Para formar parte de la información

Manuel Malaver's blog

Maduro quedó al descubierto con el diálogo

Manuel Malaver's picture

Que el diálogo fue una estafa de inspiración cubana excelentemente ejecutada por Maduro, quedó al desnudo con el estallido en improperios el dictadorzuelo, cuando se enteró que la MUD había decidido no continuar “siendo estafada”.
En otras palabras, que el ex líder del Sindicato de Autobuseros pretendía que sus víctimas, no solo se enteraran del agravio que les infería, sino que lo aceptaran como si nada.

Lo de la MUD con el diálogo resultó un autosuicidio

Manuel Malaver's picture

Nunca logré explicarme por qué si ya mediados de año se conocían dos encuestas de Meganálisis registrando que más de 70 por ciento del universo opositor prefería el Revocatorio a la salida del diálogo, la MUD llegó a pensar que “el diálogo” podía ser un recurso que paliara la obstrucción de un mandato constitucional.

El fin del diálogo golpearía más a Maduro que a la oposición

Manuel Malaver's picture

Creí desde un primer momento que el diálogo no conduciría a ninguna parte, pero no porque sea enemigo de los diálogos y no sea partidario de la tesis de que “hay que dialogar hasta con Maduro”, sino porque, conociendo el terror que le producen a los dictadores las movilizaciones de calle, estimé que era de urgencia del exlíder autobusero y sus compinches desalojar las vías de puños y voces airadas, amenazantes y rabiosas.

Chúo Torrealba y su santa paciencia

Manuel Malaver's picture

No hay dudas, Chúo Torrealba, no está apurado, se toma las cosas con calma y acaba declarar que “si el diálogo no da resultados, vamos a revisar nuestra participación en la mesa”.
Anuncio que es perturbador en varios sentidos, el más importante de los cuales es que, desde que se firmó el Acuerdo gobierno-oposición, en el lejano 12 de noviembre de este mes y año, Chúo, no se ha dado cuenta que el gobierno no ha cumplido uno solo de los compromisos.

Nuestros presos políticos

Manuel Malaver's picture

Es noviembre y la temperatura en el Valle de Caracas, y sus alrededores, va tornándose fría, muy fría.
“Fría” a la venezolana, donde la temperatura nacional promedio es de 35 grados, y descender a menos de 20 en Caracas en los meses finales del año, es sorprendente y riesgoso.
Es parte del encanto de la ciudad capital, donde la estabilidad climática es casi un milagro, regalo de la altura de 920 mts sobre el nivel del mar, pero también de la selva húmeda tropical que la rodea, según uno remonta hacia las zonas montañosas de los Estados Miranda y Aragua.

Ha fallecido cristianamente el señor Diálogo Maduro

Manuel Malaver's picture

Maduro lo engendró, lo acunó, le dio su apellido, y después, cuando no alcanzaba un mes de vida, lo mandó al otro mundo.
Pero no puede negarse que le aportó enormes beneficios, como pudieron ser quitarse de encima la enorme presión que, desde la calle se dirigía, vía Revocatorio, a sacarlo de Miraflores, y, lo más importante, crear fisuras en la oposición que, ahora tendrá que restañar heridas y tratar de construir el camino que la reencuentre con el pueblo.

Maduro se burló del Papa como le dio la gana

Manuel Malaver's picture

Yo no sé si Maduro es cristiano, y mucho menos católico, pero de verdad, lo que le hizo a Su Santidad, el Papa Francisco, no tiene perdón de Dios.
Porque hay que ver el cinismo que hay que tener para presentarse a Ciudad de Vaticano, pedirle una audiencia a Francisco porque y que estaba hecho una Magdalena por la situación que él mismo provocó en el país, comprometerlo en la mediación del diálogo, y después que se logró un Acuerdo, pues boicotearlo, al extremo de que se será imposible que la oposición no se retire de la mesa el próximo seis de diciembre.

Y tú también Papa Francisco

Manuel Malaver's picture

No es que le niegue a Su Santidad el Papa Francisco, el derecho que le asiste –como a cualquier mortal- de tener sus embelecos políticos, de simpatizar más allá de lo deseable con personajes carismáticos y peligrosos y que, de vez en cuando, deslice críticas contra los poderosos que, sorprendentemente, siempre encuentra del lado económico y no del político e ideológico.

El diálogo, un artificio castrochavista que apenas comienza

Manuel Malaver's picture

El diálogo pudo morir perfectamente la noche del viernes, dejado a la buena de Dios por una oposición que nunca le vio sentido ni viabilidad y un gobierno decidido a sacarle partido hasta a sus despojos.

Esa impresión fluía, por lo menos, la mañana del sábado, cuando, no se sabía que había sucedido horas antes y las apuestas eran que, un comunicado que había leído en la madrugada, el Secretario de Unasur y expresidente colombiano, Ernesto Samper, no podía ser verdad.

La crisis política nacional llegó hasta el Vaticano

Manuel Malaver's picture

Es casi una ley, pero cualquiera que se acerca a la crisis política venezolana sin la información apropiada, sale con las alas quemadas.
Por “información apropiada” defino a la que se nutre de todas las fuentes posibles, y hace una evaluación objetiva, independiente e imparcial de la misma.
No parece ser el caso de la que motivó al Vaticano a mediar y participar en el diálogo gobierno-oposición que terminará mañana y, al parecer, sin resultados satisfactorios para las partes y el país.

¡Ave diálogo: los que van a fracasar te saludan!

