Para formar parte de la información

Alejandro Armengol's blog

¿Vender o comprar?: Un embargo petrolero de EEUU a Venezuela

Alejandro Armengol's picture

Hay dos formas de establecer un embargo petrolero a Venezuela.

Con independencia de la racionalidad y utilidad de tal embargo, como una herramienta para llevar la democracia al país sudamericano, hay otra consideración más práctica, que un presidente como Trump tomará en consideración: el precio de la gasolina en Estados Unidos.

Donald Trump, el espejismo populista

Alejandro Armengol's picture

No ha dejado de ser una pesadilla para quienes no nos acostumbramos a su victoria. Tampoco ha perdido adictos entre sus seguidores más fieles. Órdenes presidenciales, mítines, agravios, intrigas, chismes: el fenómeno Trump ocupa a diario las páginas de los periódicos y las pantallas de los televisores; impera en las redes sociales, reina en internet. Pero si nos detenemos en los logros de sus cortos meses de presidencia, en los resultados hasta ahora de su mandato, poco puede atribuírsele. No se trata, simplemente, de ejercer la crítica a sus posturas ni de rechazar sus planteamientos.

Maduro, el "anti-Chávez"

Alejandro Armengol's picture

Tras el anuncio del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que declaró ha iniciado los trámites para enjuiciar a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, luego de que esta advirtiera que comenzaría a investigar la corrupción dentro del régimen, la oposición declaró que entraba en una etapa de “protesta permanente” hasta que se produzca un cambio de Gobierno.

El llamado de la oposición se apoya en el artículo 333 de la Constitución, que convoca a todos los venezolanos a unir esfuerzos para defender a la Carta Magna cuando esta es amenazada.

Por el boulevard de los sueños rotos

Alejandro Armengol's picture

Ya son 58 años transcurridos y no han logrado nada. Bueno, al menos en lo que dicen todos los días: el fin del régimen de La Habana. Porque en otros aspectos no se pueden negar sus éxitos. Pero esa repetición diaria de conceptos caducos solo encuentra cabida en un sector cada vez más reducido del exilio cubano de Miami.

Aunque no se puede negar su importancia como desahogo emocional. Hay que destacar esa capacidad inmutable para alimentar una ilusión.

Trump y Cuba: La farsa y la piedra

Alejandro Armengol's picture

La historia es vieja, muy vieja; la ilusión infinita. Lo que no deja de producir sorpresa es esa capacidad del exilio miamense, de volver una y otra a tropezar con la misma piedra, y cuando no la encuentra buscarla y colocarla en la vía.
Donald Trump y el exilio, donde los papeles de seductor-seducido se han venido intercambiando desde que el actual mandatario se dio cuenta que no era una mala aritmética contar con votos de cubanoamericanos, y que tampoco era muy difícil ganárselos.

Desnudo entre osos

Alejandro Armengol's picture

Fue la foto del día y no la tomó ningún estadounidense sino un fotógrafo ruso. El presidente Donald Trump charlando sonriente en el Despacho Oval con el canciller ruso, Sergei Lavrov, y el embajador de ese país en Washington, Sergei Kisliak. Pero también pronto se convertirá en una imagen única, solo para el recuerdo.

Trump: el gran espectáculo

Alejandro Armengol's picture

El fenómeno Trump es uno de los más notables que ha ocurrido en la sociedad estadounidense en los últimos 50 años, por el simple hecho de que trasciende la política. En su existencia hay al menos dos aspectos fundamentales: uno social y otro del individuo. Esto hace que las dos razones tradicionales —la economía y la política—, a las que existe la costumbre de recurrir a la hora de las explicaciones en resultados anteriores, sean aquí insuficientes.

El mercenario de Trump

Alejandro Armengol's picture

El fundador de la firma de servicios de seguridad Blackwater, Erik Prince, mantuvo una reunión secreta en enero con un confidente del presidente de Rusia, Vladímir Putin, en un aparente intento de abrir líneas de comunicación entre Moscú y el entonces presidente electo, Donald Trump.

Así lo asegura el diario The Washington Post, al señalar que la reunión se celebró el 11 de enero (nueve días antes de la investidura de Trump) en las islas Seychelles y fue organizada por Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El terror y la inmediatez de la noticia

Alejandro Armengol's picture

Si se demuestra que lo ocurrido este miércoles en Londres fue un ataque terrorista, la táctica empleada sería similar a la de otros ataques llevados a cabo en Francia, Alemania e Israel: atentar contra inocentes en sitios vulnerables y cotidianos, buscando matar al mayor número posible, con medios improvisados como un vehículo.

Tal modo operativo demuestra por una parte la efectividad del contraterrorismo en Occidente, pero por la otra deja bien en claro lo fácil que le resulta a un individuo acabar con la vida de varios ciudadanos anónimos mediante un acto indiscriminado.

