Para formar parte de la información

Mitzy C. de Ledezma's blog

La nación en riesgo

Mitzy C. de Ledezma's picture

La madrugada del 23 de diciembre de 2015, Nicolás Maduro montó su “mini constituyente”. Todavía con el polvo de la derrota oscureciéndoles el horizonte, los jerarcas del régimen se ocultaron en las tinieblas para designar, siniestra y fraudulentamente, un atajo de “magistrados” de manera irregular. Y acoplaron su parlamento paralelo, porque en eso fue lo que convirtieron la Sala Constitucional del TSJ. Desde allí urdieron la maniobra de defenestrar a los diputados de Amazonas, piedra angular de la tramoya que permitiría declarar a la Asamblea en “desacato”.

Un régimen al margen de la legalidad

Mitzy C. de Ledezma's picture

Seguimos recorriendo el mundo en procura de auxilio para un pueblo que está siendo masacrado por una tiranía empeñada en preservar el poder ilegítimo que detenta, aún a costa de la vida, la paz y la salud de millones de niños, jóvenes y ancianos, perseguidos por protestar contra un modelo gubernamental que solo ha traído consigo hambre y desolación. La crisis humanitaria es una realidad inocultable, y además, constituye una de las causas de las manifestaciones multitudinarias que se han prolongado por más de 60 días en lo que va de año.

El remate de Venezuela

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Venezuela la están rematando. Así como lo leen. Después de haberse engullido un torrente de petrodólares, dejando al país en la ruina en todos los ámbitos de la vida nacional, Maduro remata nuestros bienes, y rematan a nuestros estudiantes en las calles, por ejercer su legítimo derecho a reclamar un futuro con esperanzas.

El remate de Venezuela

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Venezuela la están rematando. Así como lo leen. Después de haberse engullido un torrente de petrodólares, dejando al país en la ruina en todos los ámbitos de la vida nacional, Maduro remata nuestros bienes, y rematan a nuestros estudiantes en las calles, por ejercer su legítimo derecho a reclamar un futuro con esperanzas.

!A mantener la lucha cívica y pacífica!

Mitzy C. de Ledezma's picture

Soñaban con ver una Venezuela libre, con despertarse y mirar el sol brillante de la libertad, y no podrán hacerlo porque fueron asesinados. Se trata de los jóvenes que salieron a protestar en las calles buscando el futuro perdido en esta hora mala que vivimos. Ya no hay dudas de quiénes fueron los autores de estos crímenes. La Fiscal Luisa Ortega Díaz, lo declaró sin titubeos, aportando detalles que inculpan a quienes se han prestado para perpetrar estas canalladas.

Lo que no se debe repetir

Mitzy C. de Ledezma's picture

El mundo entero es testigo de la férrea lucha de resistencia que estamos librando, para impedir la instalación de una tiranía tropical en tierra venezolana. Son 18 años continuos dando la cara, en medio de una ferocidad represiva que le ha costado la vida y la libertad, a decenas de ciudadanos. Sin lugar a dudas, se va a imponer la verdad. La razón logrará detener la ofuscación de quienes insisten en sostenerse a fuerza de balazos, asesinando a quienes puedan llevarse por delante.

La guarimba está en Miraflores

Mitzy C. de Ledezma's picture

Vencer la realidad resulta una misión imposible para lo que resta de este régimen, aunque disponga de todos los recursos bélicos para pretender someter a un pueblo. Se enfrenta a crudezas incuestionables que rebotan en cada hogar venezolano. Es el hambre, la inseguridad, la inflación y devaluación de la moneda, mezclados con la indignación de un pueblo que sufre de hartazgo viendo como unos funcionarios públicos, con una escalofriante desfachatez, se roban las riquezas de todos los venezolanos.

La propia locura

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Maduro se le vino el mundo encima y tiene a todo un pueblo protestando en las calles de Venezuela. Lo que observan más allá de nuestras fronteras, es que aquí se desarrolla una tragedia que no se puede maquillar ni disimular con esos rancios estribillos que se entonan en nombre de estrafalarias revoluciones que han quedado al desnudo, tal como se montó en una tanqueta el joven, Hans Gerhard Wuerich Larios, quien se enfrentó a decenas de efectivos militares, apenas, con una biblia empuñada en una de sus manos.