Manuel Malaver's picture

En un artículo que publiqué en este mismo medio el 18 de septiembre pasado, y que titulé “Dialogando con Maduro”, decía que a la entrada de cualquier diálogo con el gobierno del “hombre que habla con los pájaros” debía colocarse la advertencia que, según Dante Alighieri en “La Divina Comedia”, se leía a las puertas del Infierno: “¡Oh, los que entráis, dejad toda esperanza!”.

Un gobierno aterrado logra paralizar a la MUD

Manuel Malaver's picture

Pienso que se había visto pocas veces en la historia -o mejor dicho, no se había visto nunca-pero el aterrado gobierno de Maduro escapó del cerco que le había tendido la MUD y ahora es la alianza opositora la que, si no está aterrada, al menos está paralizada.
Lo más sorprendente, sin embargo, es que Maduro continúa débil y la oposición fuerte, pero el exlíder autobusero está movilizando mejor las escasas fuerzas que controla y la MUD desmovilizando a las inmensas que les son afectas.

Calle y diálogo no son agendas contradictorias

Manuel Malaver's picture

Como el gobierno de Maduro no está interesado en los resultados diálogo -y ni siquiera en su realización-, entonces, es evidente, que empezó sacándole una enorme ventaja a la oposición por el simple hecho de anunciarlo.
Todo lo cual, no quiere decir, sino, que la oposición debe pasar ahora al contraataque, quizá no tanto renunciando al diálogo, pero sí exigiendo que sus resultados sean rápidos, tangibles e irreversibles.
Para ello es indispensable que, proponga una agenda de pocos, pero puntos muy precisos, y que pida su cumplimiento en plazos muy cortos.

El ciudadano Henry Ramos y el general Padrino López

Manuel Malaver's picture

Negar que el choque actual entre democracia y dictadura que sacude a Venezuela, es una continuidad del desiderátum que nació en el curso de la guerra de Independencia sobre si la República sería una universidad o un cuartel, es no profundizar en el enfrentamiento entre Bolívar y Piar en 1817 que culminó con el fusilamiento del segundo, en la discusión entre el presidente y científico, doctor Vargas y el golpista y héroe, teniente coronel, Carujo, en 1835 sobre si el mundo “era de los hombres justos o de los valientes” o del enorme simbolismo que irradiaba la actitud del general Ezequiel Z

La caída de Escarrá no toca fondo

Manuel Malaver's picture

Alguien debería advertirle a Hermann Escarrá (un familiar, un amigo, un conocido, pienso yo), que ya hizo lo suficiente para convertirse en un cráter moral y que ahora debería tomarse un descansito a ver si los venezolanos le hacen el favor de olvidarlo de una vez y para siempre.
Propósito que juzgo realmente imposible, pues no se puede apostar a desplegarse como todo un ícono de la indignidad, sin que la gente no decida guardarlo en el inconsciente más profundo para tratar de qué tamaño abuso histórico no vuelva a repetirse.

La autoaprobación del presupuesto tiene sabor a asalto

Manuel Malaver's picture

Es la sensación que tengo y supongo que el resto de los millones de contribuyentes venezolanos también, pero si alguien me quitó mi dinero, vía los impuestos, y no los usa de acuerdo a las disposiciones constitucionales, entonces, definitivamente, me está asaltando.
Y por supuesto que el primer sospechoso es Nicolás Maduro, pues como presidente de la República, estaba obligado a formular la “Ley de Presupuesto” del 2017 y presentarlo para su aprobación a la Asamblea Nacional que debía, ratificar las disposiciones pertinentes y modificar aquellas que no juzgaba tales.

La dictadura

Manuel Malaver's picture

No me cuento entre los venezolanos que no advirtió en 1999 que el recién constituido gobierno de Hugo Chávez conduciría más temprano que tarde a una dictadura y que, cualquiera fueran los atajos que tomara el teniente coronel para simular sus irrefrenables impulsos, un día amanecería fusil en mano declarándose como único e incuestionado dueño del país.

El chavismo instrumental de Juan Manuel Santos

Manuel Malaver's picture

Puede que Hugo Chávez y Juan Manuel Santos fueran los más férreos enemigos que conoció la política latinoamericana en la primera década del siglo XXI, puede también que solo después que el último resultó electo presidente de Colombia en mayo del 2010, uno de los dos (o los dos), sacó la bandera blanca, pero lo más cierto es que, a partir de entonces, Chávez y Santos se convirtieron en dos amigos inseparables que jamás volvieron acordarse de aquel hórrido e innombrable pasado.

El Cardenal Baltasar Porras

Manuel Malaver's picture

Durante los años que fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, CEV (1999-2006), era usual conseguirse con Monseñor Baltasar Porras en eventos relacionados con su actividad sacerdotal, y en otros más seglares o laicos, como bautizos (no de niños sino de libros), encuentros con la prensa, declaraciones y brindis en embajadas o entidades públicas o privadas.

El regreso de Uribe

Manuel Malaver's picture

Se sabe poco de los lazos de amistad que alguna vez pudieron existir entre Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos y mucho de la guerra política fratricida que mantienen desde que Santos decidió romper con Uribe al otro día de resultar electo presidente de Colombia, -el 7 de agosto 2010-, con la unción y siete millones de votos que le aportó el uribismo.

El miedo al castrochavismo fue decisivo para el triunfo del NO

Manuel Malaver's picture

Es cierto que se trataba del peor “Acuerdo de Paz” jamás firmado, que el rechazo de Santos en Colombia supera al de Maduro en Venezuela y que una campaña fundamentada en el miedo y el ventajismo hizo lo suyo, pero analistas, comunicadores y politólogos colombianos están contestes en afirmar que, el pánico al castrochavismo fue decisivo para que, los electores no cayeran en una trampa que les ofrecía paz para hoy y guerra para mañana.

Pages