Subversivo, sombrío y cómico

Aquilino José Mata's picture

La cadena HBO acaba de estrenar su nueva miniserie, “Big Littles Lies”, y la define nada menos que “como un drama subversivo, sombrío y cómico, que teje una historia de asesinatos y travesuras, mientras explora el mito de la perfección de la sociedad y las contradicciones que existen debajo de nuestra fachada idealizada del matrimonio, el sexo, los padres y la amistad”.

En su reparto estelar se evidencia una vez más el creciente éxodo de estrellas del cine a la televisión, en búsqueda de mejores guiones y tramas más arriesgadas de las que predominantemente les ofrece la gran pantalla. El elenco, totalmente de lujo, lo componen Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Laura Dern, Alexander Skarsgard y Adam Scott. Son los que llevan el peso de la trama, cuyos siete episodios transcurren en la tranquila ciudad costera de Monterey, California, donde nada es como parece. Devotas mamás, maridos exitosos, niños adorables, casas hermosas:

¿Qué mentiras habrá para mantener sus mundos perfectos sin derrumbarse?
Narrada a través de los ojos de tres madres -Madeline, Celeste y Jane- “Big Little Lies” pinta la imagen de una urbe alimentada por rumores y dividida entre los que tienen mucho y los que no tienen nada, o casi nada, exponiendo los conflictos, secretos y traiciones que comprometen las relaciones entre maridos y esposas, padres e hijos, amigos y vecinos. Estas premisas nos llevan a recordar de alguna manera las líneas maestras de “Mujeres desesperadas”, la rompedora serie que la cadena ABC emitió entre 2004 y 2012, que en Venezuela vimos a través del canal Sony.

Infidelidad, violencia doméstica, acoso escolar y asesinatos son algunos de los ingredientes que salpicarán esta historia, dirigida por Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club) y escrita por David E. Kelley, creador de la recordada “Ally McBeal”. HBO tiene fundadas esperanzas de conseguir otro gran suceso.

Aquilino José Mata/ EDC