Para formar parte de la información

Alejandro Armengol's blog

Raúl, el otro

Alejandro Armengol's picture

Hay una iconografía de Raúl Castro, más o menos breve, que lo aparta del poder y desata una duda y otra: ¿fue más que seducido por la guerra, obligado a ella por su hermano? ¿Le ha importado en algún momento la gloria —no atañe aquí si espuria o no— o hubiera preferido un destino más vulgar y simple?

Mugabe o la represión y el desencanto tras la esperanza

Alejandro Armengol's picture

Robert Mugabe dimitió el martes como presidente de Zimbabue, poco después de que el Parlamento comenzara un proceso de destitución para terminar con sus casi cuatro décadas de mandato, informa la agencia Reuters.

El dirigente de 93 años se aferró al cargo tras la toma de control del ejército y su expulsión del partido gobernante ZANU-PF, que también le dijo que abandonara el poder.

Los nietos de los dictadores también son diferentes

Alejandro Armengol's picture

La foto del encuentro en La Habana entre el multimillonario Richard Branson y el nieto de Fidel Castro, Fidel Antonio Castro Smirnov, ha recorrido las redes sociales y provocado comentarios sobre las simpatías y los gustos de los descendientes del fallecido gobernante cubano: siempre se están codeando con ricos y famosos. Y el hecho —por lo general su demostración gráfica— es algo que incita tanto a la ira justa como a la crítica fácil.

Marx en la selva boliviana

Alejandro Armengol's picture

Entre los gobiernos populistas latinoamericanos, el de Evo Morales se destaca por medidas, discursos e ideas estrafalarios. Ocupa con frecuencia los titulares de prensa, pero las noticias no caben en las páginas políticas ni económicas, más bien en la sección de curiosidades, hechos insólitos y extravagancias, como esa de que las manecillas del reloj giren a la izquierda y los números que indican las horas estén en una posición invertida.

Un cubano esperando a Godot

Alejandro Armengol's picture

Solo la arrogancia y el desconocimiento explican que en Miami hay tantos llamados a la transición en Cuba, sin plantearse que cuando aquella se ponga en marcha ocurrirá también un cambio en esta ciudad.

Da la impresión que los portavoces de la idea, y los elaboradores de esos planes que no pasan de comentarios diarios en las tertulias más diversas, consideran que todo se reduce a una exportación de recursos, proyectos y talentos, con el objetivo de reproducir en la Isla una sociedad similar a la existente aquí.

¿Por qué Cataluña no y Cuba sí?

Alejandro Armengol's picture

Para alguien nacido en Cuba y de madre y abuelos españoles y apellido catalán, que además considera ese nacimiento en la isla más bien un asunto temporal, forzado por las circunstancias económicas del momento, que obligaron a sus antepasados a emigrar, es lógico que sienta, más que piense, que sus simpatías deben colocarse del lado de esos catalanes —no de los políticos— que reclaman el derecho a la independencia; o al menos a un federalismo amplio que permita al sentimiento nacionalista, que asume como un concepto histórico y cultural, expresarse a plenitud dentro de una confederación de “

Trump, los cubanos inocentes y las visas expiatorias

Alejandro Armengol's picture

Vuelta al pasado. Donald Trump ha hecho retroceder 36 años la situación política entre Cuba y Estados Unidos. Al menos para quienes viven en ambos lados del estrecho de la Florida.
El Departamento de Estado anunció este viernes la suspensión de la tramitación de las visas “por tiempo indefinido”, así como la retirada del personal no esencial de su embajada en La Habana. La medida recuerda otra similar, adoptada bajo el mandato de Ronald Reagan, donde dejaron de otorgarse visas en la capital cubana.

¿Vender o comprar?: Un embargo petrolero de EEUU a Venezuela

Alejandro Armengol's picture

Hay dos formas de establecer un embargo petrolero a Venezuela.

Con independencia de la racionalidad y utilidad de tal embargo, como una herramienta para llevar la democracia al país sudamericano, hay otra consideración más práctica, que un presidente como Trump tomará en consideración: el precio de la gasolina en Estados Unidos.

Donald Trump, el espejismo populista

Alejandro Armengol's picture

No ha dejado de ser una pesadilla para quienes no nos acostumbramos a su victoria. Tampoco ha perdido adictos entre sus seguidores más fieles. Órdenes presidenciales, mítines, agravios, intrigas, chismes: el fenómeno Trump ocupa a diario las páginas de los periódicos y las pantallas de los televisores; impera en las redes sociales, reina en internet. Pero si nos detenemos en los logros de sus cortos meses de presidencia, en los resultados hasta ahora de su mandato, poco puede atribuírsele. No se trata, simplemente, de ejercer la crítica a sus posturas ni de rechazar sus planteamientos.