¿Entonces fue James Bond?

Alejandro Armengol's picture

Ahora Trump dice que fueron los británicos quienes lo espiaron. La táctica es vieja y repetitiva. Como esta semana su acusación de que el expresidente Barack Obama mandó a “pincharle” los teléfonos se ha hecho pedazos, traslada la atención hacia otro punto u otra geografía. Pero las consecuencias son graves: está sumiendo en un total descrédito la presidencia de Estados Unidos.

Investigando a Trump

Alejandro Armengol's picture

¿Y si fuera cierto que a Trump lo han estado investigando las agencias de inteligencia? Pues la conclusión entonces no es afirmar que el actual presidente de Estados Unidos es inocente o culpable, sino dilucidar si existieron —o existen— razones justificadas para esa investigación. En este país todo el mundo es inocente hasta que se pruebe lo contrario. Pero como están las cosas, es probable, o muy probable, que existieran razones para la investigación, o todavía las hay.

Del fango y el pantano

Alejandro Armengol's picture

¿Este Gobierno (de Trump) pretende insultar con total impunidad a los ciudadanos estadounidenses? Al parecer es así. Y enfangarnos de paso.

Donald Trump acusó el sábado, a través de Twitter, al expresidente Barack Obama de haber “pinchado” sus teléfonos. Lo catalogó de mala persona o “enfermo”. Comparó lo que supuestamente le había ocurrido con el macarthismo, Nixon/Watergate. Y a partir de entonces no ha dicho una palabra al respecto.

El discurso de Trump

Alejandro Armengol's picture

La buena noticia es que el presidente Donald Trump, al dirigirse a ambas cámaras en el tradicional discurso sobre el Estado de la Unión, no se limitó a un burdo acto de campaña. La mala, que en muchos momentos sus palabras no fueron más allá de un mitin electoral glorificado.

El punto de diferencia lo establece el predominio de promesas y buenas intenciones sobre el anuncio de fórmulas concretas, la ausencia de una mayor profundización o la falta de detalles.

“Trumpezones”

Alejandro Armengol's picture

Donald Trump dijo el domingo que está creando una comisión encabezada por el vicepresidente Mike Pence, la cual investigará su acusación de fraude masivo durante la elección de 2016.

Durante una entrevista con Fox News emitida justo antes del SuperBowl del domingo, Trump hizo un listado de las maneras en las que creía que había ocurrido el fraude electoral.

El sector no estatal en la economía cubana

Alejandro Armengol's picture

A mediados de los años 70, uno de los criterios que se brindaba en los estudios sociales y económicos en Cuba, para rechazar el cooperativismo yugoslavo —a la luz de los postulados realizados por Ernesto “Che” Guevara durante la década anterior— era que incrementaba la desigualdad entre los que disfrutaban o aspiraban a los beneficios de vivir en una nación considerada socialista. El Gobierno de Raúl Castro puso fin a dichos planteamientos, y a partir de entonces los cubanos han podido —o logrado— “ser menos iguales que otros“, pero solo hasta un punto.

Siempre estuvimos avisados

Alejandro Armengol's picture

Tristeza producen las imágenes y declaraciones de los cubanos que han quedado varados en terceros países; sentimientos solidarios de mínima humanidad —y más si se ha nacido en Cuba— ante la frustración, incluso el desespero de los que han pasado por riesgos, peligros mortales e invertido ahorros, el producto de la venta de sus propiedades y la ayuda de sus familiares en el exilio para lograr un objetivo, que a punto de alcanzarse o con la esperanza de lograrlo hoy se ha transformado en un desconsuelo árido.

El muro será también para los cubanos

Alejandro Armengol's picture

Durante décadas los gobiernos norteamericanos le hicieron creer a los exiliados cubanos que eran únicos. En parte lo fueron y también en parte aún lo son. Pero desde hace también años se han multiplicado las campañas para demostrarles que en muchos sentidos han dejado de serlo. Fueron dos presidentes demócratas —primero Bill Clinton y luego Barack Obama— quienes más ha influido para devolver a los cubanos al cauce normal a cualquier latinoamericano o caribeño que llega a Estados Unidos.

La Habana pone a prueba a Trump

Alejandro Armengol's picture

Durante años se ha especulado, entre los analistas del caso cubano, que el Gobierno de La Habana tiene la tendencia, de una forma u de otra, de “poner a prueba” a cada nuevo inquilino de la Casa Blanca. Ahora es posible que Raúl Castro haya decidido repetir la experiencia, solo que de una manera indirecta. El nombrado vicepresidente venezolano Tareck El Aissami sería la pieza clave del juego.

Pages