Para formar parte de la información

Vladimir Villegas's blog

Una película de miedo

Vladimir Villegas's picture

El Gobierno quiere una campaña electoral marcada por la camorra, y por eso su lenguaje pretende retrotraernos a los momentos de mayor polarización y confrontación política que se vivieron a comienzos de este siglo, y que ciertamente forman parte del aprendizaje de una oposición unida pero diversa, que transita el camino de la participación democrática sin detenerse en fantasmas del pasado ni en provocaciones del presente.

Capriles y Cabeza e’ Mango: el país posible

Vladimir Villegas's picture

A Oswaldo Rivero, el conductor del programa Zurda Conducta, que se transmite a través de la pantalla de Venezolana de Televisión, y otrora "uña y carne" del oscuro personaje de la guerra sucia nocturna, ahora lo tienen en el banquillo de los acusados por un acto de traición a la revolución: haber jugado una partida de baloncesto con Henrique Capriles Radonski, candidato presidencial opositor y el nombre más repetido en los medios oficialistas.

El 4-F y el camino electoral

Vladimir Villegas's picture

Es imposible negar la importancia histórica de los hechos ocurridos el 4 de febrero de 1992, cuando un grupo de oficiales del Ejército se alzó con el objetivo de derrocar el gobierno de Carlos Andrés Pérez II, en medio de un grave cuadro de debilitamiento del sistema político, luego de la severa crisis económica por la cual atravesaba el país y del sangriento "Caracazo" de finales de febrero y comienzos de marzo de 1989.

Chávez y el camino de la salvación

Vladimir Villegas's picture

El presidente Hugo Chávez le dijo a José Vicente Rangel que le da lástima ver a Pablo Medina como precandidato de la oposición, al lado de adecos y copeyanos, y le ha tendido "el camino de la salvación", como si el oponerse a su gobierno ya entra en la categoría del pecado y nuestro jefe del Estado en la condición del Cristo que perdona a sus hijos descarriados.

El aberrante culto a la personalidad

Vladimir Villegas's picture

La muerte Kim Jongil en Corea del Norte puso de relieve nuevamente una de las aberraciones que tanto daño le han hecho a la idea del socialismo, y me refiero al culto a la personalidad, gracias al cual en nombre del proletariado, de la revolución y de la transformación social, una casta dirigente, encabezada por un líder supuestamente infalible e insustituible, se entroniza en el poder y no sale de allí sino "con los pies para delante", como se dice popularmente.

Las primarias opositoras y las patas de la mesa

Vladimir Villegas's picture

Las primarias de la oposición tienen que ser valoradas como un hecho positivo, más allá de que el número de candidatos sometidos a la consulta popular haya sido ínfimo con respecto a la totalidad de cargos de elección popular a disputarse el venidero 26 de septiembre, y de que las cifras de participación fueron también muy modestas. Es positivo que las bases de los partidos y los electores en general tengan la oportunidad de incidir en la selección de candidatos. Esto es un hecho democrático que sólo una mente mezquina puede negar.

Cuando la conciencia apriete

Vladimir Villegas's picture

Qué buena manía esa de desviar el debate hacia lo insustancial, hacia el (des)calificativo que se blande frente al argumento mejor elaborado o más sólido. Qué empeño en llamar traidores a todos aquellos que en algún momento manifiestan sus diferencias, sus descontentos o incluso sus aspiraciones. No debe ser fácil ir a la cama todas las noches y enfrentarse a la incertidumbre con respecto a cuántos nuevos traidores o desertores habrá que incluir al día siguiente en la lista de los indeseables, de los débiles ideológicos o de los quinta columnas.

La excomunión de Henri Falcón

Vladimir Villegas's picture

Las expresiones del presidente Hugo Chávez contra Henri Falcón este fin de semana dejan muy pocas dudas sobre la ausencia de espacios para el debate y para la reflexión. Todo se resuelve por la vía del calificativo. Le criticamos, con toda razón, a Estados Unidos que unilateralmente certifique o descertifique a los países en materia de lucha contra las drogas, y aquí certificamos o descertificamos como revolucionarios o traidores, patriotas o apátridas con una facilidad pasmosa.

