La maldad de los malos

David Bonyuet's picture

Burlarse de los asesinados durante la macabra jornada electoral es una muestra de desequilibrio mental, pero ya sabemos que Jorge Rodríguez es un anormal totalmente normal dentro de la jauría de criminales que componen el (des)gobierno. Pero con más de 17 asesinados, cientos de heridos, miles de propiedades atacadas con armas de fuego, muchos presos, innumerables abusos y un cinismo infinito, el régimen de Maduro demuestra que la maldad de los malos no tiene limites.

Cuando Mahatma Gandhi dijo “no me asusta la maldad de los malos, me aterroriza la indiferencia de los buenos”, fue sin conocer a los criminales chavistas. Nunca ha habido en la historia un gobierno tan perversamente criminal y con tanto ensañamiento contra su pueblo. El cinismo no tiene límites en las comunicaciones oficiales. Según Maduro: “subestimar la maldad de la oposición es el peor error que he cometido” muy a pesar de que la GNazi Chavista ha superado todas las perversidades conocidas en crímenes de guerra, desde asesinar niños, torturar estudiantes, robar a enfermeros, etc. El chavismo cada vez exhibe un crimen peor que el otro.

Por primera vez en la historia, un país en donde más de la mitad vota a favor de las locuras del Estado ¡NADIE sale a la calle a celebrarlo! La realidad salta a la vista: ¡esos 8 millones no existen!, pues si hubiese semejante apoyo popular todas las calles del país estarían inundadas de votantes felices celebrando la mayor victoria electoral de la década. Tibisay nos ha dado la clave de como Maduro está en la presidencia: ¡el fraude va por dentro! La cosa nunca era quienes votaban, sino como los sobre-cuentan.

La lección importante es que el CNE se ha descalificado para llevar cualquier elección en el futuro, como tampoco podemos confiar en el TSJ y mucho menos en nuestras fuerzas armadas. No hay elecciones posibles mientras el chavismo siga en el poder. Cualquier elección con el CNE debe entenderse como un acto de traición a Venezuela. El problema de los venezolanos lo tenemos que resolver los venezolanos... y si el chavismo no se ha querido ir por las buenas, entonces no pidan clemencia.

Para el chavismo el futuro de Venezuela es muy sencillo, con un arma nos apunta a la cabeza y dicen que podemos elegir en paz seguir siendo esclavos. No hay forma que el chavismo solucione todos los problemas que ha creado y cada día que pasa la crisis empeora.

La unidad está obligada a hacer cumplir los resultados de la Consulta Popular. Pedimos un gobierno de transición y ya es hora de que éste empiece a gestionar la salida de los criminales rojo rojitos. ¡Queremos cambio y lo queremos YA!

La maldad de los malos no puede ser enfrentada con la pasividad de los buenos. ¡Ya basta! #GobiernoDeTransicionYA. @DBonyuet
David Bonyuet