Para formar parte de la información

Judith Sukerman's blog

¿Y ahora, qué?

Judith Sukerman's picture

Intentar que no se diera la farsa electoral del 30 de Julio, se presentaban como una oportunidad para frenar la hoja de ruta que tenía el régimen para regenerarse y recomponerse. La Unidad Democrática hizo todo cuanto pudo para tratar que el fraude constituyente no se impusiera, sin embargo llegó el día y se celebró la elección y tanto el fraudulento resultado electoral anunciado por Tibisay Lucena , como la dramática cifra de jóvenes asesinados por el régimen ese día parece inaugurar una nueva fase de lucha por nuestra democracia y libertad

Los Estertores

Judith Sukerman's picture

Lo que está pasando en Venezuela, es asunto de todos, y aunque nadie debe tomar la justicia por sus propias manos, corresponde a cada ciudadano la obligación de enfrentar a este régimen desalmado que no le importa en absoluto, asesinar jóvenes, apresar a quienes manifiestan su descontento, o asaltar propiedades para tratar de infundir el miedo en toda la población.

Incorpórate

Judith Sukerman's picture

El gobierno de Nicolás Maduro está cada vez mas solo y lo sostienen exclusivamente el TSJ, las fuerzas armadas y una minoría de boliburgueses colaboradores. Cada día una inmensa mayoría de ciudadanos concurren al llamado que se hace desde la unidad democrática a protestar por la terrible situación económica, social y política que nos afecta a todos los ciudadanos de este país, pero nos hace falta tú.

Calles prohibidas

Judith Sukerman's picture

En pocos días cumpliremos un mes de protestas ciudadanas, pacíficas, continuas en las calles de Venezuela. Es mucho lo que ha cambiado el país en estos casi 30 días, hoy el mundo no es indiferente a la situación que desde años hemos denunciado los demócratas venezolanos, existiendo una indignación mundial por la brutal represión y las precarias condiciones de vida, solo comparables a las existentes en un país en guerra.

Si se puedo… Si se puede

Judith Sukerman's picture

Van tres de las diez jornadas que dispuso el CNE, por orden del TSJ a los partidos políticos para validar a su militancia, con condiciones realmente adversas que cercenan derechos y que lejos de facilitar la participación ciudadana, la complican al extremo, llegando a poner en riesgo el sistema democrático electoral, sin embargo la inquebrantable determinación de cambio y libertad que tenemos los venezolanos, se ha impuesto a todos los obstáculos y trabas malintencionadas del régimen.

¿A qué le teme el capitán Cabello?

Judith Sukerman's picture

Desde el pasado 26 de Enero y siguiendo órdenes del Capitán Diodado Cabello, Vicepresidente del PSUV, han sido colocados en diferentes instituciones públicas, carteles que rezan “Aquí no se habla mal de Chávez”, desconociendo que en este país la libre expresión y la divulgación de las ideas es un derecho constitucional. Aunque la verdadera razón de esa ridícula y persecutoria acción del Capitán Cabello no es coartar la libertad de expresión.

Venzamos el miedo

Judith Sukerman's picture

Lo más grave que sucede en el país no son las constantes violaciones a la Constitución por parte del régimen, sino que nosotros, quienes amamos a esta tierra, que estamos convencidos que el régimen nos está llevando al peor de los destinos, que somos mayoría, lo permitimos.

Unos luchando y otros “dialogando”

Judith Sukerman's picture

Está claro, en Venezuela existe una oposición que lucha con sacrificio por la recuperación de la democracia y la dignidad de los venezolanos y otra que “dialoga” (¿o pacta?) con el gobierno nacional, permitiendo que Nicolás Maduro se recupere y se mantenga en el poder.

Los tiempos políticos en Venezuela exigen con prontitud la toma de decisiones en la mesa de negociaciones que hasta ahora solo ha beneficiado a un gobierno que logró su objetivo de llegar al 2017, sin posibilidad real de un revocatorio y sin un cronograma concreto de elecciones.

No hay más tiempo

Judith Sukerman's picture

Este martes 6 de Diciembre se vuelve a reunir la Mesa de Dialogo, para esa fecha habrán transcurrido 24 días desde la última vez que lo hicieron, y los venezolanos seguimos esperando los resultados positivos de esta iniciativa de algunos partidos de la MUD y el gobierno.

