generalmente se llenaban de libras esterlinas. El escritor Juan Vicente González, a quien le decían “traga libros”, se tropezó en una ocasión en la calle con Rojas, uno de los negociadores de préstamos. Rojas le dijo por fastidiarlo: adiós “traga libros”, y González ni corto ni perezoso le respondió: adiós “traga libras”.

Bienvenidos a Trucutrulandia

Rafael Gallegos's picture

Este gobierno nos traslada al pasado a una velocidad de vértigo. Vamos llegando a Trucutrulandia, la tierra de Trucutrú, aquel personaje de la Edad de Piedra. Tal vez exagere un poco con lo de la Edad de Piedra; pero lo que es innegable es que sí hemos llegado a la Edad de los Chopo e´ Piedra, aquellos generales del gomecismo, sin escuela, sin ideas y sin… vergüenzas, que acompañaron al Benemérito en altas funciones de gobierno hasta su muerte.

Colapso

Rafael Gallegos's picture

Aterra observar las proyecciones para la Venezuela 2018. Hiperinflación, dólar estratosférico, escasez y hambre. Puro colapso. Vorágine donde las cifras de hoy son nostalgia a la semana siguiente. Hasta la esperanza quiere fugarse. Ya nadie dice “no creo”… “hasta allá no vamos a llegar”. Sabemos que ya llegamos y que este caos no tiene límite, que crecerá… hasta que hagamos las cosas de manera diferente.

Enemigos del imperio… de la ley

Rafael Gallegos's picture

El gobierno pretende que le creamos que el mundo se ha puesto en su contra para cobrarles su “valiente posición” ante el imperio norteamericano. Otra mentira más. La verdad es que el único imperio del cual han demostrado ser enemigos, es del Imperio de la Ley propuesto por el Libertador Simón Bolívar. Y para lo único que han sido “valientes”, es para irrespetar y reprimir al mismo pueblo en cuyo nombre actúan.

Diálogo del absurdo

Rafael Gallegos's picture

En los años de la Segunda Guerra Mundial surgió una forma del drama que se denominó Teatro del Absurdo. Se trataba de obras teatrales sin argumento, sin conversaciones lógicas y al final el público quedaba presa de gran incertidumbre. Entre las más destacadas de ese género están “Esperando a Godot”, que pasa todo el evento esperando a un Godot que nunca llega, o “La cantante calva”, una conversación sin sentido entre dos familias.

¿Dictador yo?... Jamás

Rafael Gallegos's picture

Pérez Jiménez se hacía llamar Presidente Constitucional. Y lo era de acuerdo a “su” Constitución: la procedente de las elecciones de 1952, que le esquilmó a URD contando los votos en los cuarteles. Cuando se vencía su “período” en 1957, cambió elecciones por plebiscito. Dicen que le tuvo miedo a que Betancourt diera la orden de votar contra él y fuera derrotado. Asistió sólo a “sus” elecciones y ganó. Pero nadie lo quería. Algo similar a lo acontecido este 2017 con la Asamblea Nacional Constituyente.

1957- 2017… Sesenta años no es nada

Rafael Gallegos's picture

Carlos Gardel hubiera corroborado con creces la certeza de su tango “veinte años no es nada” al comparar el plebiscito convocado por Pérez Jiménez en 1957 con la Constituyente impuesta por Nicolás Maduro en 2017. Sesenta años y la misma historia, los mismos escenarios… con diferente decorado.

UNO:
1957: Marcos Pérez Jiménez no convocó a elecciones como correspondía. Le dio miedo enfrentar una derrota cantada. Sus asesores forzaron una interpretación de la Constitución vigente (su propia Constitución) y salieron con el cuento del plebiscito.

Del "por ahora" a la ilegitimidad

Rafael Gallegos's picture

Cuando Chávez pronunció aquel “por ahora” despelucó a los ingenuos y a más de uno le acercó la posibilidad de tocar el cielo con la mano. El mesianismo se exaltó y buena parte de Venezuela se fue tras de él cual mesías revivido.

Sus seguidores pensaron: eso es lo que hace falta, un tipo joven, simpático, un militar que ponga orden en el caos, que acabe con tanto corrupto. Afloró la anti política y el comandante se convirtió en el nuevo salvador de la patria.

Konstituyente

Rafael Gallegos's picture

Así, con k de kamarada, komintern, kuomitang, nomenklatura, y todas esas k komunistas, cuyo propósito es, no lo dude, mandar a la democracia al karajo. Y a la luz de tanta represión habrá que agregar masakre. Esta Konstituyente no es lo mismo ni se escribe igual que la Constituyente del 99. Hay diferencias, y lo decimos a pesar que nunca estuvimos de acuerdo ni con el origen, la convocatoria, las bases comiciales y mucho menos con la aplicación autocrática de esa Constitución, por cierto hoy “moribunda”… lo que son las cosas.

Chávez ayer y Maduro hoy

Rafael Gallegos's picture

No se engañe, Chávez y Maduro son lo mismo. El mismo esquema ideológico: comunistas, maquilladores de la careta democrática, estrategas de la destrucción nacional para permanecer en el poder y partidarios de la hegemonía cubana. La diferencia entre estos jefes de “revolución” reside en las circunstancias, nada que ver entre las que disfrutó Chávez ayer y las que padece Maduro hoy. Veamos:

Entre Vladimires te veas

Rafael Gallegos's picture

El empujón que le dieron a Julio Borges en la Asamblea lo sentí como si fuera a mí mismo. Y cuando Maduro condecoró al coronel Vladimir Lugo dudé si sería por alguna batalla contra los enemigos de la patria, por haber empujado a Borges, o por la agresión a la valiente diputada Delsa Solórzano. Y luego en televisión, ¿cómo corolario de la condecoración?, transmitieron el empujón varias veces mientras los presentes aplaudían. Con todo este surrealismo, me vino a la mente el general del eructo.

Revolución pírrica

Rafael Gallegos's picture

“Otra victoria como esta y me quedo sin ejército”, afirmó el general Pirro luego de su triunfo ante los romanos a un costo de miles de hombres. De allí proviene la denominación “victoria pírrica” que se da a los triunfos cuyo costo es tan superior a los beneficios, que no valen la pena.

Vistos los nefastos resultados a que nos han conducido estos años de “revolución”, los venezolanos podemos parafrasear al general Pirro y decir: otra “revolución” como esta y nos quedamos sin país.

Pages