La finalidad de la constituyente

Angel Dominguez's picture

En ocasión al cumplimiento de los 3 primeros meses de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC2017), debemos obligatoriamente hacer una revisión exhaustiva sobre las actividades que ésta ha realizado en pro de la aprobación de una nueva Constitución Nacional y lo compararemos con el proceso constituyente previo y el cual dio origen a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Es importante aclarar que, en el presente artículo no haremos referencia a los vicios de inconstitucionalidad e ilegalidad que la misma posee, y los cuales ya hemos señalado reiteradamente en artículos anteriores; sino por el contrario, nos basaremos solo en lo que respecta al contenido de los debates constituyentes llevados a cabo hasta la fecha y sus semejanzas y diferencias con el proceso llevado a cabo en 1999; de manera de verificar que si las actuaciones llevadas a cabo por esta Asamblea, se encuentran enmarcados dentro de la fin para el cual fue electa y si su desempeño se encuentra dentro del normal desenvolvimiento de un órgano que tiene en sus manos, la construcción de una nueva Constitución.

Ello así, debemos en primer lugar, traer a colación el origen y desarrollo de la otrora Asamblea Nacional Constituyente de 1999, de manera de verificar y entender como fue su proceso de constitución, duración y resultados. Así las cosas, debemos señalar que la convocatoria a la anterior Asamblea Nacional Constituyente, se realizó mediante referéndum consultivo llevado a cabo el 25 de abril de 1999; siendo que luego, una vez aprobada su convocatoria, se procedió en fecha 25 de julio de 1999, a la elección de sus miembros y, en fecha 3 de agosto de ese mismo año, entró en funcionamiento dicha Asamblea.

Así pues, debemos recordar, que en el primer mes de su instalación, se inició una ardua e intensa discusión sobre el funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente, sus acuerdos de convivencia, así como la elección de las 20 diversas comisiones que serían encargadas de realizar el anteproyecto de Constitución que serviría de base para las discusiones. Posteriormente, durante su segundo mes de funcionamiento, no se realizaron plenarias ordinarias, sino que las diferentes comisiones constitucionales realizaron el anteproyecto de Constitución que sería discutido en plenaria. Durante el tercer mes de funcionamiento, se realizaron los diversos debates en las plenarias llevadas a cabo en el seno de la Asamblea, siendo que en fecha 14 de noviembre de 1999, fue aprobado el proyecto en segunda discusión y se acordó que el 15 de diciembre se realizaría el referéndum aprobatorio del nuevo texto constitucional. Es decir la Constitución de 1999, fue elaborada, discutida, y aprobada en primera y segunda discusión, en un lapso de alrededor de 3 meses y luego aprobada mediante referéndum aprobatorio en un lapso de un mes; por lo que Venezuela tuvo una nueva Constitución que cambió la estructura del estado y estableció los nuevos paradigmas constitucionales, en un total de 4 meses contados desde la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ahora bien, con respecto a la ANC2017, debemos señalar que, la convocatoria la realizó el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela en fecha 1º de mayo de 2017; siendo que posteriormente en fecha 30 de julio fueron las elecciones para escoger los 545 constituyentistas que la conformarían y en fecha 4 de agosto de ese mismo año, se instaló formalmente, se eligió su Junta Directiva e inició sus actividades; es decir al día de hoy, lleva 3 meses y 13 días en funcionamiento.

Durante estos tres meses y medio, se han realizado alrededor de 30 sesiones plenarias, en las cuales se han tomado, entre otras, las siguientes decisiones: La destitución de la Fiscal Luisa Ortega Díaz y la designación en dicho cargo al ciudadano Tarek William Saab; la subordinación de los poderes del Estado a la ANC; la toma de las competencias de la AN; la modificación del cronograma electoral y convocatoria a las elecciones regionales; la instalación de la comisión de la verdad; la designación de las 21 Comisiones “que se encargarían de abordar temas inherentes a la economía, política, soberanía y justicia”; la aprobación del Decreto mediante el cual se convocó a las elecciones de alcaldes del país; la aprobación de la Ley Contra el Odio, la Intolerancia y la violencia; así como la aprobación de otras leyes denominadas constituyentes y que su contenido va desde el plano económico, político y social.

De manera tal, observamos que a la fecha, la ANC2017 no ha abordado de manera directa o indirecta, las discusiones sobre la elaboración de una nueva Constitución; tampoco hemos visto el resultado de los debates llevados a cabo por las 21 Comisiones elegidas en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente y que deberían ser las encargadas de elaborar el anteproyecto de constitución que sería posteriormente aprobado en plenaria y sometido a referéndum aprobatorio del pueblo venezolano.

En este sentido, debemos señalar que si bien la premura con que fue aprobada la Constitución de 1999, fue muy criticada, ya que producto de ésta, se suscitaron diversos errores no solo de redacción y estilo, sino también conceptuales, que originaron que el texto constitucional aprobado y publicado en Gaceta Oficial, fuera reimpreso en diversas oportunidades, por supuestos errores materiales, pero que en realidad no solo fueron errores materiales sino que en las reimpresiones existieron modificaciones sustanciales al texto constitucional aprobado; no es menos cierto que a pocos días de cumplirse el cuarto mes de la instauración de la ANC2017, ya deberíamos estar observando un importante avance en el desarrollo, discusión y elaboración del nuevo texto constitucional, lo cual a la fecha no existe .

Siendo lo anterior así, debemos preguntarnos, si es que la ANC2017 no ha sido efectiva y eficiente en cuanto a la redacción de una nueva constitución, o si es que la función, finalidad y razón primordial de su existencia, no es la redacción de una nueva constitución, sino muy por el contrario, la intención de la misma, es asumir las funciones y atribuciones constitucionales que la Asamblea Nacional posee como máximo representante del Poder Legislativo y configurarse como un Poder Supra Constitucional.
El tiempo nos los dirá, aunque ya muchos saben la respuesta.
Angel Dominguez