Caracas suena y Valencia se llena de colores

Judith Sukerman's picture

lgunas cosas tienen en común el alcalde de Caracas Jorge Rodríguez y Miguel Cocchiola, alcalde de Valencia. Ambos, siendo autoridades electas para gobernar dos de los municipios más importantes del país justo cuando atravesamos la más pavorosa y profunda crisis económica, social y política de nuestra historia, han decidido sin pudor alguno destinar ingentes fondos públicos a intentar distraer a la gente de sus agobiantes problemas.

26 de Octubre

Judith Sukerman's picture

Con el fin de mantenerse en el poder Maduro ha ido cerrando todos los caminos democráticos y sin ningún tipo de vergüenza rompió el orden constitucional de la República, provocando serias preocupaciones sobre el futuro inmediato del país y dejando a los negociadores, que él mismo propuso, sin argumentos válidos ante el mundo.

Desde entonces y después del rechazo que la suspensión del Referéndum Revocatorio ha producido dentro y fuera del país, se siente preso de sus propias invenciones.

Maduro nos mata

Judith Sukerman's picture

Escudado en un inexistente plan de invasión extranjera, bajo el argumento de una guerra económica, en nombre de la soberanía, la libertad y otros eufemismos, el gobierno de Maduro, con sus desacertadas políticas de salud, ha matado más venezolanos que unas cuantas guerras.

El derecho a la desobediencia

Judith Sukerman's picture

El gobierno ha decidido cerrar las puertas de una salida democrática para la crisis venezolana. Las inaceptables inconstitucionales y caprichosa condiciones técnicas que pretende imponer el CNE para la recolección del 20 por ciento de las firmas necesarias para activar el referéndum revocatorio, hace muy dificil que se pueda cumplir con la meta, a pesar de que una amplísima mayoría de votantes han manifestado su voluntad de acudir a esta jornada, según revelan todos los estudios de opinión.

Carta abierta e invitación al Sr. Rodriguez Zapatero

Judith Sukerman's picture

Estimado Sr. Rodríguez Zapatero:

Con la debida consideración a su condición de expresidente de España y como ciudadana venezolana, madre de dos hijos adolescentes, preocupada y angustiada por la pavorosa crisis que agobia a nuestra población, y al mismo tiempo ocupada en ayudar a buscar una salida democrática, constitucional y pacífica a esta dramática situación, me permito dirigirle a Ud. las siguientes líneas.

La inevitable renuncia

Judith Sukerman's picture

La mayoría de los dirigentes del PSUV y de sus seguidores, están conscientes de haber perdido el inmenso capital político que les legó Chavez, como consecuencia de la caótica gestión de Maduro y su gabinete. La semana pasada quedó en evidencia, nuevamente, la falta de acompañamiento y respaldo popular a este régimen. Están perdidos y lo saben, por eso buscaron desesperada pero inútilmente que el cansancio y el miedo se impusieran para impedir la validación de las firmas necesarias que permitirán la revocatoria de su mandato.

Es cuestión de vida o muerte

Judith Sukerman's picture

Cada día queda más claro que para este gobierno, lo que nos pasa a nosotros los ciudadanos, le importa tres pepinos. Maduro y su régimen insisten en dejar de lado su deber principal que es atender y dar respuesta a nuestras necesidades y a lo único que se dedican es a sostenerse en el poder, a cualquier costo para seguir abultando sus arcas personales, mientras nosotros estamos a la deriva.

La clase media

Judith Sukerman's picture

George Orwell periodista y escritor británico, descendiente de la nobleza inglesa, pero miembro de la clase media, decidió hacer un experimento social, para conocer lo que después denominó “la subcultura de la pobreza”.

Así no se puede vivir

Judith Sukerman's picture

Los demoledores testimonios que escuchamos a diario, en nuestras visitas a las distintas comunidades del municipio Valencia, sobre el hambre existente en nuestro país, muestran el lado más doloroso de la crisis de un país inmensamente rico en recursos pero destruido por la mezcla de la incompetencia del gobierno con la corrupción de unos administradores públicos que han alcanzado niveles impensables de desvergüenza y degradación moral.

Pages