Para formar parte de la información

El arado y el mar's blog

Nos volvieron a derrotar y por la misma causa

El arado y el mar's picture

Reconocer una derrota es el primer paso; el segundo, analizar bien sus causas; el tercero, corregirlas. Sólo de esta manera podremos convertir derrotas en victorias. Veamos.

El Movimiento Revolucionario, el Chavismo, el Socialismo, han sufrido una importante derrota en manos del advertido reformismo. El movimiento revolucionario perdió la iniciativa y quedó atrapado entre los dos fuegos de las fracciones capitalistas, del gobierno y de la oposición.

Éstos no tienen límite, alguien deberá detenerlos o sólo quedarán cenizas

El arado y el mar's picture

Hace ya algún tiempo que la élite del gobierno, la costra, se deslizó a terrenos adecos. Y, desde siempre, la dirección de la derecha externa se arropa con la psicología del fascismo. Apelan a una religión que más es superstición, fanatismo, y en nombre de ella impulsan a su masa a las mayores crueldades. Regresamos a los tiempos del ku klux klan, a los tiempos de "tradición, familia y propiedad", son los mismos chicos de las ss, de la gestapo.

Persiguiendo a Luisa y atrapados en la Constituyente

El arado y el mar's picture

Los signos de los tiempos chavistas son claros: la costra se ensaña contra la Fiscal y arrastra a la jauría a un linchamiento vergonzante; y por otro lado, el gobierno chapotea en el tremedal de una constituyente que pretende ser panacea, salmo, y sólo es ponzoña, canto agónico. Estos dos hechos (hay muchos más) ilustran el evidente deterioro del campo chavista, no quererlo ver precipita la caída.

Salvemos al Chavismo, se lo come el cretinismo

El arado y el mar's picture

Cuando no hay estrategia, o ésta es impresentable, cuando las ideas escasean, entonces las discusiones son pobres, se llenan con nimiedades. Un método para calibrar la calidad de un proceso, para conocer su futuro, es averiguar cuáles son los temas que ocupan la mente colectiva. Podemos decir que una sociedad, un proceso, tendrá la grandeza de los temas que discuta, de la forma como los aborde. Veamos.

Ahora Escarrá es lider de la revolución y los chavistas críticos son traidores

El arado y el mar's picture

Lo de Escarrá da náuseas. Este señor, que llamó al "asalto final" al Miraflores de Chávez, a la "marcha sin retorno", que demandó al Comandante ante el Tribunal de La Haya; este antichavista de uña en el rabo, ahora es paladín de la constituyente antichavista: amenaza con destituir a la Fiscal, con declarar traición a la Patria a la mínima disidencia, da charlas en PDVSA y es aplaudido por incautos y falsochavistas.

Dirigentes chavistas, impidan que Maduro sea sepulturero de la Constitución de Chávez

El arado y el mar's picture

La constituyente de Maduro puede ser la sepultura definitiva del Chavismo. Como si fuera de plastilina, el gobierno va adecuando la convocatoria a los vientos que soplan en la política, le pone parches a los grietas de la improvisación. Ofrecen villas y castillos a los humildes para hacer la traición atractiva, ponen y quitan referéndum a tono con la presión y las denuncias, se guían por las enseñanzas del malandrín: "como venga viniendo vamos viendo"; la improvisación es total. Ya aceptan, sinvergüenzas, que se trata de una ¡nueva constitución y de un nuevo plan económico!

¿Qué has dicho Luisa Ortega que la canalla te ataca?

El arado y el mar's picture

El ensañamiento contra la Fiscal Luisa Ortega va más allá de un normal ataque político, ni siquiera se puede calificar de exagerado. Se trata de una conducta patológica, una muestra de que hay algo contenido que se desborda en un odio inmerecido por cualquier dama. Dejemos los aspectos psiquiátricos para los entendidos, hablemos de los desencadenantes políticos de la desmesura.

Les quedó grande Chávez

El arado y el mar's picture

Desde que el mundo es mundo sucede una batalla entre los poseedores y los pobres de la tierra, entre los expropiadores y los despojados. Esta lucha perenne, desde antes de la historia ser historia, adquiere diversas características. Unas veces es encubierta, otras es evidente, pero siempre sin paz, siempre presente la violencia en diversas formas. Unas veces es personal, se escenifica en pequeños espacios, quizá la familia, o el barrio, el trabajo, y otras veces se hace política, son los momentos históricos cuando la disputa por el poder entra en la contienda.