Esto no es gobierno, es un adefesio

Mitzy C. de Ledezma's picture

La crisis tiene su epicentro en las instituciones. Es allí donde comienza el desmoronamiento del Estado de derecho y el desdibujo de los linderos que garantizan la separación de poderes, requisito esencial para poder hablar con propiedad de un sistema democrático eficaz. Por eso la tiranía va copando los espacios de esos entes sometidos por gobernantes devenidos en mafiosos que manejan esos aparatos como instrumentos para perpetrar fechorías.

El cambio viene

Mitzy C. de Ledezma's picture

La protesta no fue el pasado martes en la población bolivarense de San Félix, ni hace meses en la comunidad neoespartana de Santa Rosa. La atronadora y más contundente protesta contra Maduro se produjo el 6 de diciembre de 2015. Fue con esa votación torrencial como se expresó la gente hastiada de unos gobernantes de los que quieren salir lo antes posible, simplemente porque no sirven para nada. Porque han dilapidado una fortuna, se han robado el dinero público de la manera más descarada, porque por donde uno vea, la situación en Venezuela está cada día peor.

El “golpe” será de votos

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Nicolás Maduro lo están tumbando la corrupción, la inflación, la devaluación y la inseguridad. Esos son los “golpistas” que tratan de encubrir los miembros de su camarilla, también responsables del peor desastre gubernamental que se ha vivido en la historia contemporánea de Venezuela, relacionada ya no con mises o estrellas deportivas, sino con el narcotráfico o el terrorismo internacional, ¡qué vergüenza! A Maduro lo está tumbando el hambre. Ese es el golpe más duro que está recibiendo este régimen que ha puesto a pasar necesidades al pueblo del país más rico de América del Sur”.

Un golpe continuado

Mitzy C. de Ledezma's picture

Lo que se está viviendo en Venezuela es un caso especialísimo. Se trata de un golpe continuado que se viene desarrollando desde que Chávez asumió el poder, utilizando las virtudes de la democracia, para luego convertirse en un autócrata y perfilar esta dictadura que lidera su heredero Nicolás Maduro. Recordemos que Chávez no tenía ¡ni un portero! en el desaparecido Consejo Supremo Electoral, pero su triunfo fue respetado.

La justificación del cambio

Mitzy C. de Ledezma's picture

Conmocionada he recordado esos años de trabajo dedicados a ofrecerles caminos de esperanzas a decenas de niños en situación de calle. Repaso que al asumir Antonio la Alcaldía del Municipio Libertador, en enero de 1996 , viajamos juntos a Bogotá, exclusivamente a localizar al sacerdote italiano Javier De Nicolo, recientemente fallecido, quien acumulaba una amplia experiencia en esa noble tarea de rescatar de las calles a niños sin hogares.

No tienen pan y el circo no les funciona

Mitzy C. de Ledezma's picture

La mesa está servida y no es precisamente para degustar un manjar al deleite del régimen madurista, toda vez que se trata de la mesa de debates de la OEA donde el menú será la Carta Democrática Interamericana, y el plato principal será Venezuela. Ya hemos escuchado las interminables peroratas de los enchufados maldiciendo a los embajadores que se han referido al caso de nuestro país, especialmente al Dr. Almagro. Nada nuevo en ese escatológico vocabulario al que se apela, una y otra vez, cuando no hay argumentos válidos para pretender defender lo indefendible.

Clara estrategia dictatorial

Mitzy C. de Ledezma's picture

No queremos ser “pájaros de mal agüero” cuando pronosticamos, que quien volverá a sacar provecho de estas andanzas de la oposición, será la dictadura madurista. La nueva maniobra de la dictadura es este proceso en curso de la denominada validación de los partidos políticos. Se trata de la continuación de la mala película del “diálogo” que le permitió a la dictadura adormecer la calle, una vez que desmoralizó a la ciudadanía que veía cómo, sin hacer mucho esfuerzo, el régimen nos escamoteó el referéndum revocatorio.

