Para formar parte de la información

Fernando Mires's blog

Los amigos de Kim Jong-Un

Fernando Mires's picture

En 1984, clásico de Orwell, hay una capítulo donde es mencionada la política internacional del Gran Hermano. El país siempre estaba en guerra pero no siempre los enemigos eran los mismos. Solía suceder que los noticieros de hoy brindaban elogios a una potencia, ayer objeto del odio. Los periodistas debían proceder entonces con sumo cuidado. Una leve confusión podía costarles la vida.

El Pablo Neruda de Pablo Larraín

Fernando Mires's picture

No quise escribir este texto cuando -en el 2016- el video llegó a mis manos. Fastidiado por las necias discusiones entre “izquierdosos” y “cinéfilos” a la que había dado lugar el filme (no solo en Chile) no habría podido decir lo que quería decir. Después de Cannes, escribir sobre ella habría parecido adulatorio, si no oportunista. Dejé entonces pasar el tiempo y luego vinieron otros temas, otros problemas y la idea de escribir sobre el filme me fue abandonando. Hasta hace poco.

Ese peligro llamado Erdogan

Fernando Mires's picture

Desde que los gobiernos de Holanda y Alemania se opusieron a que Erdogan y sus ministros realizaran manifestaciones electorales ante la ciudadanía turca residente y por ello fueran insultados por el autócrata con el amable epíteto de fascistas, pareciera que cada nuevo ataque será la gota que colmará el vaso de agua. Pero el vaso no termina de llenarse. La paciencia de Merkel parece ser infinita.

En nombre del antiimperialismo

Fernando Mires's picture

En El Murciélago, primera novela policial de una larga lista del magnífico escritor noruego Jo Nesbø, un asesino en serie a quien el comisario Harry Hole enrostró su patología, dijo: “Pero la enfermedad es normal, Harry. Es la ausencia de enfermedad lo que es peligroso porque el organismo deja de luchar y acto seguido se desintegra”.

Las sanciones

Fernando Mires's picture

Si de acuerdo a experiencias históricas tuviéramos que hacer una clasificación de las sanciones impuestas por un gobierno o asociación de estados a otro gobierno, podríamos distinguir tres tipos: la sanción-castigo, la sanción simbólica y la sanción condicionada.

La sanción castigo es ejercida cuando un gobierno ha transgredido límites suscritos en convenciones y acuerdos internacionales y no hay posibilidades de rectificación.

En nombre de la revolución

Fernando Mires's picture

Interesante la entrevista que hizo Revista Ñ al filósofo argentino Tomás Abraham, publicada bajo el título Recuerdo y persistencia del deseo revolucionario. Interesante en dos sentidos. Por una parte, al hablar del destino de la idea de la revolución incorpora el concepto de deseo, tan caro a Lacan. Por otra, anuncia, como muchos otros autores, el fin del ideal revolucionario.

13 razones para votar

Fernando Mires's picture

En Venezuela, antes de cada elección, surge la misma controversia. Los argumentos son, si no iguales, parecidos. Al final se impone la razón y la mayoría de la oposición vota. Si la oposición gana, todos festejan el triunfo. Esta vez, en cambio, hay algunas variantes. Las anunciadas elecciones regionales que deberían haberse realizado un año atrás, están por venir. Tendrán lugar después de las grandes demostraciones de masas en defensa de la Constitución, iniciadas en abril del 2017. Los ánimos están enervados y no es para menos: el régimen ha asesinado a muchos seres humanos.

En nombre de Dios

Fernando Mires's picture

Homogeneidad étnica y religiosa. Son dos pilares en los cuales se están sustentando las autócratas y futuros dictadores del mundo europeo y semieuropeo. Sobre esos pilares actúa un líder supremo, investido con todos los poderes del Estado, dueño de la prensa escrita y visual, jefes de todos los ejércitos. Razones que han llevado a no pocos publicistas a hablar de un nuevo fascismo. Aunque ahora hay que poner el acento no en el sustantivo fascismo sino en el adjetivo nuevo.

¿Qué es lo nuevo en esos regímenes?

!Unidad!

Fernando Mires's picture

No es palabra mágica. Pero sin unidad no puede haber ningún movimiento democrático, mucho menos cuando enfrenta a un enemigo –enemigo, no adversario- cuyo objetivo es liquidar la vida política de una nación. En casos como el de Venezuela, donde la política se encuentra separada solo por milímetros de la guerra, la unidad de la oposición ha llegado a ser un tema existencial.

Los dos rostros

Fernando Mires's picture

Hay que tener cuidado al afirmar si un hecho pasará a la historia o no. Nunca se sabe. Lo único cierto es que la historia se hace con hechos. O acontecimientos que tienen lugar (es decir, que se hacen su lugar) en el tiempo. Los hechos, a su vez, son históricos cuando determinan a otros hechos o porque son portadores de una fuerza simbólica, o por las dos razones a la vez. Por eso va a ser difícil que ese domingo 6 de agosto de 2017 pase desapercibido a la mirada de los historiadores que nos ocupamos con la dramaturgia venezolana.

La trampa anti-electoral de Nicolás Maduro

Fernando Mires's picture

Nunca dos personas relatan un mismo hecho de un modo exactamente igual. Uno acentúa lo uno, el otro lo otro. De ahí que me atreva a formular la siguiente frase: el relato de un hecho dice más sobre la persona que relata el hecho que sobre el hecho relatado. Con mayor razón ocurre así en los procesos colectivos en donde priman visiones ideológicas, experiencias contrapuestas, distintas biografías. Así se explica por qué las deducciones que surgen del relato del hecho no solamente son diferentes, sino, además, antagónicas entre sí.