La derrota estratégica del Gobierno sólo tiene una manera de evitarse

El arado y el mar's picture

Primero, reconocer que se avanza hacia una derrota. Segundo, regresar adonde se extravió el camino. Parece sencillo, pero requiere una alta dosis de coraje político. Veamos.

El gobierno entra en terrenos de derrota estratégica al perder las razones por las cuales luchar, sin plan estratégico, al enredarse en las contorsiones tácticas para sobrevivir el día. En resumen: al no saber adónde va, está condenado a ser una pluma llevada por el viento de las circunstancias, una voluta de humo, sin contornos definidos, sin personalidad, una nada.

Chávez no se equivocó al dejar a Maduro

El arado y el mar's picture

A estas alturas, la gente se pregunta si Chávez se equivocó al dejar a Maduro. Nosotros pensamos que no, estos cuatro años han demostrado que no había otro a quién dejar. Veamos.

Maduro ha puesto la torta, la puso desde el primer día, eso está a la vista. Es lícito pensar, dudar de la designación de Chávez. Pero si vemos la conducta del resto de sus hijos entenderemos el drama que vivió el Comandante cuando escogía al sucesor.

La fiscal: ¿Reaccionaria, terrorista, por defender a Chávez?

El arado y el mar's picture

Al gobierno renunciar al espíritu chavista era inevitable que se deslizara a la derecha y se convirtiera en enemigo del Chavismo. Ahora es otra cosa, y cada día tiene que enfrentarse con más descaro a las posiciones chavistas. Es así, el Chavismo sufre un ataque final desde adentro del gobierno y desde la oposición; desde el exterior y desde adentro del país, las fuerzas antichavistas, antisocialistas, se confabulan y actúan cada una cumpliendo su papel. Veamos.

Elías Jaua, Atilio Borón y otros: digamos la verdad sobre Venezuela

El arado y el mar's picture

En el continente se discute la situación de Venezuela. No sólo la reacción opina, con su ya conocida visión amañada, sino también personalidades de izquierda. Desde la Escuela El Arado y el Mar queremos dar nuestra visión en esta polémica. Se trata de responder entrevistas como la de Elías Jaua en la revista Caras y Caretas de Uruguay, o artículos como el de >Atilio Boron, titulado "Venezuela no callar, pero para decir la verdad".

Los dos bandos del odio aplastan al humanismo revolucionario

El arado y el mar's picture

Hace un mes que la sociedad cosecha el fruto más acabado de lo que la estulticia sembró. Recordemos aquellos gritos irresponsables, cuando se avecinaba la caída de los precios del petróleo: "no pasará nada", "puede llegar a cero y todo seguirá igual", "no habrá problema"; recordemos las negativas a aceptar la derrota de diciembre, recordemos el "dakazo", el abandono de la formación ideológica, teórica, dentro del partido; recordemos la alianza con la burguesía, los capitalistas en el gabinete, la falsificación del Plan de la Patria, aquel "Dios proveerá" ... y paremos de recordar.

Militarizar al PSUV es una bestialidad

El arado y el mar's picture

Son tiempos procelosos, soplan vientos de soberbia y cualquier tonto toca tambores de guerra. Lo militar está en boca de la improvisación. El momento es delicado, cualquier error nos llevará por el camino del fascismo, dará rienda suelta al odio. Excusas no faltarán, el odio fabrica sus propias justificaciones, el miedo las apoya. Hoy trataremos un aspecto de la conducta de la dirigencia del PSUV. Las declaraciones de Pedro Carreño merecen estudio, veamos algunos párrafos de la noticia:

Les dijo mierda, animales, y todos rieron...Ahora la bestia nos devora

El arado y el mar's picture

Varias son las señales del deslizamiento hacia el fascismo, la barbarie. Una fundamental es la manipulación del lenguaje, y por su intermedio colonizar las almas. Otra señal es el trato a los diferentes. Otra son las mentiras, la mentirorragia inunda el discurso, allí se manifiestan los sentimientos más profundos. Los síntomas pasan desapercibidos, más atención se presta a las maniobras políticas, al tamaño de las marchas, a las triquiñuelas, a los mezquinos triunfos, a las piruetas de Ramos Allup.