El festín del BCV con Pdvsa

Mitzy C. de Ledezma's picture

Estamos padeciendo un gobierno que se sostiene en el poder para asombro del mundo. Nadie comprende cómo algo tan requetemalo pueda seguir manipulando los desechos de las demolidas instituciones. Son funcionarios desprestigiados por donde se les mire. Tienen sobre sus espaldas fardos muy pesados, de malas cuentas en todos los ámbitos.

El error estuvo en la forma

Mitzy C. de Ledezma's picture

Aprovecho esta tribuna para dirigirme a todos los venezolanos. Estoy consciente de la indignación que nos explota en el alma cada vez que nos acordamos de la forma como se manejaron las cosas en el fulano diálogo. ¡Es verdad!, hay razones de sobra para criticar a quienes la embarraron hasta más no poder, dejándose marear por unos emisarios gubernamentales que llegaron a esa mesa de negociaciones con muy mala intención.

La ruleta rusa del CNE

Mitzy C. de Ledezma's picture

La libertad de expresión es como “el aceite para el vinagre” en una dictadura. Por eso la cuchilla de Conatel pasa esta vez por las antenas de CNN. Por lo tanto no es sorpresa para quienes desde hace más de tres lustros venimos enfrentando esta tiranía, ya bien acostumbrada a cerrar medios de comunicación. La censura previa es la regla general para los que no toleran que se les lleve la contraria.

Dictadura, sin lugar a dudas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Hoy el panorama es más oscuro. Ya no cabe la menor duda de que lo que enfrentamos en Venezuela es una dictadura, con el agravante de que esa dictadura se apoya, más allá de las armas y su correlativa violencia y del desfachatado control de los poderes públicos, en el narcotráfico y su reciprocidad con el terrorismo. Ese desolador escenario indica que el régimen que sufrimos no es solo un calvario para los venezolanos, sino también una amenaza inocultable para la paz de nuestro hemisferio.

La necesaria rectificación

Mitzy C. de Ledezma's picture

La unidad está más viva que nunca, simplemente porque más del 95% de los venezolanos estamos dispuestos a salir de este pésimo gobierno que nos lleva por los caminos de la amargura. Lo que se requiere es saber darle direccionalidad a ese torrente de pueblo que ha confiado en su dirigencia y no merece sufrir desencantos. No es venganza lo que nos anima, es el deseo lógico de superar esta calamidad que tiene nombre y apellido: Nicolás Maduro. Siempre hemos estado claros de que esta lucha no sería fácil, como quien dice, no se trata de “coser y cantar”.

Oscuridad en la casa

Mitzy C. de Ledezma's picture

“Claridad en la calle y oscuridad en la casa”. Ese refrán tan popular encaja perfectamente en la manera de proceder de Nicolás Maduro. Veamos algunas referencias que nos inducen a llegar a esa conclusión. Maduro ha sido muy tajante exigiéndole al presidente Obama el indulto para el ciudadano de origen puertorriqueño, Oscar López Rivera.

Escenario de lucha pacífica

Mitzy C. de Ledezma's picture

Mientras la dictadura cacarea la creación de “comandos anti-golpes” montados sobre tanques de guerra, nosotros promovemos manifestaciones pacíficas en las calles, mostrando nuestras armas y municiones: las voces del pueblo. Pretenden que la ciudadanía se paralice de miedo, que se la pase todo el santo día haciendo colas para mendigar lo que “le tiren”.

Cambio de gobierno lo antes posible

Mitzy C. de Ledezma's picture

La persistencia de los ciudadanos conscientes de sus responsabilidades con el país, será lo que en definitiva saque a Venezuela de esta grave crisis. Por eso no nos doblegamos, sino que por el contrario, nos mantenemos de pie, luchando, para lograr los objetivos que se resumen en el cambio de gobierno lo antes posible y en los parámetros constitucionales, porque este pésimo régimen es el punto de partida de todos los males que nos aquejan en esta hora aciaga.

Pages