Maduro, el "anti-Chávez"

Alejandro Armengol's picture

Tras el anuncio del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que declaró ha iniciado los trámites para enjuiciar a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, luego de que esta advirtiera que comenzaría a investigar la corrupción dentro del régimen, la oposición declaró que entraba en una etapa de “protesta permanente” hasta que se produzca un cambio de Gobierno.

El llamado de la oposición se apoya en el artículo 333 de la Constitución, que convoca a todos los venezolanos a unir esfuerzos para defender a la Carta Magna cuando esta es amenazada.

Por el boulevard de los sueños rotos

Alejandro Armengol's picture

Ya son 58 años transcurridos y no han logrado nada. Bueno, al menos en lo que dicen todos los días: el fin del régimen de La Habana. Porque en otros aspectos no se pueden negar sus éxitos. Pero esa repetición diaria de conceptos caducos solo encuentra cabida en un sector cada vez más reducido del exilio cubano de Miami.

Aunque no se puede negar su importancia como desahogo emocional. Hay que destacar esa capacidad inmutable para alimentar una ilusión.

Trump y Cuba: La farsa y la piedra

Alejandro Armengol's picture

La historia es vieja, muy vieja; la ilusión infinita. Lo que no deja de producir sorpresa es esa capacidad del exilio miamense, de volver una y otra a tropezar con la misma piedra, y cuando no la encuentra buscarla y colocarla en la vía.
Donald Trump y el exilio, donde los papeles de seductor-seducido se han venido intercambiando desde que el actual mandatario se dio cuenta que no era una mala aritmética contar con votos de cubanoamericanos, y que tampoco era muy difícil ganárselos.

Desnudo entre osos

Alejandro Armengol's picture

Fue la foto del día y no la tomó ningún estadounidense sino un fotógrafo ruso. El presidente Donald Trump charlando sonriente en el Despacho Oval con el canciller ruso, Sergei Lavrov, y el embajador de ese país en Washington, Sergei Kisliak. Pero también pronto se convertirá en una imagen única, solo para el recuerdo.

Trump: el gran espectáculo

Alejandro Armengol's picture

El fenómeno Trump es uno de los más notables que ha ocurrido en la sociedad estadounidense en los últimos 50 años, por el simple hecho de que trasciende la política. En su existencia hay al menos dos aspectos fundamentales: uno social y otro del individuo. Esto hace que las dos razones tradicionales —la economía y la política—, a las que existe la costumbre de recurrir a la hora de las explicaciones en resultados anteriores, sean aquí insuficientes.

El mercenario de Trump

Alejandro Armengol's picture

El fundador de la firma de servicios de seguridad Blackwater, Erik Prince, mantuvo una reunión secreta en enero con un confidente del presidente de Rusia, Vladímir Putin, en un aparente intento de abrir líneas de comunicación entre Moscú y el entonces presidente electo, Donald Trump.

Así lo asegura el diario The Washington Post, al señalar que la reunión se celebró el 11 de enero (nueve días antes de la investidura de Trump) en las islas Seychelles y fue organizada por Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El terror y la inmediatez de la noticia

Alejandro Armengol's picture

Si se demuestra que lo ocurrido este miércoles en Londres fue un ataque terrorista, la táctica empleada sería similar a la de otros ataques llevados a cabo en Francia, Alemania e Israel: atentar contra inocentes en sitios vulnerables y cotidianos, buscando matar al mayor número posible, con medios improvisados como un vehículo.

Tal modo operativo demuestra por una parte la efectividad del contraterrorismo en Occidente, pero por la otra deja bien en claro lo fácil que le resulta a un individuo acabar con la vida de varios ciudadanos anónimos mediante un acto indiscriminado.

¿Entonces fue James Bond?

Alejandro Armengol's picture

Ahora Trump dice que fueron los británicos quienes lo espiaron. La táctica es vieja y repetitiva. Como esta semana su acusación de que el expresidente Barack Obama mandó a “pincharle” los teléfonos se ha hecho pedazos, traslada la atención hacia otro punto u otra geografía. Pero las consecuencias son graves: está sumiendo en un total descrédito la presidencia de Estados Unidos.

Investigando a Trump

Alejandro Armengol's picture

¿Y si fuera cierto que a Trump lo han estado investigando las agencias de inteligencia? Pues la conclusión entonces no es afirmar que el actual presidente de Estados Unidos es inocente o culpable, sino dilucidar si existieron —o existen— razones justificadas para esa investigación. En este país todo el mundo es inocente hasta que se pruebe lo contrario. Pero como están las cosas, es probable, o muy probable, que existieran razones para la investigación, o todavía las hay.

Pages