El paso de Henri Falcón

Vladimir Villegas's picture

¿Cómo no estar de acuerdo con Henri Falcón y sus reflexiones dirigidas al presidente Hugo Chávez? Esta carta, escrita desde el respeto pero también desde la firmeza y la sinceridad, refleja muchas cosas que seguramente no pocos militantes y dirigentes del partido de gobierno quisieran expresarle al líder. Es la muestra más fehaciente de que no todo es incondicionalidad, carencia de espíritu crítico y exceso de silenciosa prudencia en las filas de la revolución.

La caída de Ravell

Vladimir Villegas's picture

La destitución de Alberto Federico Ravell de la Dirección General de Globovisión replantea nuevamente el debate sobre el rol de los medios de comunicación social, sobre todo en una nación polarizada como la nuestra, donde los partidos políticos opositores cedieron su espacio para que buena parte de las empresas periodísticas les hicieran el quite mientras recuperaban el aliento perdido frente al chavismo.

La conciencia en un bozal

Vladimir Villegas's picture

Por los vientos que soplan, nuevamente el dedo presidencial será el último filtro por el cual pasarán los nombres de los candidatos del PSUV a la Asamblea Nacional. El líder necesita estar seguro de que quienes integren la bancada roja rojita se ajusten a la línea y no incurran en desobediencias de ninguna naturaleza, que pongan en peligro la mayoría parlamentaria que espera conquistar la bancada de gobierno en los comicios de septiembre.

¿Queremos llegar a septiembre?

Vladimir Villegas's picture

Los extremos intentan imponerse. Parece que poco a poco marchamos en una agenda extraelectoral cuando apenas faltan siete meses para renovar la Asamblea Nacional. Enero ha sido un mes marcado por las protestas, por marchas pro gobierno y antigobierno. Eso no tiene nada de negativo, todo lo contrario. Lo fregado es cuando se impone el modelo Mérida en lugar de privilegiarse el civismo democrático que vimos el pasado 23, con dos movilizaciones que atravesaron la ciudad sin incidentes que lamentar. ¿Estamos condenados a tropezarnos con las mismas piedras de 2002 al 2004?

Entre frenazos y corrientazos

Vladimir Villegas's picture

El manejo de la situación generada por el déficit de electricidad ha puesto de relieve una vez más la necesidad de que en el Gobierno se abra espacio para escuchar a quienes se preocupan por hacer alertas tempranas y por evitar males mayores a la población y al país. Lo ocurrido con el fracasado plan de racionamiento eléctrico es apenas una muestra de un estilo de gobierno que se revela como el causante principal de la pérdida de apoyo que, más allá de las encuestas, se percibe en la calle.

Jorge Rodríguez y el karma de la basura

Vladimir Villegas's picture

El alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, ha prometido renunciar si para finales de este año no se ha resuelto el problema de la basura, y no luce fácil que de aquí al aún lejano mes de diciembre de 2010 se le pueda dar una respuesta satisfactoria a esta situación de inmundicia que vive la ciudad. Y no sería Jorge el único que tendría que renunciar. Tendrían que hacerlo todos los alcaldes de los municipios que integran el Área Metropolitana de Caracas, e incluso el alcalde mayor, Antonio Ledezma, y la jefa de gobierno del Distrito Capital, Jackeline Faría.

Corrupción y división de poderes

Vladimir Villegas's picture

¿Pudo haberse evitado el escándalo bancario que hoy ocupa buena parte de la atención y tensión ciudadana? Si las instituciones estuviesen funcionando como debe ser seguramente lo que eran cada vez más insistentes rumores sobre personajes con vara alta en el Gobierno que estaban haciendo de las suyas para enriquecerse de manera violenta, descarada y grosera, habrían sido debida y oportunamente investigados por todas las instancias que necesariamente debían tomar cartas en el asunto.

Chávez, inseguridad y Policía Nacional

Vladimir Villegas's picture

Muy bien que el presidente Hugo Chávez se haya ocupado este fin de semana del tema de la seguridad, y que ya estén designados los directivos de la Policía Nacional. La población, estoy seguro, espera que el nuevo cuerpo policial esté a la altura de la tarea que tiene por delante, y no es otra que la de trabajar incansablemente por devolverle la tranquilidad a la familia venezolana y mostrar que es posible derrotar la delincuencia y recuperar para la inmensa mayoría de la ciudadanía los espacios públicos.

