El mundo nos apoya

David Bonyuet's picture

Por primera vez en la historia latinoamericana el mundo entero apoya abiertamente la caída de un régimen genocida. Los gobiernos alrededor del planeta han rechazado las aceleradas elecciones fraudulentas convocadas por la Asamblea Narco Castrista. El Parlamento Europeo aseguró que sólo reconocerá elecciones en Venezuela si son en “condiciones justas, CNE imparcial y sin inhabilitados políticos”. ¡na'guara! Este 22 de abril los venezolanos debemos demostrar al mundo que estamos en contra de la dictadura, pero no es votando, sino ¡TUMBANDO!, ¡no son tiempos de elecciones, sino de rebeliones!

Ledezma denunció que: “el Gobierno genocida de Maduro deja morir a los venezolanos”. Esto es tan palpable que los países fronterizos están en emergencia atendiendo a los miles de venezolanos que no encuentran atención en su propio país y Tuto Quiroga tuvo que afirmar que: “la solución al éxodo es sacar del gobierno de Venezuela al colombiano”. Mientras tanto el narco-terrorismo de Venezuela rechaza la grosera “asistencia técnica y humanitaria de EEUU ante la crisis migratoria”. Aunque la gestión de Maduro sea reprobada por más del 75% de la población, el PSUV pretende que hay que reelegir al culpable de nuestras desgracias.

La fiscal usurpadora Tarek intenta por todos los medios decir que “Maduro no autorizó el uso de armas de fuego” pero la realidad la vivió Óscar Pérez y sus amigos en la masacre más despiadada que se haya visto en la historia. En Venezuela las violaciones de derechos humanos no sólo son política de Estado, sino que se promueve la maldad: Josneidy Castillo fue ascendida como teniente de la Guardia Nacional (GN), en reconocimiento a la salvaje golpiza que le propinó a la ciudadana Marvinia Jiménez, ¡hecho en Socialismo! ¡PLOP!

El senador norteamericano, Marco Rubio, aseguró que, “si las Fuerzas Armadas de Venezuela decidieran proteger a la gente y restaurar la democracia, éstos serían apoyados a nivel internacional”. Sin titubear, Rubio afirma que: “apoyaremos a las Fuerzas Armadas de Venezuela si defienden su país”. Pero aquí no podemos esperar por más nadie, la solución es actuar con fuerza en las calles, cada día tumbar los símbolos de la dictadura: ¡imagen de Maduro y sus secuaces, es imagen que debe ser derrumbada!

El hecho que la Corte Penal Internacional empiece a investigar a los funcionarios del país debe ser un motivo de:

1) temor para el régimen, pues queda en evidencia que estos crímenes ni pasaron desapercibidos ni tampoco prescriben.
2) vergüenza a toda la dirigencia política opositora, que quedan en evidencia ante la enorme ineptitud en tumbar una cruel dictadura.

3) esperanza a todos los venezolanos, aunque la realidad es que esto puede tomar varios años.

Muchos de esos politiqueros salen ahora preguntando “¿pero que podía hacer yo?” o “pero ¿qué quieres tu que yo haga?”. O sea, esos que quieren ocupar los cargos de liderazgo no tienen idea de cómo tumbar la dictadura y se han quedado de brazos cruzados, sencillamente esperando por un milagro. Salvo pocas excepciones sólo hay una quejadera constante, que no resuelve nada. Tan vergonzosa es la diligencia opositora que Marcos Rubio les tuvo que recordar lo que dijo el Libertador: “cuando la tiranía de hace ley, la rebelión es un derecho”.

Hay una luz al final del túnel, pero pasaremos sólo si luchamos juntos. No podemos permitir que la apatía de adueñe de nuestras esperanzas. La lucha sigue .... nuestra madre tierra nos llama con dolor: ¡hijos de Venezuela no la dejemos abandonada!

Lo importante es que la presión del pueblo, la presencia en las calles debe seguir, aumentar e intensificar. No podemos quedarnos callados. Los venezolanos debemos unirnos, sin importar el pasado, porque lo que debemos superar es el presente para luchar por un mejor futuro. Aquí todos somos necesarios, afuera y adentro: ¡todos pidiendo la injerencia humanitaria!

A todos los militares y sus familias: deben tomar la decisión de tumbar la tiranía, o ser juzgados como traidores a la patria. Pueden ser parte de un pueblo que lucha por la libertad, o ser condenados por el resto de la historia como unos miserables cobardes.

La MUD puede escoger entre tumbar la dictadura o sumergirse en el lodo de su incoherencia politiquera. Dios los juzgara por su cobardía, mientras tanto, entre todos, con furia: ¡abajo la dictadura!
Calle Y Lucha. @DBonyuet
David Bonyuet