Dualidad de poderes

Fernando Mires's picture

Este 30 de julio la dictadura militar de Nicolás Maduro consagrará institucionalmente la dualidad de poderes que venía gestándose mediante la creación de una constituyente cubana cuyo único objetivo es la supresión del sufragio universal para asegurar el poder de una oligarquía militar-civil en contra de la voluntad de la inmensa mayoría de la nación.

El Dictador, un ensayo

Fernando Mires's picture

“Pero, ¡oh! ¡Dios mío! ¿Qué ocurre? Cómo llamar ese vicio tan horrible? ¿Acaso no es vergonzoso ver a tantas personas, no tan sólo obedecer sino arrastrarse? No son gobernados sino tiranizados (….) Soportar saqueos, asaltos y crueldades, no de un ejército, no de una horda descontrolada de bárbaros (….) sino únicamente de uno solo. No de un Hércules o de un Sansón sino de un único hombrecillo que ni siquiera ha husmeado una sola vez los campos de batalla” (Étienne de la Boétie “Sobre la Servidumbre Voluntaria”. 1553)

Pasado, presente y futuro: Cuatro narraciones y un solo destino

Fernando Mires's picture

El pasado aparece cuando es narrado. El pasado –lo saben psicoanalistas e historiadores- es una construcción hecha en tiempo presente (en términos exactos, en tiempo gerundio) pero con los ojos puestos hacia el futuro. El pasado, luego, no es todo lo que ha pasado sino lo que recordamos del pasado. Y en el recuerdo, como en casi todos los actos de la vida, interviene el deseo de ser. El pasado, por lo mismo, será siempre alterado por nuestro deseo de ser en el tiempo y como tal lo narramos.

Tiempos peligrosos

Fernando Mires's picture

... Sobre la base de un mini-golpe, Erdogan logró modificar a la Constitución y asegurar la absoluta fidelidad de los militares. No sin razón algunos medios lo han bautizado como el Maduro de Turquía. Sin embargo, la forma y estilo como Erdogan ha reconstruido al Estado hacen pensar más bien en el Hugo Chávez del fallido golpe del 11 de abril de 2002.

Domingo 16 de julio

Fernando Mires's picture

Nadie puede saber si será un día decisivo o no. Pero, dicho con seguridad, será importante. Aunque la magnitud de su importancia solo podrá saberse de acuerdo al transcurso de los acontecimientos que sigan al resultado de la gran consulta popular. La consulta contiene tres preguntas:
1 ¿Rechaza y desconoce la realización de una asamblea nacional constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano?

La Democracia no es para todos

Fernando Mires's picture

La democracia se hizo para todos pero no es para todos. Quiere decir: todos pueden ser demócratas pero hay quienes no desean serlo. En eso pensaba cuando la pantalla mostraba los desmanes cometidos en la ciudad de Hamburgo por turbas de enmascarados venidos de todos los países de Europa (no todos jóvenes) a manifestar en contra de la Cumbre del G-20 que tuvo lugar en la ciudad durante los días 7 y 8 de Julio.

La chusma, la soldadesca y la élite

Fernando Mires's picture

No me he cansado de analizar los videos. Una vez soldados disparando a quemarropa sobre el pecho de un niño. Otra vez apiñados sobre el cuerpo de un estudiante al que patean hasta dejarlo casi muerto. Otra vez haciendo añicos el violín de un joven músico. Otra vez encerrando a un grupo de jóvenes en una cava para bombardearlos con “gas del bueno” (como decía el muerto Chávez) Otra vez, robando relojes y celulares a cualquiera persona. Y eso es solo lo que se ve. Nadie sabe lo que pasa en los recintos carcelarios de Nicolás Maduro.

Guerra al Pueblo

Fernando Mires's picture

La frase de Nicolás Maduro ha recorrido el mundo. Como si hubiera faltado algo -un matiz, un tono, una coma- para que todos supieran lo que ha llegado a ser, Maduro mismo, sin que nadie se lo pidiera, se encargó de confirmarlo. Para que la última brizna de duda se la lleve el viento.
Lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas. Esa es la frase gloriosa con la cual Maduro pasará a figurar en la historia universal de la infamia.

Cojonudos

Fernando Mires's picture

La frase emitida por un comentarista radial- político- alemán en su sátira semanal podría ser traducida como: estos maricas tienen bolas. Pero dadas las connotaciones sexistas y biologistas que comporta es preferible traducirla como: estos gais son cojonudos. El comentarista se refería a las demostraciones de homos, lesbianas y transexuales del Domingo 25 de Junio ocurridas nada menos que en las calles de Estambul y Ankara.

La oposición, el madurismo y las alianzas

Fernando Mires's picture

¿Existe el madurismo? La pregunta puede parecer académica pero no lo es. Por lo menos no lo es en sus consecuencias. Y no lo es porque determina –sí, determina- la política de alianzas de la oposición en momentos cuando esa oposición a través de su órgano de representación institucional, la Asamblea Nacional, y en conformidad con los artículos 333 y 350, ha decidido desconocer la legitimidad del gobierno Maduro al haber este traicionado a la Constitución de todos.

Pages