Socialismo después del muro

Vladimir Villegas's picture

Dos décadas han pasado de la caída del Muro de Berlín y de la desaparición de las sociedades socialistas del este europeo, y la historia no ha terminado. No se ha cumplido la profecía de Fukuyama. El fin de la historia parece estar cada vez más lejano, porque nuevos fenómenos han surgido en el mundo luego de concluir la llamada "Guerra Fría" entre occidente y el bloque soviético.

¡Por una sociedad desarmada!

Vladimir Villegas's picture

Entre los temas que la multisápida agenda informativa venezolana nos presenta, se destaca uno que tal vez no tiene la espectacularidad de unas nalgas al aire, como ocurrió el fin de semana durante la protesta estudiantil opositora, pero que reclama la atención urgente y necesaria de toda la sociedad. Me refiero al proyecto de ley de armas y explosivos, el cual será fusionado con el proyecto de ley de desarme.

La respuesta represiva

Vladimir Villegas's picture

A quienes en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido directa o indirectamente los efectos de la represión policial por ejercer el derecho a la protesta, a expresar lo que pensamos o a denunciar situaciones que atenten contra nuestros derechos, no nos puede resultar indiferente la situación de 11 trabajadores de la Alcaldía Metropolitana, hoy presos en el mismo sitio de reclusión destinados a delincuentes comunes.

Chávez vs Vargas Llosa: el debate que no fue

Vladimir Villegas's picture

No hubo el esperado debate y tanto el presidente Hugo Chávez como los intelectuales de derecha invitados por Cedice perdieron una oportunidad histórica de brindarle al mundo una discusión de altura, con argumentos de lado y lado, en torno a las ideas que sostiene el mandatario venezolano, quien reivindica el socialismo, y las que defienden los participantes en ese cónclave del pensamiento liberal, al cual asistieron desde ex militantes de la izquierda, hoy en el otro extremo, hasta seguidores del dictador Augusto Pinochet.

Corrupción en tiempos de polarización

Vladimir Villegas's picture

La lucha contra la corrupción es una de las más viejas y más utilizadas consignas en la historia política de los últimos 40 años. Esa es una de las plagas que ni la Cuarta ni la Quinta han podido exterminar, y no es fácil adivinar que tal flagelo ha sobrevivido porque no tiene colores políticos, o mejor dicho es multicolor, pluripartidista y no anda con miramientos ideológicos. Es decir, se puede proclamar la ideología socialista, la socialdemócrata, la fascista o la socialcristiana y ser un individuo corrupto o débil con quienes lo son.

¿Una revolución antisindical?

Vladimir Villegas's picture

El movimiento sindical, con todo lo disperso, dividido, atomizado y aletargado que ha estado dio una señal de vida, aunque todavía muy débil, para salir en defensa de su espacio y de su derecho a exigir respeto a la contratación colectiva y a luchar por las reivindicaciones más sentidas por los trabajadores.

Economía: interrogantes como arroz

Vladimir Villegas's picture

Es correcto que el Estado pueda ejercer los mecanismos que la ley le brinda para proteger a la población de maniobras destinadas a burlar los derechos de los consumidores, como también es explicable que los empresarios privados busquen obtener márgenes de ganancia que le den sentido a su inversión. En el caso del arroz se venía incurriendo en prácticas destinadas a obligar al consumidor a pagar más por un producto de primera necesidad al cual se le colocan aditivos químicos "saborizantes" para triplicar o cuadruplicar su precio.

Falta de diálogo, sobredosis de monólogos

Vladimir Villegas's picture

El hecho de que la propuesta de José Vicente Rangel para que se creen escenarios de diálogo entre el gobierno y la revolución haya sido cuestionada desde los más altos niveles del gobierno y sea vista con desconfianza desde no pocos factores opositores no implica que esa iniciativa carezca de sentido. Precisamente las reacciones negativas son los argumentos que apuntan hacia su validez. Si algo escasea en Venezuela son espacios para el diálogo.

Pages